No te pierdas los mejores spots de publicidad

Huevos al horno con jamón de pavo y tomate


Os presento un plato muy sencillo de preparar como son estos huevos al horno con jamón de pavo y tomate. Son fáciles de preparar y siempre podemos variar según nuestros gustos los ingredientes con los que vamos a prepararlos. En este caso yo los hice en cazuelas individuales, pero podemos hacerla en una grande, tipo familiar y servirlos directamente. Otra opción es hacer el refrito en una sartén y luego ir pasando el contenido a las cazuelas para terminar de hacerlos en el horno. El resultado va a seguir siendo realmente rico.

Huevos al horno con jamón de pavo y tomate


Dificultad: muy fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 4-8 huevos
- 250 gramos de jamón de pavo
- 1 cebolla
- 1 bote de tomate frito
- 2 tomates maduros
- 1 lata de guisantes mediana
- 3 dientes de ajo
- Pimienta molida
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
En una cazuela grande o una sartén con un poco de aceite vamos a refreír los ajos laminados y la cebolla picada. A continuación agregamos el jamón de pavo cortado a dados y los guisantes, luego añadimos el tomate frito y mezclamos. Salpimentamos.

Hacemos un hueco en el centro de las cazuelas para echar uno o dos huevos por persona, o si es una cazuela de barro grande, pondremos todos los huevos repartidos desde el centro hacia afuera.

refreir-el-ajo-y-la-cebolla agregar-guisantes-y-jamon
añadir-salsa-tomate terminar-en-el-horno

Cortamos los tomates a rodajas más bien finas y las repartimos por encima de la cazuela. Salpimentamos y echamos un chorrito de aceite de oliva por encima. Metemos las cazuelas en el horno a 180 grados y dejamos hasta que los huevos están a nuestro gusto. Eso dependerá del gusto de cada uno, más o menos cuajado. Sacamos del horno con cuidado, que las cazuelas aguantan mucho el calor, y servimos. Bon appétit!

Calamares en su tinta


Los calamares en su tinta son un magnífico plato con un sabor y presencia espectacular. La forma de hacerlos o prepararlos es de lo más sencillo por lo que siempre aconsejo el probarlos porque el resultado es fantástico. Lo único que nos puede llevar más tiempo, por así decirlo, es limpiar los calamares, pero os dejo el enlace de limpiar chipirones para que veáis cómo se hace y que no tiene dificultad alguna. La receta de calamares en su tinta es prácticamente la misma que la forma de preparar chipirones en su tinta, por lo que siempre podéis hacer una u otra según os guste más o tengáis el producto a mano. Os va a encantar su sabor.

Calamares en su tinta



Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo y medio de calamares
- 2-3 cebollas
- 2 pimientos verdes
- 6 dientes de ajo
- 1 zanahoria
- 2-3 bolsas de tinta de calamar
- 1 vaso de vino blanco
- 3-4 patatas medianas
- Sal
- Pimienta negra
- 1/2 guindilla
- Aceite de oliva

Preparación:
Limpiamos los calamares y reservando los tentáculos o patas. Os he dejado el enlace de cómo limpiar chipirones arriba.

Freímos los dientes laminados en una olla mediana con un fondo de aceite de oliva y a continuación, agregamos las cebollas picadas, los pimientos y la zanahoria también picada. Dejamos que se pongan blanditas las verduras. Agregamos las patas troceadas de los chipirones y dejamos que se hagan. Añadimos la media guindilla (no más para que luego no pique demasiado, tiene que tener su puntito picante suave). Salpimentamos.

Cuando está listo el refrito, apartamos y dejamos templar.

Rellenamos los calamares ya limpios con el contenido de la olla reservando la mitad de la verdura. Los cerramos con un palillo para que no se salga el relleno.

Volvemos a poner la olla con un poco de aceite e introducimos los calamares ya rellenos. Rehogamos un poco y añadimos un vaso de vino. Dejamos unos minutos y, a continuación, añadimos dos o tres sobres de tinta de calamar y un vaso de agua. Mezclamos.

Dejaremos que se hagan durante 20-30 minutos. Cuando están listos los chipirones, los sacamos de la olla y reservamos. La salsa la pasamos por la batidora. Rectificamos de sal.

Presentamos el plato con las patatas, los calamares y la salsa ya triturada por encima. Bon appétit!

Canelones de gambas


Hoy cocinamos canelones de gambas. Una forma diferente de preparar este rico plato de pasta que a mi me encanta siempre y que admite cualquier tipo de variación en el relleno. La forma de hacerla es sencilla, aunque hay que reconocerlo, algo laboriosa. Un pochado de verduras y agregar las gambas con un rico fumet que hice aprovechando la piel y las cabezas de las gambas, imaginaros que sabor más rico. Si no tenéis gambas frescas y utilizáis congeladas, siempre podéis poner un poco de caldo de pescado para realzar el sabor.

Canelones de gambas


Coste: bajo-medio
Dificultad: media

Ingredientes: (4-6 personas)

- 10-12 láminas para canelones dependiendo los comensales
- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes
- 1 pimiento rojo
- 2 zanahorias
- 4 dientes de ajo
- 200 gramos de gambas
- Tomate frito
- Queso rallado o para gratinar
- Harina
- Leche
- Nuez moscada
- Mantequilla
- Pimienta molida negra o blanca
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Lo primero que haremos es pelar las verduras y pocharlas en una sartén con aceite de oliva bien picadas. Mientras se hacen las verduras, hacemos el fumet. Para ello, pelamos las gambas y reservamos la carne. Las cabezas y la piel la ponemos en una cacerola con dos dedos de agua y un poco de sal. Llevamos a ebullición un par de minutos y lo ponemos todo en el vaso de la batidora. Trituramos, colamos y reservamos.

Mientras, podemos cocer las láminas de los canelones según nos indica el fabricante y las reservamos encima de un paño limpio. Así las tenemos listas.

Una vez están todas las verduras blandas, agregamos las gambas peladas y el fumet. Salpimentamos y dejamos que se consuma el caldo. No tiene que estar líquido. Al reducir, el sabor se potencia y pierde líquido. Tampoco dejarlo seco!

pochar-verduras hacer-fumet
agregar-gambas-y-fumet meter-en-el-horno

Apartamos y dejamos enfriar. Rellenamos las láminas de los canelones.

En una bandeja de horno grande, ponemos un fondo de tomate frito y distribuimos los canelones ya rellenos. Hacemos una bechamel con la mantequilla, la harina, la leche y salpimentamos.

Echamos la bechamel por encima de los canelones y espolvoreamos queso rallado por encima. Metemos la fuente en el horno precalentado a 160 grados y gratinamos el queso. Una vez listo, sacamos del horno y dejamos enfriar un poco antes de servir. Bon appétit!

Empanada de mejillones


Os enseño hoy a preparar una empanada de mejillones muy típica de Galicia. Yo la hago así y sale estupenda, también es verdad que para que tenga un buen sabor hay que añadirle bastante mejillón, y como es un producto muy económico, no debéis escatimar el esto. Os aseguro que el resultado es una empanada con una masa parecida al pan sin elevar con ese sabor que le otorgan los jugos del refrito y el color rojizo del pimentón y un interior muy sabroso. Genial para compartirla en familia.

Empanada de mejillones


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2 mallas o kilo y medio de mejillones frescos
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla grande
- 1 pimiento verde de asar
- 1 pimiento rojo de asar
- Sal
- Pimienta negra molida
- 1-2 hojas de laurel

Para la masa:

- 500 g de harina de trigo
- 15 gramos de levadura prensada o 1 sobre de levadura en polvo de panadería
- 1 vaso de agua tibia
- Pimentón dulce
- 1/2 vaso de aceite de oliva
- 1/2 cucharadita de sal

Preparación:
Limpiamos el exterior de loas mejillones y le quitamos las barbas. Ponemos una olla con un dedo de agua, metemos la hoja de laurel y echamos los mejillones. Ponemos a fuego medio hasta que se abran todos y una vez abiertos, reservamos y dejamos enfriar.

Laminamos los ajos y cortamos las verduras a daditos o tiras, según queramos y las ponemos en una sartén con un poco de aceite de oliva a que se pochen y queden blandas. Salpimentamos. Una vez listas, añadimos una cucharada de pimentón y removemos para refreírlo un poco. Apartamos.

Hacemos la masa para la empanada. Podéis ver cómo se hace en el enlace de masa de empanada gallega. Yo le suelo sustituir parte del aceite por el mismo del refrito. Cuando tenemos el refrito listo, lo ponemos en un colador y los jugos que suelta se los incorporo a la harina y le añado un poco menos de aceite. Como la mitad aproximadamente. En este caso, también le puse un poco del caldo de los mejillones en vez de agua. Pero podéis hacerla normalmente. Así toma ese color característico la masa y más sabor.

Una vez tenemos la masa, la dividimos en dos y las estiramos, primero la parte de abajo. La hacemos del mismo tamaño que la bandeja del horno o si queremos, redonda, es cuestión de gustos también. Echamos las verduras por encima y los mejillones, la mitad troceados y la otra enteros y repartidos.

dividir-la-masa poner-relleno-encima

Cerramos con la otra parte de la masa ya estirada y si queremos o nos ha sobrado masa, ponemos unas tiritas y círculos de la misma masa a modo de decoración. La pintamos con huevo batido, si no, tampoco pasa nada.

La metemos en el horno precalentado a 170 grados y dejamos que se haga durante unos 30 minutos. Abrimos para ver si está lista después de ese tiempo o la dejamos unos minutos más, eso va en función del horno. Sacamos la empanada, dejamos enfriar y lista para comer. Bon appétit!

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...