No te pierdas los mejores spot de publicidad en español

Espaguetis a la carbonara


Los espaguetis a la carbonara son uno de los más famosos de la cocina italiana, y podemos hacerlos en casa muy fácilmente por sus pocos ingredientes y su mínimo tiempo de preparación. Son unos espaguetis que, como vais a poder comprobar, van a quedarnos sueltos y muy cremosos. Sus principales ingredientes van a ser el huevo y el bacon que podemos encontrarlos en prácticamente en cualquier parte del mundo, por lo que siempre podremos preparar este delicioso plato. En esta ocasión no llevan nata, ya que la receta típica no lo lleva, y es a base de huevo, bacon y queso parmesano. Aunque si no lo tenemos podemos sustituirlo.

Espaguetis a la carbonara


Ingredientes: (4 personas)

- 300 gramos de espaguetis
- 3 huevos
- 200 gramos de bacon
- Queso rallado
- Sal
- Pimienta blanca molida
- Aceite de oliva

Preparación:
Cocemos los espaguetis el tiempo que indique el fabricante. Por supuesto, sin aceite y con un poco de sal. Los ponemos bajo el grifo para enfriarlos con agua y reservamos.

A continuación, hacemos la salsa o crema carbonara. La vamos a hacer la más típica y parecida a la original, y me consta que en muchos sitios le agregan nata. Nosotros no se la vamos a añadir para intentar respetar la receta.

Cortamos el bacon, eso lo podemos hacer mientras se hacen los espaguetis, al igual que el resto de pasos, por adelantar. Reservamos.

En un plato o recipiente, ponemos un par de huevos enteros y una yema. La clara la podemos utilizar para otra cosa más adelante o para añadirla a una tortilla, por ejemplo. Batimos y agregamos el queso rallado. La cantidad es al gusto, pero sin pasarse demasiado. En cuanto al tipo, lo normal es parmesano, pero si no lo tenéis, no pasa nada, le podéis agregar el que os guste, siempre que no sea muy fuerte de sabor. Agregamos una pizca de sal y pimienta. Reservamos.

añadir-yemas añadir-el-queso
cortar-bacon refreir-bacon

Ahora refreímos el bacon en una sartén con un poco de aceite. No lo doréis, solo refreírlo por encima ya que perdería su jugosidad. Con un minuto o dos creo que es más que suficiente.

Ahora, ya esto es cuestión de cada uno. Mezclamos los huevos y el queso con los espaguetis y le echamos por encima el bacon o agregamos el bacon al el huevo y se lo echamos a los espaguetis. Como queráis.
Si vemos que está frio los podemos poner en una olla a calentar mientras removemos, pero con mucho cuidado de no cuajar nunca el huevo. Servimos y listo. Bon appétit!

Porrusalda tradicional


La porrusalda, típica del País Vasco, aunque es muy sencilla de realizar, no tiene que envidiarle nada a otro tipo de sopas y platos más elaborados y que requieren más tiempo en la cocina. Para realizar la porrusalda, lo principal, es tener a mano ingredientes de buena calidad, y en este caso, el ingrediente principal es el puerro. Intentaremos acercarnos al mercado y comprar un manojo de ellos que sean del país, o en su defecto, que no sean muy gruesos pero de calidad. Eso lo sabremos al cortar las hojas verdes y al olerlos. En cuanto a la porrusalda, aunque hay variedades que incluyen calabaza o zanahorias. Esta en concreto, creo que es la más típica o fiel a la original.

Porrusalda tradicional


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4 puerros medianos
- 250 gramos de bacalao seco
- 2 dientes de ajo
- 3 patatas medianas
- Aceite de oliva
- Pimienta
- Sal

Preparación:
Una noche antes metemos el bacalao en agua para desalarlo. Al día siguiente, le cambiamos el agua. (también los hay desalados o en su punto de sal que nos pueden valer). Lo desmigamos y en una cacerola con medio litro de agua lo ponemos a hervir durante cinco minutos. Después lo apartamos y reservamos.

purrusalda 02
bacalao para purruslda

Cortamos los ajos en láminas y las ponemos en una olla mediana con un poco de aceite de oliva. Limpiamos los puerros y le quitamos las hojas más verdes. Los cortamos a unos dos o tres centímetros de largo y los ponemos junto a los ajos. Sacamos el bacalao del agua y lo ponemos en la olla. A continuación, cascamos las patatas con el cuchillo y las rehogamos junto a los ajos, los puerros y el bacalao.

puerros purrusalda
cascar patatas
poner patatas
agua para purrusalda
purrusalda
terminando la purrusalda

Le damos unas vueltas con cuidado para no partir los puerros y añadimos el agua de la cocción del bacalao. Añadimos un poco de pimienta y sal. Llevamos a ebullición hasta que la patata esté lista. Entre diez y quince minutos. Rectificamos de sal si es necesario y servimos caliente. Bon appétit!


Podemos comprar el bacalao desmigado y desalado. De esa forma ahorramos tiempo en la preparación y hacerlo el mismo día todo, sin necesidad de prepararlo desde el día anterior.

Bolitas de patata y atún


Os presento unas bolitas de patata y atún que, además de ser una receta de lo más fácil y económica, les va a encantar a los más pequeños de la casa. Es una forma genial para que los niños y no tan niños coman este tipo de pescado tan sano y nutritivo. También estas bolitas de patata y atún son geniales para hacerlas y guardarlas en el congelador para utilizarlas cuando queramos. Las sacaríamos unos minutos antes de freírlas y listo.

Bolitas de patata y atún


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 4 patatas medianas
- 2-3 latas de atún en aceite vegetal
- Pimienta negra molida
- Perejil
- Ajo en polvo
- Sal
- Harina
- Pan rallado
- 1-2 huevos



Preparación:
Pelamos las patatas y las cortamos a trozos medianos. Las ponemos a hervir en abundante agua y sal hasta que estén tiernas como para hacer un puré de patas.

Mientras se hacen las patatas, en un bol, ponemos el atún escurrido parcialmente de su aceite, junto a un poco de sal, pimienta molida negra, perejil picado y ajo en polvo. Yo lo puse en polvo, pero si queréis darle más potencia y sabor, le picáis o le ralláis uno para dejarlo muy fino. Mezclamos y reservamos.

relleno-para-mezcla mezclar-atun
mezclar-ingredientes dar-forma-a-las-bolitas


Cuando las patatas están listas, las pasamos escurridas al bol. Aplastamos y mezclamos bien hasta conseguir una masa con pequeños trozos de patata sin aplastar, para darles un toque rústico. A mí me gusta mucho así.

Dejamos templar y hacemos bolitas no muy grandes con la mezcla. Las colocamos en un papel de aluminio y, cuando están todas, las pasamos al frigorífico para que tomen cuerpo. En unos 15 minutos están listas.

Ahora las sacamos del frigorífico y las pasamos primero por harina, luego huevo batido y por último por el pan rallado. Hay gente que las pasa por el huevo y luego por el pan rallado, a mí me gusta más de la primera forma.

Una vez las tenemos todas listas, ponemos una sartén con abundante aceite a calentar y cuando tiene una buena temperatura, más bien alta, las freímos. Tendremos cuidado de no quemarlas y que obtengan un color bonito. Las ponemos sobre papel absorbente y listas para servir. Nosotros las pusimos sobre una cama de tomate frito, por ejemplo. Pero podéis ponerles encima un palillo y servirlas tal cual. Bon appétit!

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...