No te lo puedes perder

Buñuelos de calabacín

Buñuelos de calabacín

¿Sabéis cómo se hacen los buñuelos? En esta receta os presento unos buñuelos de calabacín más que fáciles de hacer y que le van a encantar a los más pequeños de la casa. Su textura es de lo más suave y el exterior doradito sin llegar a pasarnos, lo que los hace irresistibles y nunca sobran. Como sabéis hay varios tipos, entre ellos los más simples, de viento, los de calabaza o los de bacalao, pero hoy os enseño esta receta para que os animéis a hacerlos en casa ya que están riquísimos.

Buñuelos de calabacín


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 calabacín
- 2 huevos frescos
- 4 dientes de ajo
- 200 gramos de harina de trigo
- 1/2 vaso de leche entera
- 1 sobre de levadura química de repostería
- Sal
- Pimienta
- Perejil fresco

Preparación:
En un bol o recipiente ponemos el calabacín, pelado y rallado. Utilizad el rallador grande, el pequeño es demasiado fino. Agregamos los dos huevos y batimos, aunque podemos echarlos batidos ya, pero por ahorrar cacharros y más platos sucios. Añadimos los ajos picados junto al perejil fresco también picado muy fino.

A continuación agregamos una cucharilla y media de levadura química, un poco de sal, pimienta, la leche y la harina. Mezclamos bien hasta que la masa esté homogénea. No tiene que quedar espesa, si pasa eso le agregamos un poco más de leche, pero tampoco tiene que quedar líquida. Una cosa intermedia.

Calentamos el aceite en una cacerola mediana. Esto es mejor ya que vamos a necesitar profundidad y los buñuelos quedarán mejor que con una sartén. Cuando el aceite está a una temperatura no demasiado alta, podemos freírlos poniendo cucharadas en el aceite. Si veis que se quema demasiado rápido es que la temperatura es muy alta, lo bajáis un poco. Los buñuelos tienen que tomar un color agradable y tostado, al mismo tiempo que se tiene que hacer la verdura por dentro, por eso no conviene una temperatura alta, se quemarían y estarían crudos en su interior.

Una vez listos, los ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y listos para comer calentitos. Bon appétit!

Diez platos que podemos congelar para gente que trabaja fuera

Os dejo una relación de diez recetas para congelar perfectas para gente que trabaja fuera y que tiene que llevarse la comida en un tupper porque, o bien no sabe cocinar, o no tiene demasiado tiempo para ello. Todas estas recetas se pueden preparar con antelación para poder utilizar cuando queramos sin que pierdan sus propiedades y que sigan igual de ricos que cuando los hicimos. Solamente tendremos que sacarlos del congelador con anterioridad, como la noche antes, y al día siguiente calentarlos en el microondas, una cazuela o en el horno. Son perfectos para estudiantes o mujeres y hombres que se preocupan de sus parejas y que, aunque estén fuera, quieren que coman como en casa. Algunas de ellas las acompañamos de patatas fritas, que eso lo sabe hacer casi todo el mundo, o de una ensalada fresca si lo preferimos. No son todas ni mucho menos, pero os aportarán alguna idea. Espero que os gusten y os sirvan. ¿Y vosotr@s que otros platos dejáis preparados para vuestra familia?

esparragos-esparragados
Espárragos esparragados

Le dejaremos un poco más de caldo y no le agregaremos los huevos ya que eso lo haremos el día que vayamos a comerlo.

pechuga-de-pollo-rellena
Pechuga de pollo rellena

La dejamos cortada y congelamos. La salsa aparte. Solo tendremos que freír unas patatas y calentar el resto.
lasaña-de-carne
Lasaña de carne

Una vez gratinada la podemos congelar y simplemente calentamos en el microondas cuando vayamos a comer.
habas-con-alcauciles
Habas con alcauciles rellenos

Una vez listos, los congelamos. Simplemente calentar cuando vayamos a comerlos. Eso sí, no agregar patatas nunca.

croquetas-jamon-y-queso
Croquetas de jamón y queso

Una vez las tenemos ya empanadas y listas para freír, las congelamos. La noche anterior las ponemos a descongelar en la nevera y listas para freír.

atun-en-salsa
Atún en salsa

Una vez terminado, congelamos y cuando lo vamos a comer podemos acompañarlo de unas patatas fritas.
chipirones-rellenos
Chipirones rellenos

Los preparamos y congelamos una vez listos. Las patatas o la ensalada la hacemos el día que vamos a comerlos.

albondigas-con-tomate
Albóndigas con tomate

Una vez frías, congelamos y listas para comer cuando queramos. Solo las ponemos en un cazo o al microondas.
crema-de-verduras-al-cilantro
Crema de verduras al cilantro

Una crema que podemos congelar sin problemas y que está igual de rica al calentarla.
relleno-del-pimiento-con-bacalao
Pimientos asados rellenos de bacalao

Una gozada de plato que podemos preparar y luego comer gratinando o no el queso por encima.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Te recomendamos también

Visítame en Google+