Te recomendamos


martes, 24 de mayo de 2016

Caldereta de jabalí

Receta de caldereta de jabalí

Os propongo caldereta de jabalí. No se si alguno lo ha probado con anterioridad pero, a mi, me encantan los guisos de jabalí. Si no lo habéis comido antes, os aseguro que es una carne de caza con un sabor único y con carácter. Al igual que la carne de venado, son carnes que se distinguen por su sabor particular y muy magras. La forma que os propongo hoy, una caldereta, es un guiso tradicional con vino y especias, que le van a otorgar más fuerza y potencia a la carne del jabalí. Es muy sencilla y la prepararemos con un buen vino tinto, que es importante, y le dará más aroma. Ya me contaréis qué tal os sale si decidís prepararla en casa.

Caldereta de jabalí



Dificultad: baja-media
Coste: medio

Ingredientes: ( 4 personas)

- 350 gramos de carne magra de jabalí
- 6 dientes de ajo
- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes
- 1 tomate maduro mediano
- 1/2 litro de vino tinto de calidad
- 3 patatas
- Pimentón de la Vera
- Pimienta en grano
- Laurel
- Tomillo
- Romero
- Clavos de olor
- Harina para freír
- Sal
- Aceite de oliva virgen

Preparación:

Lo primero que vamos a realizar es una maceración con el vino, la carne y especias. Para ello ponemos la carne a trozo en un recipiente, que luego vamos a meter en el frigorífico durante 24 horas. Yo lo dejé ese tiempo, pero podéis acelerar el proceso y dejarlo 12 horas. A la carne le ponemos un poco de sal, pimienta en grano al gusto, tres clavos de olor, una cucharadita de pimentón de la Vera, tomillo y orégano. Añadimos el vino tinto de calidad, y repito, de calidad, y cubrimos. Cerramos y dejamos macerar. Es una pena que no le hice la foto, porque tenía una pinta increíble.

Una vez ha pasado ese tiempo sacamos la carne de la maceración, la ponemos en un colador para que suelte el líquido, y las pasamos por harina para freírlas. No tiréis el líquido porque el vino nos servirá luego! Podemos hacerlo en la misma olla o en una sartén aparte. Yo lo hice en la misma olla.

En una olla a presión, para no tardar tres horas al estilo tradicional, echamos un fondo de aceite, freímos los ajos enteros pero sin piel y cuando han tomado color, los pasamos a un mortero que luego prepararemos.

Echamos la carne en la olla y freímos para sellarlas. No tiene que quedar frita del todo, es solo para sellar los jugos y luego, esa misma harina espesará la salsa. Reservamos. Os recomiendo no poner todo a la vez, poco a poco aunque tardemos más para que no se enfríe el aceite.

Sellar la carne de jabalí

Una vez tenemos la carne, echamos la cebolla picada y los pimientos a trozos pequeños. Vamos a ir dejando pochar las verduras para que tomen color. Una vez están listas, agregamos el tomate a dados y dejamos que se ponga todo blando a fuego bajo-medio.

Hacemos el majado en el mortero con los ajos fritos, un poco de sal, unos granos de pimienta, tomillo, romero y pimentón.

Agregamos la carne a las verduras, removemos, agregamos un par de hojas de laurel y el majado del mortero. Mezclamos bien y dejamos unos minutos.

A continuación, agregamos un vaso del vino de la maceración, y ponemos a fuego medio para que evapore el alcohol durante unos minutos.

Añadir el vino

Cubrir con agua

Pasado ese tiempo, añadimos las patatas cascadas, cubrimos con agua y cerramos la olla. Lo vamos a dejar 20-25 minutos a partir de que empieza a salir presión. La carne de jabalí hay que dejarla un poco más que la ternera.

Yo les eché las patatas cascadas, pero si queréis, podéis hacer la carne y luego poner las patatas fritas. Es cuestión de gustos.

Abrimos la olla, dejamos reducir a fuego bajo el caldo, que moveremos de vez en cuando, para que no se pegue o asiente y lista para servir. Rectificar de sal si es necesario. Si queréis, también podéis apartar la carne y triturar la salsa, aunque a mí estos platos me gustan un poco más bastos. A mojar pan... Bon appétit!

viernes, 20 de mayo de 2016

Flan de canela casero

Flan de canela casero

Os dejo la receta de flan de canela para que disfrutéis de este postre casero y realmente bueno. Los postres que hacemos con cariño y con buenos ingredientes, siempre, o casi siempre, ya se sabe que la repostería es una ciencia exacta, salen bien. Yo os voy a dejar esta fantástica receta de flan de canela casero que os va a encantar y es muy, pero que muy fácil de hacerla en casa. Vamos a utilizar el baño María, una forma tradicional y de toda la vida de hacer los mejores flanes. Ya me contaréis por Facebook qué tal os salen. Están para rebañar con la cucharilla!

Flan de canela casero



Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (8-10 flanes individuales)

- 8 huevos
- 1,5 litros de leche entera
- 250 gramos de azúcar blanco
- Canela en rama y molida
- 1 limón
- Caramelo líquido

Preparación:
La cantidad de flanes también va a ser un poco proporcional al tamaño de las flaneras, pero siempre podéis poner una flanera familiar y echarlo todo ahí.

Ponemos el litro y medio de leche a calentar a fuego medio con la piel de un limón y una rama de canela. Dejamos que hierva a fuego suave unos cinco minutos. Mientras, ponemos el caramelo líquido en el fondo de las flaneras y un poco de canela en molida. Podéis ver la receta del caramelo líquido o comprar el que venden en los supermercados.

Apartamos la leche y echamos una cucharadita de canela, no os cortéis, los flanes son de canela! mezclamos y dejamos que vaya templando y perdiendo calor.

En un recipiente, batimos los huevos con el azúcar. Que quede todo bien disuelto. Si queréis, luego podéis pasarlo por un colador a otro recipiente. De esa forma no quedaran trocitos de huevo ni nada por el estilo.

Cuando ya la leche está tibia, vamos a ir añadiendo y moviendo a la vez (poco a poco) los huevos con el azúcar a la leche a la que le habremos quitado la canela en rama y la piel del limón.

Una vez mezclado todo bien, eliminamos la espuma que haya podido producirse al moverlo con una espumadera. Lo vamos echando en las flaneras y calentamos el horno a 170 grados.


Los flanes ya listos, los ponemos al baño María y los introducimos en el horno ya caliente, durante 40-45 minutos. Una vez pasado ese tiempo, abrimos el horno y nos aseguramos que están cuajados pinchando con un palillo, si sale seco, es que están perfectos.

Sacamos con cuidado los flanes (dejar el recipiente con agua, ya que es má fácil sacar los flanes que todo entero) y los ponemos en un lugar para que pierdan el calor. Una vez fríos, los metemos en el frigorífico y listos para comer. Bon appétit!

lunes, 16 de mayo de 2016

Lentejas con esparragos trigueros

Lentejas con espárragos trigueros

Los lunes ya se sabe, lentejas, Hoy os presento una receta de lentejas con espárragos trigueros, para que aprovechéis los productos de temporada. Yo le he puesto su toque de chorizo, para darle más aroma y sabor, aunque con un buen pimentón de la Vela, la verdad, todo es más fácil, Quizás nunca las habéis probado así, con espárragos trigueros, pero os adelanto, que además de seguir con la norma de hacer recetas fáciles para toda la familia, están muy ricas. Mirad que pintaza que tienen y como piden unas buenas rebanadas de pan. ¿Que os parece la idea? Ya sabéis, podéis dejas vuestros comentarios en mi página de Facebook y nunca está de más compartir y dar a un like. ;)

Lentejas con espárragos trigueros



Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de lentejas
- Un puñado de espárragos trigueros
- 2 dientes de ajo
- 1/2 cebolla
- 2 patatas
- Tomate frito
- 1 hoja de laurel
- Pimentón de la Vera
- Pimienta negra molida
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Ponemos en una olla con un fondo de aceite los ajos a dorar ya laminados. Dejamos que tomen color y agregamos la cebolla picada. Todo ello a fuego medio. Cuando empieza a tomar color, agregamos un poco de tomate frito, como un par de cucharadas y el laurel. Damos unas vueltas y mezclamos.

Añadimos los espárragos trigueros limpios y cortados a nuestro gusto. Mezclamos. Agregamos una de las patatas cortada a dados muy pequeños y la otra a dados más grandes. De esa forma la patata se va a deshacer y nos va a otorgar un espesor fantástico a nuestras lentejas. Añadimos las lentejas y el chorizo y salpimentamos. Rehogamos un poco y lo dejamos hasta que el chorizo suelta un poco de jugo.

Rehogar las lentejas y las verduras

Añadimos una cucharada del pimentón de la Vera, veréis qué olor más fantástico sale de la olla en este momento. Removemos con rapidez y agregamos agua o caldo de verduras hasta tapar por completo los ingredientes.

Añadir el caldo a las lentejas

Dejamos a fuego bajo-medio, con la olla tapada hasta que estén las lentejas y las patatas listas. Rectificamos de sal si hace falta. Cuando se está haciendo, a mi me gusta ir moviendo la olla haciendo círculos. De esa forma las patatas se van deshaciendo y conseguimos un caldo espeso y realmente rico.

Una vez listas, apartamos y dejamos reposar unos minutos antes de servir con unas buenas rebanadas de pan. Bon appetit!

loading...

Visítame en Google+