30 abril 2009

Crema de lechuga

Receta de crema de lechuga

¿Quieres preparar una crema de lechuga? La crema de lechuga es un plato excelente para tomarlo en dietas de adelgazamiento por su bajo contenido calórico. Entiendo que muchos se sorprendan al escuchar por primera vez crema de lechuga, pero es fácil, está realmente rica, económica y os puedo asegurar que después de probarla, la vamos a hacer muchas más veces. ¿Habías probado antes una crema de lechuga? ¿Tienes algún truco para preparar una crema de lechuga?

Crema de lechuga


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 2 lechugas medianas
- 1 cebolla
- 1 patata pequeña
- Un vaso de caldo de verdura
- Sal
- Pimienta blanca
- Mantequilla
- Aceite de oliva virgen


Preparación de la crema de lechuga:


Cortar la cebolla y la patata a dados medianos. Reservamos. En una olla echamos una cucharada de mantequilla y un buen chorro de aceite de oliva virgen. Cuando haya tomado calor, agregamos la cebolla y la patata que teníamos reservada. Dejamos unos cinco minutos mientras removemos de vez en cuando y echamos el caldo. El caldo es lo que va a potenciar el sabor de nuestra crema de lechuga.

Dejamos que hierva durante otros cinco minutos. Cortar las lechugas como si fueran para ensalada junto con los tallos limpios y añadirlos a la olla. Dejarlo hervir 15 minutos para que se terminen de hacer todos los ingredientes y salpimentamos al gusto.

Una vez listo y con la patata ya blanda, trituramos con una batidora y pasamos la crema resultante por un colador. De esa forma queda la crema mucho más fina. Rectificamos de sal y colocamos unos picatostes por encima de pan frito (en caso de ser celíacos, no los ponemos) en el momento de servirla. Bon appétit!



Si queremos darle un toque de sabor extra, podemos añadirle por encima un poco de queso parmesano rallado. Le dará un sabor diferente y muy rico.


22 abril 2009

Truchas rellenas de jamón y guarnición de patatas al horno

Vamos a preparar unas magníficas truchas rellenas de jamón y guarnición de patatas al horno. La trucha rellena es uno de los mejores pescados que podemos comer y que tiene una preparación bastante fácil y rápida. El relleno que hemos puesto es jamón, que le otorga jugosidad en el interior y un sabor inigualable. El acompañamiento lo hicimos con unas patatas, pero podemos poner una ensalada, o la salsa que más nos guste. Siento no tener las fotos, estas recetas son de las primeras que hice y eran de muy mal calidad, así que opté por no ponerlas.

Trucha al horno rellena de jamón


Dificultad: fácil
Coste: medio

Ingredientes: (4 personas)

- 4 truchas frescas
- 150 gramos de jamón serrano
- 1 kilo de patatas
- 2 cebollas
- 1 vaso de caldo de pescado
- Vino blanco
- 4 dientes de ajo
- Eneldo
- Orégano
- Perejil picado
- Aceite de oliva
- Sal

Preparación:

Limpiar las truchas. En una fuente para horno, poner el aceite, pelar y cortar las patatas a rodajas de medio centímetro y la cebolla en aros del mismo tamaño aproximadamente. Ponerlas en la bandeja de cristal. Cortar el jamón serrano a dados o dejarlos en lonchas si os gusta más, y rellenar las truchas por dentro junto con un poco de ajo cortado muy fino en láminas. Por cierto, ¿conoces el nuevo etiquetado del jamón ibérico?

Colocamos las truchas encima de las patatas y la cebolla, (se le puede poner también unos tomates cortados en el fondo si se quiere), echar la sal por encima, un poco de orégano, eneldo, pimienta molida, un vaso de vino blanco y otro de caldo de pescado.

Meter la fuente en el horno ya precalentado a 180 grados y dejar que se haga el pescado. Se le tiene que rociar de vez en cuando con el caldo para que vaya tomando sabor y no se sequen las truchas. Cuando estén listas, unos 30 minutos o veas que las truchas están en su punto, se sacan del horno y se emplatan con las patatas, la cebolla, un buen chorro del jugo que han soltado y perejil picado. Por cierto lo mismo te gustaría aprender cómo se hacen estas recetas de pescadilla rellena de gambas, o este atún a la plancha con salsa de gambas. Están increíblemente buenas. Bon appétit!

12 abril 2009

Berenjenas rellenas de carne

Berenjenas rellenas de carne

Las berenjenas rellenas de carne tienen su origen en la gastronomía árabe y judía. Se dice también que los turcos tienen infinidad de formas de prepararlas y existen diferentes variedades de berenjenas, pero la más común es la violeta. Es un producto relativamente barato y que nos ofrece muchas posibilidades en la cocina, como asadas o en refritos,. Hoy os voy a enseñar esta forma de prepararla muy fácil y también una de las formas más conocidas. El truco está en que queden siempre bien blandas y el relleno jugoso y en su punto. ¿Os animáis a hacer esta receta de berenjenas rellenas de carne picada? ¿Ya la habéis probado así o tenéis otras versiones?

Berenjenas rellenas de carne


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4 berenjenas medianas
- 400 gramos de carne picada mixta
- 1 cebolla
- 1 tomate
- 1/2 vaso de vino blanco
- 4 dientes de ajo
- Aceite de oliva
- Perejil
- Queso rallado graso
- Sal

Preparación:
Cortar las berenjenas por la mitad y hacerle unos cortes por dentro sin que se parta la piel. De esa forma se hacen mucho mejor por dentro. Meterlas en el horno a unos 150-160 grados y dejar que se hagan entre 15 y 20 minutos. El tiempo va un poco en función del tamaños de las berenjenas, por lo que tendréis que estar atentos a que esté blanda.

Picamos las cebollas muy finas, los ajos y pelamos el tomate. Reservamos.

Cuando las berenjenas estén tiernas, las sacamos del horno y le quitamos la carne de dentro con una cucharilla de café, teniendo cuidado de no romperlas ni traspasar la piel. Tendremos también cuidado de no quemarnos, que están muy calientes.

Aplastamos un poco la carne que se ha quitado del interior de las berenjenas con un tenedor y la mezclamos con las cebollas picadas, el tomate a dados pequeños, los ajos, el perejil picado y la carne mixta en un recipiente. Es mejor la carne mixta ya que se le aporta un poco de gasa con el cerdo, pero si queréis podéis utilizar toda la carne de ternera magra. En una sartén, sofreír todos los ingredientes a la vez.

Cuando la carne esté lista y ya refrita, añadir el vino blanco y salpimentar.

Rellenar las mitades de las berenjenas con la mezcla anterior del refrito y espolvorear con el queso rallado por encima. Meterlas en el horno de nuevo, solo el grill y esperar a que se gratinen. Bon appétit!