No te pierdas los mejores spots de publicidad

Cinco recetas para llevar a la playa

Os dejo una selección de las mejores cinco recetas para llevar o ir a la playa. Son platos playeros de toda la vida y que dan siempre muy buen resultado entre la familia y los amigos. Este tipo de comida suele tener la característica de ser platos fáciles de preparar y que, en la mayoría de los casos, podemos hacer bocadillos con ellos, trocear y repartirlo entre los comensales o comerlos directamente del mismo recipiente o tupper que llevamos. Si aún estás pensando qué llevar de comer a la playa, el campo o la piscina seguro que aquí vas a encontrar la solución. ¿Y vosotros que recetas soléis preparar para ir a la playa?

Cinco recetas para llevar a la playa


Empezamos por uno de los más típicos de nuestra gastronomía playera, no me digáis que no es el clásico por excelencia. Mamá yo quiero tortilla!

Tortilla de patatas

Tortilla de patatas

Otra receta muy fácil de hacer y que da muy buenos resultados son las empanadas. Siempre las podemos llevar donde queramos y luego repartir. En este caso, una rica empanada de atún y pimientos. Imaginaros y no me digáis que no se os hace la boca agua.  Es ideal para reuniones con amigos. Córtame un trozo de empanada, María, que tiene una pinta estupenda!

Empanada de atún y pimientos

Receta de empanada de atún y pimientos

Un plato bien frío como unas patatas aliñás harán las delicias de todos en la playa, el picnic o la piscina. Quién puede resistirse a meter un tenedor y probarlas. Qué ricas te han salío, Tere, me voy a poner pujo!

Papas aliñás

Receta de papas aliñás

Seguimos con platos fríos como esta ensalada veraniega de pasta con salsa rosa. Un plato de los más sencillos y fáciles de preparar, además es muy nutritivo por las verduras que tiene. Genial para que los niños la coman bien fresquita. ¿Miguelito, quieres más? Siii.

Ensalada de pasta con salsa rosa

Receta de ensalada de pasta con salsa rosa

Por último, y no menos importante, otro grande de nuestra gastronomía playera, pero esta vez bebida. Nuestro gazpacho andaluz de toda la vida. Esto sí que se acaba pronto. No hay nada más refrescante y nutritivo concentrado en un vaso de plástico de color azul o verde. Porme un poco más, Juana, quesque yo solo soy capá de tomarme un litro. Me van a salí las vitaminas por las orejas!

Gazpacho andaluz

Receta de gazpacho andaluz

Espero que, como siempre, os gusten mis recetas y que os sirva esta pequeña guía para ayudaros. Hay muchas más pero creo que estas son las recetas más típicas para llevar a la playa. Otro día prepararé las recetas para llevar al campo. Si tenéis algún plato que siempre hacéis para llevar y disfrutar con los amigos, no dudéis en ponerlo en los comentarios. Bon appétit!

Brillo para tartas o cobertura casera de postres

Cómo hacer en casa brillo para tartas o cobertura casera de postres

En más de una ocasión hemos necesitado dar brillo a una tarta, o poner una cobertura transparente para otorgarles a nuestros postres un efecto increíble y más apetitoso. Vamos a ver cómo se hace muy fácilmente un brillo para tartas o cobertura brillante casera aprovechando que hice una tarta de manzanas. Podéis hacerlo siempre que queráis pero ya que nos ponemos, lo aprovechamos todo. El resultado que vais a obtener es una especie de gelatina semitransparente y dulce con la que pintaremos nuestros postres. Aguanta muy bien en el frigorífico y podemos tenerla reservada para siempre que queramos.

Brillo para tartas o cobertura casera de postres


Dificultad: Muy baja
Coste: barato

Ingredientes:

- 3-4 corazones y pieles de manzana
- 1 vaso de agua
- Azúcar

Preparación:
Metemos los corazones y las pieles de las manzanas en una olla, le agregamos un vaso de agua o vaso y medio. Ahora podemos añadir el azúcar o lo hacemos luego. Yo lo hice posteriormente, pero podemos ponerlo todo junto.

Llevamos a ebullición y lo dejamos hasta que los corazones están blandos, en unos minutos están listos.

La cantidad de azúcar aconsejado es de 600 gramos por cada litro de agua, es  decir que si hervimos los corazones y las pieles y le echamos un vaso de aproximadamente 250 cl de agua le añadiremos 150 gramos de azúcar. A mí me salió 310 cl de líquido después de hervirlo, así que le añadí unos 210 gramos de azúcar. Podéis siempre hacer una regla de tres o la cuenta de la abuela, que es más práctico.

hervir-los-corazones-y-piel dejar-que-se-ponga-blando
colar dejar-consumir

Si no pusimos el azúcar, quitamos los corazones y las pieles y añadimos a continuación. Dejamos que hierva a fuego bajo-medio fasta que el líquido se va consumiendo y va tomando un color algo más oscuro. Cuando vemos que empieza a estar algo espeso ya estaría listo. Apartamos y colamos. Yo estrujo bien las manzanas para que suelten todo el jugo.

Metemos el líquido en un bote de cristal y dejamos enfriar antes de meterlo en la nevera. Cuando lo saquemos estará más espeso, así que lo mismo si hemos dejado mucho tiempo consumir, necesitaremos templarlo antes de utilizarlo.

Si lo pusimos todo junto, simplemente dejamos que se haga esa especie de almíbar y colamos. Lo guardamos también en un bote y dejamos enfriar antes de meterlo en la nevera.


Una vez frío ya está listo para utilizar nuestro brillo para tartas o postres casero. Bon appétit!


Si queremos que nos quede una capa parecida a la gelatina, es decir un poco más densa y no solo con brillo, le añadiremos al hacerla una lámina de gelatina neutra. De esa forma, espesará aún más y podremos crear una capa fina y más compacta por encima.

Hamburguesa de lentejas, cocina de aprovechamiento

Aprovechar las sobras de comida y hacer hamburguesas de lentejas

A veces nos sobra comida, como en este caso que me sobraron unas lentejas y al día siguiente hice esta hamburguesa de lentejas como cocina de aprovechamiento. No podemos permitirnos el lujo de tirar nada a la basura y lo que haremos es intentar ‘reciclar’ por así decirlo todo las sobras que tengamos. Fijaros qué simple y, seguro que no os lo esperáis, rica que sale esta hamburguesa de aprovechamiento de un estofado de lentejas del día anterior. Esto se lo ponéis a cualquiera y se queda sorprendido de lo rico que está.


Hamburguesa de lentejas



Dificultad: muy fácil
Costo: muy barato

Ingredientes:
- Las lentejas del día anterior que sobraron
- 1 huevo
- Pan
- Pan rallado
- Ajo en polvo
- Perejil
- Pimienta molida
- Curry
- Aceite de oliva

Preparación:
En un bol echamos las lentejas del día anterior. Cortamos un trozo no muy grande de pan y nos quedamos con la miga, la troceamos y las empapamos en aceite de oliva. Reservamos. Agregamos las especias al gusto a las lentejas y el pan empapado en aceite. Mezclamos e intentamos que el pan se funda o incorpore a la mezcla.

lentejas-del-dia-anterior empapar-el-pan-en-aceite

Agregamos un huevo. Ahora posiblemente esté algo líquido y de esta forma no nos valdría. Así que iremos incorporando, poco a poco, pan rallado hasta que tenga una consistencia suficientemente densa para poder manejarla y que no quede excesivamente pegajosa.

añadir-especias añadir-huevo
agregar-pan-rallado hacer-la-hamburguesa

Dejamos reposar y la hacemos como una hamburguesa normal y corriente en una sartén o plancha. El único problema que podemos tener es que se pueda partir al darle la vuelta. Así que intentaremos hacerlo con ayuda de una espátula y otro utensilio que nos permita darle la vuelta intentando no partirlas. Dejamos que se doren por los dos lados y listo. Con un poquito de mostaza por encima están geniales. Bon appétit!

Mermelada de higos casera

Cómo hacer mermelada de higos casera

La mermelada de higos casera es una de las conservas que podemos preparar cuando las higueras están cargadas y muchas veces no sabemos qué hacer con tanta cantidad. Este tipo de mermeladas es genial para toda época del año y más para el invierno, donde ya no podemos conseguir los higos frescos y es una delicia desayunar o hacer un postre con esta fantástica fruta. Os aseguro que el toque a canela es genial. Tenéis que probarla.

Mermelada de higos casera



Dificultad: Fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 kilo de higos frescos blancos o rojos
- 300 gramos de azúcar
- 1 limón
- 1/2 cucharadita de canela en polvo

Preparación:
Cortamos los higos a trozos y los introducimos en una olla grande. Intentad que sea alta, por si salpica, que no nos quememos. Este tipo de preparados suele tomar mucha temperatura.

Añadimos el azúcar, el zumo del limón y la media cucharadita de canela. Lo ponemos a fuego medio y dejamos hervir al menos 30 minutos. Ese tiempo no es definitivo, ya que nos encontraremos que dependiendo de lo maduro que están los higos, conseguiremos que la mermelada necesite más o menos tiempo en el fuego para adquirir la consistencia deseada.

Lo normal es que probemos con una cuchara y dejemos enfriar un poco encima de ella. Si vemos que está lo suficientemente espeso, pero no totalmente, ya que al enfriar espesa más, la tendremos en su punto. También podemos aplastarla un poco y dejar trozos más grandes, de esa forma conseguiremos una mermelada con una consistencia mucho más casera. Es cuestión de gustos.

Los metemos en botes esterilizados y dejamos enfriar hasta su utilización. Os he dejado el enlace de cómo esterilizar tarros de cristal para conservas si no tenéis pensamiento de consumirla toda en poco tiempo. Bon appétit!

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...