31 enero 2009

0

Tartaleta de patatas y queso

Podemos hacer una tartaleta de patatas y jamón cocido que es muy fácil de realizar y económico para un entrante o una cena. Los ingredientes vamos a encontrar en cualquier parte del mundo ya que, si no tenemos jamón cocido, siempre podremos encontrar otro tipo parecido en un supermercado. Una receta que siempre nos puede sacar de un apuro por lo rápido que se hace. Cocina de solteros, vamos.

Tartaleta de patatas y queso


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de patatas
- 300 gramos de jamón cocido
- 200 gramos de queso rallado
- Tomate frito
- Sal
- Aceite de oliva
- Albahaca

Preparación:
Cocer las patatas en abundante agua con sal, pelarlas y machacarlas con un mortero en un recipiente.
Cortar el jamón cocido a dados finos. Aquí también va en función de lo que más nos guste y podemos variar de un producto a otro, como jamón de pavo, chorizo, morcilla... Mezclamos el jamón cocido picado con las patatas y añadimos la sal, la albahaca y un poco de aceite. Mezclar todo.

En una cazuela de barro poner un molde de aluminio redondo (los venden en muchos sitios) y llenarlo con la mezcla hasta la mitad. Hacemos ahora un pequeño agujero en el centro de la tartaleta y lo rellenamos con queso rallado. Ahora, tapamos con más mezcla de patata hasta las 3/4 partes del molde. Cubrimos de nuevo con el queso rallado.

Echamos tomate frito por los alrededores, le quitamos el molde con cuidado y lo metemos en el horno. Cuando se gratine el queso lo podemos sacar del horno. Bon appétit!
2

Hamburguesa de espinacas con atún

Receta de hamburguesa de espinacas con atún

¿Queréis preparar hamburguesa de espinacas y atún? La hamburguesa de espinacas con atún es una receta que viene genial para dar verduras y pescado a los más pequeños de la casa de una forma divertida. Esta hamburguesa de espinacas combina la parte nutritiva y el sabor que le otorga el atún, por lo que está realmente buena y combina con todo, patatas, cebolla, lechuga, queso.. Al hacerla nos queda crujiente por fuera y muy blanda y jugosa por dentro. Es otra forma diferente de comer verduras que seguro que va a sorprender a más de uno. Las hamburguesas de espinacas se están poniendo de moda y ya las hay en muchos supermercados, pero siempre será mejor si las preparamos en casa. Si no tenéis espinacas frescas, siempre podéis optar por comprar espinacas congeladas y ya picadas, que os facilitará la preparación. ¿Habías preparado antes unas hamburguesas con espinacas? ¿Tienes algún truco o ingrediente especial para hacer tus hamburguesas de espinacas?

Hamburguesa de espinacas con atún


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 500 gramos de espinacas frescas o congeladas
- 1 lata de atún al natural o en aceite
- 100 gramos de queso rallado
- 1 huevo
- 2 dientes de ajo
- Sal
- Pimienta molida negra
- Nuez moscada
- Una pizca de pan rallado
- Aceite de oliva virgen


Preparación de las hamburguesas de espinacas con atún:


Limpiamos bien las espinacas y las troceamos o picamos con un cuchillo. Las reservamos en bol. Le añadimos los ajos picados, la pimienta, un poco de nuez moscada y el atún desmenuzado sin aceite y el queso rallado. Si no queréis ponerle a la hamburguesa la nuez moscada, no es imprescindible.

Cocer ligeramente las espinacas Picar los ajos
Mezclar los ingredientes Formar las bolas para las hamburguesas


Batimos un huevo o si la queremos hacer incluso con menos calorías, le quitamos la yema del huevo y nos quedamos sólo con la clara. Vertemos el huevo o la clara del huevo en el bol, si hemos optado por eliminar calorías de nuestra hamburguesa de espinacas, y mezclamos todos los ingredientes hasta que crear una masa. Añadimos un poco de pan rallado y seguimos mezclando. Tenemos que conseguir una masa homogénea y no pegajosa. Que sea fácil de manejar con la mano.

Ponemos una sartén o una plancha a calentar, a fuego medio, con un poco de aceite de oliva.

Ahora hacemos las bolas para hamburguesa del tamaño que queramos y le damos forma aplanada.

Las ponemos en la plancha. No necesitan mucho tiempo. Se doran muy bien por los dos lados y listo, ya tenemos nuestras jugosas hamburguesas de espinacas con atún. Yo les pongo como acompañante queso fresco, puré de patatas o jamón de pavo, pero la podéis meter incluso en pan junto a tomate, cebolla, etc... Bon appétit!


Antes de hacerla tenemos que intentar quitar el exceso de agua ya que de otra forma tendría mucho líquido y no queda bien. Si en vez de congeladas las hacéis con espinacas naturales, siempre podéis guardar el caldo para una sopa de verduras.