Te recomendamos

martes, 21 de junio de 2016

Chips de plátano macho caseros

Chips de plátano macho caseros


Los chips de plátano macho son muy fáciles de preparar y un sustituto divertido y diferente a las patatas de toda la vida. La versión que os presento es la más básica, simplemente el plátano frito con algo de sal, pero podéis añadirle las especias que más os gusten por encima y darles un toque personal. Incluso si queréis, podéis utilizarlos a modo de nachos y comerlos con salsa guacamole. Ya os digo que os abre un mundo de posibilidades y podéis encontrarlo en muchos supermercados.

Chips de plátano macho caseros



Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2 plátanos machos verdes
- Sal
- Aceite de girasol

Preparación:
Lo primero que haremos es pelar el plátano. Para ello hacemos dos cortes a lo largo del plátano. Es una cáscara dura, así que tened cuidado de no partir el plátano a la hora de pelarlo. Una vez pelado lo vamos a cortar en rodajas de dos o tres milímetros de grosor. Aquí es donde llega la hora de la verdad y la destreza que tengamos. Si las hacéis más gruesas no quedarán luego los chips tan crujientes. Por si os interesa también podéis mirar la receta de patacón o tostón de plátano macho que hice hace poco y que está también en mi blog.

Una vez cortados los plátanos, ponemos una sartén con aceite de girasol, ya que tiene un sabor más suave que el de oliva, a fuego medio-fuerte y freímos las rodajas en pequeñas tandas, para evitar que el aceite se enfríe.

Pasamos los chips de plátano a un papel de cocina y espolvoreamos con sal. Aquí es donde podéis poner lo que os guste, como especias surtidas, ajo en polvo, etc.., y listos para disfrutar, solos o acompañados. Bon appétit!

jueves, 16 de junio de 2016

Empanada de tortilla de patatas o española

Empanada de tortilla de patatas


Si os digo empanada de tortilla de patatas, o empanada de tortilla española ¿Os suena raro? pues es la receta que vamos a ver hoy, cómo hacer una fantástica empanada de tortilla de patatas. Por supuesto la primera impresión es un poco rara, pero os aseguro que está de escándalo. Salen unas porciones realmente jugosas y que vamos a potenciar con queso y tomate frito. Si no se os hace la boca agua es porque os habéis quedado impactados, ;) Es una receta sencilla y diferente, como podréis leer ahora. La masa para hacer la empanada es de hojaldre, que la había comprado en un supermercado en la sección de refrigerados. Por favor no comprar las congeladas, que no salen igual. Es un consejo, ya cada uno que haga lo que quiera. Y por supuesto, lo principal, pues la tortilla de patatas. Que os pondré un enlace, por si todavía, hay alguien que no sabe hacerla o me lee desde otro sitio y quiere aprender y prepararla.

Empanada de tortilla de patatas



Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 4 huevos frescos
- 3 patatas grandes
- 1 cebolla
- Sal
- Aceite de oliva
- 1 paquete de masa de hojaldre
- 1 bote pequeño de tomate frito
- Queso en lonchas

Preparación:
Lo primero, por lógica que haremos es una tortilla de patatas con los huevos, las patatas y la cebolla picada. No os voy a poner cómo hacerla pero sí, un enlace a cómo hacer una fantástica tortilla de patatas o tortilla española. Ahí, los que no sepan cómo se hace, pueden verlo paso a paso. Los demás, seguid leyendo..

Una vez tenemos la tortilla lista, ponemos el horno a calentar según las indicaciones del fabricante de la masa de hojaldre. Creo que suele ser 180 grados por norma general.


Extendemos la masa de hojaldre encima de un papel para horno. Ponemos trozos de la tortilla de patatas repartidas por encima de la masa de hojaldre. Encima un poco de tomate frito y lonchas de queso. Cerramos la empanada y cuando el horno ya tiene la temperatura correcta, metemos la empanada al horno según las indicaciones de nuevo del fabricante, o hasta que veamos que ha subido y tomado color.

Podemos pintar la empanada con huevo si queremos, yo no lo hice. Una vez lista, sacamos, dejamos un poco enfriar y lista para comer. Bon appétit!

sábado, 11 de junio de 2016

Filetes de magro de cerdo empanados

Filetes de magro de cerdo empanados

Si queréis preparar unos filetes de magro de cerdo empanados, os enseño cómo hacerlos para que os queden con una carne blanda por dentro, y un empanado crujiente y magnífico por fuera. La receta es de lo más fácil de hacer y la carne de cerdo es muy blanda, por lo que son ideales para un día de playa o de campo. Podemos comerlos tal cual, con una ensalada, en un bocadillo o acompañados de nuestras salsa preferidas. Si os preguntáis por el coste, no os preocupéis, son una de las carnes más económicas que podemos comprar, vienen fileteados y encima tienen muchas posibilidades en la cocina. Yo de momento os presento los filetes empanados pero también tengo preparadas la receta de filetes de magro de cerdo en salsa, que la podré más adelante. Animaros y ya me contaréis.

Filetes de magro de cerdo empanados



Dificultad: muy baja
Coste : bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1-2 filetes de magro de cerdo por persona
- Huevos
- Pan rallado
- Ajo en polvo
- Perejil picado
- Pimienta molida
- Cebollinos (opcional)
- Pan rallado
- Sal
- Aceite para freír

Preparación:

Batimos un par de huevos en un plato junto con un poco de cebollino picado (opcional), sal, perejil picado, ajo en polvo y pimienta molida. Reservamos. De momento vamos a poner solo dos huevos, si luego vemos que necesitamos más cantidad, iremos incorporando y batiendo.

Ponemos un film transparente en la tabla de cocina y encima el filete de magro de cerdo, tapamos con otro film transparente y golpeamos con un rodillo de cocina y una maza. De esta forma estiramos la carne y al golpear, partimos las fibras, por lo que quedará aún más blanda la carne. Si queremos podemos hacerle unos pequeños cortes también, transversales, pero sin llegar a traspasar los filetes, con un cuchillo. Salpimentamos y reservamos. Esto lo vamos a hacer con todos los filetes. Veréis que ahora son más grandes, porque se han expandido al golpearlos.

Aplastar los filetes


Pasamos los filetes por el huevo batido y después por el pan rallado. Esto no tiene ciencia ninguna, hay otro tipos de empanados, como pueden ser con kikos o con cereales, como esta receta de pollo empanado con cereales, que está buenísimo por el toque extra crujiente que tiene.

Aplastamos con las manos, para que quede bien pegado el pan, y los colocamos en un papel de aluminio o un plato. Los preparamos todos y si nos quedamos sin huevo, hacemos lo que os dije antes, vamos añadiendo.

Dejar reposar los filetes ya empanados


Yo suelo dejar los filetes un rato una vez que los he empanado. No se por qué pero me gusta cómo sale luego la fritura mucho más que si los frío directamente. Si queréis, los dejáis reposar unos quince minutos antes de freírlos.

Ponemos una sartén grande, donde entre todo el filete y los freímos hasta que tengan un color dorado y apetitoso. Los sacamos y dejamos sobre papel de cocina y listos para comerlos como queramos. Bon appétit!

loading...

Visítame en Google+