Te recomendamos


Crema de espárragos verdes o trigueros

Crema de espárragos verdes o trigueros

¿Queréis saber cómo se hace una fantástica y sabrosa crema de espárragos verdes? Los espárragos verdes son también conocidos como espárragos trigueros. En esta ocasión prepararemos una crema que podemos tomar templada o fría y que se os va a hacer irresistible por su sabor. La vamos a preparar en muy poco tiempo y os aseguro que quien la pruebe va a identificar su ingrediente principal por sabor y al mismo tiempo suavidad. Los espárragos podéis encontrarlos en supermercados y en vuestras plazas de abastos. Los mejores son los medianos y en este caso yo utilicé también los trozos de la parte más cercana al tallo que no utilicé al hacer otro manojo esparragados. Los utilicé para dar sabor y aunque son partes muy fibrosas no pasa nada porque vamos a colar la crema para eliminar las fibras y que quede mucho más fina la crema. Os encantará, asegurado.

Crema de espárragos verdes o trigueros


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 manojo de espárragos verdes frescos
- 1/2 cebolla
- 1 patata mediana
- 1 bote pequeño de nata para cocinar
- Sal
- Pimienta blanca
- Mantequilla
- Aceite de oliva virgen


Preparación:
Lo primero que vamos a hacer es lavar y cocer durante unos minutos los espárragos para que estén un poco más blandos. Con cinco minutos es suficiente. Apartamos y reservamos.

En una olla mediana agregamos una cucharada de mantequilla y un chorrito de aceite de oliva. Como un par de cucharadas o tres. Ponemos a fuego medio y agregamos la cebolla picada. No hace falta que muy fina ya que luego lo trituraremos todo. Refreímos unos minutos y antes de que tome color, añadimos la patata pelada y cortada a trozos pequeños. Rehogamos unos minutos y salpimentamos.

refreir-la-cebolla-y-patata añadir-los-esparragos

Cortamos algunas puntas a los espárragos para adornar posteriormente. Añadimos el resto de los espárragos y a continuación echamos agua hasta cubrir. Tapamos y dejamos que la patata se ponga blanda a fuego medio. Una vez están los ingredientes listos y blandos, apartamos y trituramos con la batidora muy bien. No podemos dejar nunca que se consuma todo el líquido pero que no tenga en exceso tampoco.

colar-la-crema añadir-la-nata

Colamos y lo pasamos a otra olla si no lo trituramos antes en el vaso de la batidora. Ponemos de nuevo a fuego bajo y añadimos el bote pequeño de nata para cocinar.

Rectificamos de sal y dejamos hervir un minuto. Apartamos y dejamos templar o podemos servir la crema fría con las puntas como adorno por encima. Bon appétit!

Flamenquines cordobeses

Receta de flamenquines cordobeses

Los flamenquines cordobeses son una de las recetas de la gastronomía de la provincia de Córdoba más famosa junto a su salmorejo. En este caso un plato muy sencillo de preparar a base de carne y jamón que enrollamos y luego vamos a freír después de pasar por huevo. Hay muchas versiones, como en todo en la cocina, a algunos flamenquines le añaden queso o incluso está la versión fácil con jamón cocido y queso que encontraremos en muchos sitios. El truco siempre está en no dejarlos mucho tiempo, lo suficiente para que la carne se haga y quede jugoso. Si lo dejamos demasiado no queda tan bueno. Os dejo la receta más conocida y consumida en Córdoba pero siempre con la elección de añadirle lo que queráis. Espero que os guste!

Flamenquines cordobeses


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- Carne de cinta de lomo de cerdo (2-3 por persona)
- Jamón serrano (1 loncha por cada flamenquín)
- Pan rallado
- Huevos
- Sal
- Aceite de oliva para freír


Preparación:
Os voy a explicar como se hacen y ya la cantidad depende de vosotros, pero calculo que con dos o tres por personas está bien. Yo los he acompañado con unas patatas fritas, una lechuga cortada muy fina y unos dientes de ajo fritos por encima. Les da un toque realmente rico!

Quitamos la grasa que puedan tener los filetes de cerdo y los ponemos sobre film transparente. Cubrimos y golpeamos para partir las fibras, de ese modo extendemos y agrandamos los filetes y partimos las fibras para que estén mucho más blandos.

Una vez los tenemos todos, ponemos una loncha de jamón serrano en cada uno sin quitarles la parte grasa y enrollamos bien pegados. Ahí viene la variante de poder meterle queso, por ejemplo. Cerramos bien.

poner-el-jamon-encima-de-la-carne enrollar-los-flamenquines

Batimos uno o dos huevos en función al número de flamenquines que vayamos a hacer. Los pasamos por el huevo batido con un poco de sal y luego por el pan rallado.

Calentamos la sartén con abundante aceite de oliva y los freímos a no demasiada temperatura, para que se hagan pero sin quemarse. Aquí está la clave de que os salgan jugosos. No pasaros con la fritura. Los ponemos en papel absorbente y listo.

Como os he comentado yo les puse unas patatas fritas, una lechuga en juliana y unos ajos fritos por encima. Bon appétit!

No dejéis que se pongan demasiado quemados ya que pierden mucho jugo y no quedan sabrosos. El aceite que no esté demasiado fuerte, en un punto medio de fritura.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Visítame en Google+