No te lo puedes perder

California Club Sándwich

California-Club-Sandwich

Os presento este California Club Sándwich típico americano que podéis preparar en casa muy fácilmente y está verdaderamente rico.

Los ingredientes son muy sencillos de encontrar y podemos tenerlos incluso en casa por lo que os recomiendo que miréis la nevera y lo hagáis para cenar o para compartir con los amigos y junto a unas patatas fritas que es como se suele comer allí. En este caso yo he utilizado un pan de molde sin corteza, pero si le ponéis un pan con cereales queda mucho mejor ya que le da consistencia y un toque diferente. La idea de hacer este California Club Sándwich americano me surgió al tener una fantástica lechuga roble que me enviaron los chicos de la tienda online de frutas y verduras FresCamp. Ahí podéis ver la variedad de productos que tienen y visitarlos, si os gusta algo os lo mandan en 24 horas a casa para que no pierdan ninguna de sus propiedades. El sándwich original no tiene por qué llevar la lechuga roble, pero a mí me encantaba la idea por su color y su su magnífico sabor. Le da un toque fantástico. También en ciertos sitios lo ponen con unos trozos de aguacate que le otorgan mucha más suavidad, pero como no es parte imprescindible de la receta no he querido ponerlo, si vosotros queréis lo podéis hacer. Espero como siempre que os guste. ¿Ya conocíais el California Club Sándwich? ¿Qué sándwich americano os gusta más?

Presentación-del-California-club-sándwich

California Club Sándwich


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:(Por cada sándwich)

- 3 rebanadas de pan de molde o semillas
- 2 lonchas de jamón cocido
- 3 lonchas de bacon
- Unas hojas de lechuga
- 1 loncha de queso
- 2-3 rodajas de tomate
- 2-3 rodajas de cebolla
- Mayonesa
- 1 aguacate (opcional)


Preparación:
Primero tostamos las rebanadas de pan pero sin ponerle mantequilla ni nada. Cuando están tostadas reservamos.

Refreímos el bacon y reservamos. Untamos las tres rebanadas de pan con mayonesa. En la primera de ellas o lo que va a ser el primer piso del sándwich después de la mayonesa ponemos el bacon ya refrito, encima la lechuga roble (o la que tengáis en casa), las rodajas de tomate y de cebolla. Agregamos un poco más de mayonesa. Ponemos la siguiente rebanada con la mayonesa por encima.

primer-piso-del-sandwich-con-el-bacon-y-las-verduras Segundo-piso-con-jamon-y-queso.-Aguacate-opcional

Ahora le ponemos las lonchas de jamón cocido, el queso y si queremos, unas rodajas de aguacate, que es opcional. Cerramos con la última rebanada. Ponemos cuatro palillos para aguantar el conjunto, cerca de los bordes, no de las esquinas. Cortamos en cuatro triángulos y lo presentamos con unas patatas chips. Listo para comer. Bon appétit!

Significado de los cubiertos sobre el plato

Muchos no sabemos exactamente el significado de los cubiertos en el plato y que, depende de cómo los pongamos, el camarero sabrá qué debe hacer en cada momento.

Las diferentes posiciones podrán indicarle al camarero, desde que hacemos una pausa hasta que no nos ha gustado lo que hemos acabado de comer. Son unas reglas de protocolo para cenas formales pero que nos sirven para cualquier ocasión si nos acostumbramos a ellas y siempre es bueno conocerlas. Tampoco creáis que es de mala educación dar una opinión negativa sobre una comida, es lo que pensamos y así lo transmitimos. Lo que a uno no le gusta para otra persona puede ser fantástico. Es cuestión de gustos. Os dejo las posiciones para que veáis como se ponen los cubiertos y su significado. Espero que os sirva. Ah, una recomendación, esto más que nada es para restaurantes, bares y cenas con cierto protocolo, si vais a casa de vuestra suegra, mejor que no pongáis los cubiertos entrelazados indicando que no os ha gustado, quizás tengáis un conflicto diplomático  ;) jeje ¿Vosotros ya sabíais su significado? ¿Y lo soléis poner en práctica, o solo en cenas especiales?

Pausa Pausa
Cuando ponemos de esta forma los cubiertos, el camarero sabrá que no hemos terminado de comer y estamos haciendo simplemente una pausa.
Siguiente-plato Siguiente plato
Si cruzamos de esta forma el cuchillo y el tenedor, el camarero sabrá que hemos terminado y puede llevarse el plato para traer el siguiente.
Termino-sin-valoracion Ha terminado sin valoración
Una vez terminamos, si no tenemos ninguna opinión buena o mal del plato, estamos indicando que lo pueden retirar.
Excelente Excelente
Hemos terminado y nos ha encantado.
No-me-ha-gustado No nos ha gustado
Simplemente no nos ha gustado y puede llevarse el plato. No es una descortesía, es una opinión personal.

Si estáis interesados o si os pica el gusanillo para aprender un poco más sobre el tema, podéis pasaros por este artículo sobre cómo colocar la mesa correctamente o la disposición de los comensales en la mesa. Espero que os sean de ayuda. Como siempre, Bon Appétit!

Pimientos verdes rellenos de patata y chorizo

Pimientos verdes rellenos de patata y chorizo

Vamos a ver cómo preparar unos pimientos verdes rellenos de patata y chorizo que están realmente ricos y os van a sorprender por la suavidad del relleno y el increíble sabor que conseguimos. Es muy fácil de hacerlos y una manera diferente de comer en familia o como entrante de otro plato. Si estamos acostumbrados a hacer un puré de patatas esta receta es una solución fantástica para utilizarlo de una forma diferente. Están espectaculares! ¿Os animáis o ya los habéis probado alguna vez?

Pimientos verdes rellenos de patata y chorizo


Dificultad: bajo
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 3/4 de kilo de pimientos verdes
- 150 gramos de chorizo
- 2 patatas
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- Sal
- Pimienta
- Harina de trigo
- Aceite de oliva


Preparación:
Limpiamos las patatas y las cocemos en agua con sal hasta que están blandas. Al mismo tiempo que se hacen las patatas, hacemos un pequeño refrito en una sartén con aceite de oliva, el ajo y la cebolla picada finamente hasta que esté todo blando y con un poco de color.

Picamos el chorizo a dados pequeños y lo agregamos al refrito. Damos un pequeño golpe de calor para que el chorizo suelte un poco de grasa, salpimentamos y apartamos.

refreir-el-chorizo-al-refrito agregar-el-chorizo-a-las-oatatas
rellenar-los-pimientos-con-cuidado sellar-la-parte-exterior-con-harina

Cuando las patatas están listas las pelamos con cuidado de no quemarnos y las aplastamos con un tenedor hasta que tengamos un puré. Le agregamos el refrito a las patatas y mezclamos bien. Probamos para rectificar de sal si hace falta. Ya sabéis que las patatas suelen absorber bastante sal. Una vez tenemos el relleno reservamos.

Lavamos los pimientos verdes y les cortamos la parte superior que es por donde vamos a rellenarlos. Quitamos las semillas y empezamos a rellenarlos con cuidado de no partirlos. Podemos utilizar una cucharilla y con paciencia introducir el relleno.

Una vez están todos rellenos vamos a sellar con harina la parte exterior de los pimientos para que no se deshaga el relleno al freírlos. Para ello simplemente los pasamos por la harina y sellamos bien dando unos golpecitos suaves para que la harina quede bien pegada.

Ponemos una sartén con aceite y los freímos. Como mejor quedan los pimientos fritos es sin llegar a que estén mucho tiempo y la carne esté ‘aldentes’. Es decir, sin que queden totalmente blandos. Una vez fritos, los ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y listos para comer. Bon appétit!



Si le añadimos un poco de pimentón de la Vera de calidad le damos un sabor extra al relleno que lo hace delicioso!


Para que entre más relleno le cortamos las pintas a los pimientos. De esa forma no queda una cámara de aie en el interior y podemos rellenarlos enteros.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Visítame en Google+