12 abril 2009

Berenjenas rellenas de carne

Berenjenas rellenas de carne

Las berenjenas rellenas de carne tienen su origen en la gastronomía árabe y judía. Se dice también que los turcos tienen infinidad de formas de prepararlas y existen diferentes variedades de berenjenas, pero la más común es la violeta. Es un producto relativamente barato y que nos ofrece muchas posibilidades en la cocina, como asadas o en refritos,. Hoy os voy a enseñar esta forma de prepararla muy fácil y también una de las formas más conocidas. El truco está en que queden siempre bien blandas y el relleno jugoso y en su punto. ¿Os animáis a hacer esta receta de berenjenas rellenas de carne picada? ¿Ya la habéis probado así o tenéis otras versiones?

Berenjenas rellenas de carne


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4 berenjenas medianas
- 400 gramos de carne picada mixta
- 1 cebolla
- 1 tomate
- 1/2 vaso de vino blanco
- 4 dientes de ajo
- Aceite de oliva
- Perejil
- Queso rallado graso
- Sal

Preparación:
Cortar las berenjenas por la mitad y hacerle unos cortes por dentro sin que se parta la piel. De esa forma se hacen mucho mejor por dentro. Meterlas en el horno a unos 150-160 grados y dejar que se hagan entre 15 y 20 minutos. El tiempo va un poco en función del tamaños de las berenjenas, por lo que tendréis que estar atentos a que esté blanda.

Picamos las cebollas muy finas, los ajos y pelamos el tomate. Reservamos.

Cuando las berenjenas estén tiernas, las sacamos del horno y le quitamos la carne de dentro con una cucharilla de café, teniendo cuidado de no romperlas ni traspasar la piel. Tendremos también cuidado de no quemarnos, que están muy calientes.

Aplastamos un poco la carne que se ha quitado del interior de las berenjenas con un tenedor y la mezclamos con las cebollas picadas, el tomate a dados pequeños, los ajos, el perejil picado y la carne mixta en un recipiente. Es mejor la carne mixta ya que se le aporta un poco de gasa con el cerdo, pero si queréis podéis utilizar toda la carne de ternera magra. En una sartén, sofreír todos los ingredientes a la vez.

Cuando la carne esté lista y ya refrita, añadir el vino blanco y salpimentar.

Rellenar las mitades de las berenjenas con la mezcla anterior del refrito y espolvorear con el queso rallado por encima. Meterlas en el horno de nuevo, solo el grill y esperar a que se gratinen. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!