30 diciembre 2010

Judías pintas y garbanzos con costilla de cerdo

Judías pintas y garbanzos con costillas

Las judías pintas y garbanzos con costilla de cerdo son uno de los platos más sabrosos de nuestra gastronomía. Preparamos esta receta hace unos días y un poco más y no le llegan ni los huesos al perro. La carne sabrosa y blanda, y las legumbres con un sabor riquísimo. Yo no le puse patata y la salsa salió en su punto. Si la salsa la queréis un poco más espesa, le podéis cascar una patata y le dará consistencia a la salsa.

Judías pintas y garbanzos con costilla


Dificultad: bajo-medio
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 800 gramos de costillas de cerdo
- 400 gramos de judías pintas
- 200 gramos de garbanzos
- 1 trozo de chorizo (150 gramos)
- 4 zanahorias (250 gramos)
- 1 cebolla
- 1 tomate grande
- 4 dientes de ajo
- 2 hojas de laurel
- 1 pimiento choricero
- 1 patata (opcional)
- Pimentón dulce
- Pimienta negra en grano
- Cominos
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Dejamos en remojo con agua y sal toda la noche las judías y los garbanzos.

Al día siguiente, echamos el pimiento choricero en un recipiente con agua caliente y lo dejamos de momento.

Ahora ponemos agua en una olla rápida y echamos en frío las judías pintas y los garbanzos junto con un poco de sal. Llevamos a ebullición y las dejamos durante diez minutos con la olla destapada.

Poner en remojo el pimiento Poner en remojo las alubias y garbanzos
Quitar la carne al pimientoTrocear las costillas

Cortamos el pimiento choricero y con la ayuda de una cuchara, le vamos quitando la carne del interior. Le echamos a la olla las costillas de cerdo cortadas, las zanahorias cortadas a rodajas, la carne del pimiento choricero, las dos hojas de laurel, los dientes de ajo pelados y enteros, unos gramos de pimienta negra, el chorizo cortado, y si queremos, una patata a trozos. Cerramos la olla y dejamos que se haga todo durante 30 minutos. Pasado ese tiempo retiramos la olla del fuego y reservamos.

Preparar el chorizo Agregar las costillas
Hacer el refrito Agregar el refrito y caldo al guiso

Picamos la cebolla, le quitamos la piel al tomate y lo picamos también. En una sartén, sofreímos la cebolla y cuando esté lista, incorporamos el pimentón, removemos rápido para que no se queme y agregamos el tomate picado. Agregamos al contenido de la olla.

Agitamos la olla para que se mezcle bien todo, probamos por si tenemos que rectificar de sal y dejamos que hierva quince minutos más. Pasado ese tiempo, apartamos y dejamos reposar otros antes de servir. Bon appétit!

29 diciembre 2010

0

Las doce uvas de la suerte

uvas-suerte

Las doce uvas de la suerte



El origen de recibir el año nuevo tomando doce uvas por cada una de las campanadas de medianoche es exclusivamente español. Esta tradición dice que aquel que consigue comerse las uvas una a una y siguiendo correctamente el ritmo que marca el reloj tendrá buena suerte.

La primera referencia escrita la podemos localizar en la Nochevieja de 1895, siendo el Presidente del Consejo de Ministros quién despidió el año de 1895 con uvas y champagne.

Un año más tarde y gracias a un artículo publicado en la prensa titulado ‘Las Uvas Milagrosas’,  se anima a la población a comer las 12 uvas en la Puerta del Sol y así atraer suerte y fortuna.
Otra versión mucho más seguida por todos es que en 1909 los cosechadores de uva tuvieron una gran producción de esta fruta y para deshacerse de tanta uva inventaron el rito de tomar las ‘Uvas de la suerte’ en la última noche del año.

Sobre cómo hay que tomarlas también tenemos diferentes versiones de las formas y métodos a utilizar. Una de ellas es que simplemente son el símbolo de las 12 campanadas del reloj que nos llevan al día siguiente, mientras que otras hablan de que cada uva representa un mes del año, así que si te dejas una sin comer, habrá un mes del año siguiente, que no será muy afortunado para ti.

Otra versión nos dice, que con cada uva que te comas tienes que pedir un deseo, 12 uvas, 12 deseos. Así, si consigues comerlas todas, tus deseos se cumplirán.

Espero que algo de verdad tenga esta tradición y que este año entre mejor y con salud, dinero y amor para todos.
4

Cóctel de mariscos con langostinos

Cóctel de mariscos con langostinos

El cóctel de mariscos con langostinos es uno de los entrantes más espectaculares que hay. Sencillo de preparar y queda siempre muy elegante en la mesa. El entrante perfecto que influirá en el desarrollo de nuestra comida. Actualmente la gente utiliza también los palitos de marisco o surimi para hacer los cócteles. Personalmente no estoy de acuerdo ya que el cóctel de marisco es eso, cóctel de marisco, que existía antes del surimi.

Cóctel de mariscos con langostinos


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 400 gramos de langostinos
- 150 gramos de gambas
- 1 lechuga
- Sal
- Salsa rosa

Preparación:
Cocemos el marisco si no lo hemos comprado ya cocido en bastante agua salada. Podéis ver un artículo muy interesante sobre cómo cocer marisco. Pelamos los langostinos y las gambas. Reservando dos langostinos por cada comensal.

Hacemos la salsa rosa (ver receta casera) o la hacemos con los ingredientes que puse arriba. Mezclamos la mayonesa con el ketchup, la mostaza, el brandy y el zumo de media naranja.

Cortamos la lechuga en juliana y la lavamos. Sazonamos y ponemos un poco en el fondo de cada copa.

Ahora picamos los langostinos y los echamos junto a la lechuga. Echamos 3/4 partes de la salsa y mezclamos. Repartimos por dentro de las copas la mezcla y echamos el resto de la salsa encima de cada copa.

Adornamos con las piezas de langostinos reservadas y media rodaja de naranja. Servimos muy frío. Bon appétit!

27 diciembre 2010

1

Canastillas rellenas caseras

Canastillas rellenas caseras

Aquí os dejo unas sugerencias para hacer las canastillas rellenas caseras y que suelen estar entre los entrantes de una cena en familia o con los amigos. Son variadas, así que os pondré la receta de cada tipo. Es algo entretenido pero luego merece la pena. A mí me han salido muy grandes por el molde que utilicé. Para la próxima vez utilizaré un molde un poco más pequeño. En cuanto a todo lo demás, salta a la vista y al gusto.

Canastillas caseras rellenas


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 2 láminas de hojaldre
- Paté a la pimienta con jamón serrano y reducción de vinagre de Módena.
- Carne picada con ajitos a la reducción de vino dulce, salsa gaucha, setas y pimentón de la Vera.
- Cebolla caramelizada con queso de cabra, anchoas y huevas de lumpo.
- Bacalao en su punto de sal con crema de langostinos y langostinos.

Preparación:
Para hacer las canastillas he utilizado masa de hojaldre fresca, pero si no la encontráis, podéis hacerla con masa de hojaldre congelada, aunque personalmente, no me gusta mucho. Primero con un molde le hacemos la base. Luego cortamos tiras y las vamos enrollando por dentro. De esa forma tendremos las paredes de las canastillas. Cuando las tengamos todas, las ponemos en un papel especial para el horno.

Cortar la masa
Montar las canastillas
Canastillas sacadas del horno
Rellenar las canastillas

Calentamos el horno a 180 grados y metemos las canastillas. Cuando estén listas podremos hacer los rellenos. Rellenamos las canastillas al gusto. Yo os he puesto en los ingredientes cuatro rellenos diferentes, sin entrar en detalles. Es cuestión de gustos y podéis rellenarlas de las cantidades que más os gusten o con otros ingredientes diferentes. Servimos poco tiempo después de hacerlas. Bon appétit!
1

Pastel chino

Hoy os propongo un dulce que se llama pastel chino. La receta nos ha llegado de tierras lejanas; Rumanía. La capitana me ha enviado la receta con todo el cariño, y yo, por supuesto, la publico. Por estas épocas siempre viene bien un pastel casero como postre. Merece la pena hacerlo, está buenísimo, con un sabor exquisito a nueces y cacao.

Pastel Chino


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 200 gramos mantequilla
- 200 gramos azúcar glas
- 100 gramos azúcar blanca
- 200 gramos nueces tostadas y después molidas, no muy finas
- Un sobre de azúcar avainillada
- Bicarbonato de sodio, apagado con unas gotas de limón
- 150 gramos de cacao
- 100 gramos de harina de trigo
- Chocolate negro
- 6 huevos

Preparación:
La mantequilla se mezcla muy bien con el azúcar en polvo hasta que llega a ser una pasta muy fina. Se añaden los nueces, la harina, la cacao y el bicarbonato de sodio para pasteles y se mezcla muy bien. Se reserva.

En un cuenco se separan las yemas de la clara de los huevos. Se baten las claras hasta al llegar a punto de nieve. Después se mezcla la pasta conseguida con la clara batida bien, pero desde abajo para arriba, para que quede esponjosa. Se pone en una bandeja y se cuece al horno, bien caliente, durante 15 minutos.

Separado, las y yemas se mezclan con el azúcar y un sobre de azúcar avainillada. Se unta bien sobre el pastel medio cocido y después se mete al horno por otros 10 minutos.
Después de sacarse del horno, mientras está muy caliente, se escriben símbolos o letras chinas con chocolate fundido caliente. Bon appétit!

24 diciembre 2010

0

Albóndigas de pollo en salsa de apio

Albóndigas de pollo en salsa de apio

Receta de albóndigas de pollo en salsa de apio. Os invito a probar estas albóndigas de carne de pollo en salsa de apio que hicimos hace poco. La carne de pollo es una carne magnífica para cocinarla de diferentes maneras y hacer unas albóndigas de pollo es una de las mejores. Si encima le añadimos esta sabrosa salsa de apio, son sale una receta de lo más suculenta.

Albóndigas de pollo en salsa de apio


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de carne picada de pollo
- 1 cebolla grande
- 2 dientes de ajo
- Harina
- Pimienta negra molida
- Nuez moscada
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Preparamos la salsa de apio según la receta de crema de apio.

Después, preparamos las albóndigas de la siguiente manera: la carne picada la ponemos en un bol o un recipiente y le agregamos la cebolla picada muy fina, un poco de pimienta, sal, los dientes de ajo picados finos y un poco de nuez moscada rallada. Mezclamos y reservamos.

albondigas de pollo
salsa de apio


Luego, ponemos la harina en un recipiente hondo y nos ponemos a hacer pequeñas bolas con la carne. Las vamos a ir metiendo en el bol y enharinando. Las reservamos.

Calentamos aceite en una sartén y las freímos por tandas. Las ponemos en papel absorbente y luego las echamos en la crema de apio. Servimos caliente. Bon appétit!

23 diciembre 2010

1

Pez espada a la parrilla con gambas al ajillo y alioli

¿Qué os parece un plato de pez espada a la parrilla combinado con unas gambas al ajillo? Si encima le añadimos como complemento una salsa alioli para darle un toque de más fuerza y sabor, os podéis imaginar si va a sobrar o vamos a rebañar el plato con un buen trozo de pan. Una vez tuvimos a un polizón a bordo que era de Córdoba y para pagarse el viaje nos dijo la elaboración de este plato. El pez espada lo conseguimos en la Isla de Tortuga a cambio del cordobés. Por lo visto terminó en una posada de cocinero. Fuera bromas, os aseguro que está riquísimo y es muy fácil de preparar. Os va a encantar.

Pez espada a la parrilla con gambas al ajillo y salsa alioli


Preparación: (4 personas)

- 4 filetes de pez espada
- 3 patatas medianas
- 250 gramos de gambas
- 4 dientes de ajo
- 2 guindillas
- Salsa alioli
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Laminamos los dientes de ajo, pelamos las gambas y reservamos. Freímos las patatas y reservamos. Se marcan los filetes de pez de espada en una parrilla. A continuación, en una sartén se echa el aceite, el ajo laminado y las guindillas troceadas. Cuando estén casi dorados los ajos, añadimos las gambas. Les damos unas vueltas y no las dejamos más de dos minutos, se quemarían los ajos y las gambas estarían muy secas.

Emplatamos los filetes de pez espada y los cubrimos con las gambas al ajillo. Ponemos la salsa alioli al lado de los filetes de pescado y servimos junto con unas patatas fritas. Bon appétit!

21 diciembre 2010

1

Rosquillas caseras

Rosquillas caseras

Las rosquillas caseras son ideales para la merienda y muy fáciles de preparar. El sabor y el toque a artesanal que les damos a las rosquillas es un aliciente para preparar este tipo de postres tan apreciados por toda la familia. Una idea redonda y muy dulce para todos. ¿Quién no ha comido rosquillas con ese aroma y sabor inconfundible a canela, verdad? ¿Tienes alguna receta de la abuela de rosquillas caseras? ¿Te gustan más las rosquillas caseras con un sabor más potente a anís o con sabor a canela?

Rosquillas caseras


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1/2 kilo de harina
- 2 huevos
- 1 vaso de azúcar
- 1 sobre de levadura en polvo química
- Un chorrito de coñac, ron o cualquier licor que nos guste
- La ralladura de un limón
- Un poquito de matalauva o anís
- Canela molida
- 1 vaso de aceite
- Azúcar glasé

Preparación de las rosquillas caseras:


En un bol grande, introducir todos los ingredientes menos la harina y mezclar. Una vez mezclados se va añadiendo la harina poco a poco y mezclando hasta que se quede una masa que se pueda trabajar con las manos y no se pegue de ella.

Vamos a ir haciendo las rosquillas poco a poco con las manos. Para ello hacemos churritos y unimos bien los extremos. Al mismo tiempo que las hacemos, las vamos colocando sobre una bandeja o mármol enharinado para que no queden pegadas.

En una sartén calentamos abundante aceite y las vamos a ir friendo, dorándolas por ambos lados. Las vamos sacando y las ponemos sobre papel absorbente para que escurran el aceite sobrante.

Una vez frías las rosquillas se les echa azúcar glasé por encima y las servimos. Bon appétit!


Podemos hacer que las rosquillas tomen más gusto si echamos en el aceite antes de freírlas una cáscara de de limón y la doramos. Una vez dorada la cáscara, la sacamos y vamos introduciendo las rosquillas.

20 diciembre 2010

1

Disposición de los comensales

Estilos de mesa y disposición de los comensales en la mesa

Reglas de estilo de mesa y disposición de los comensales en la mesa. El origen de estas reglas obedece a motivos de seguridad: el rey, noble o caudillo nunca daba la espalda a una puerta o ventana para no ser blanco fácil de un atentado a traición. La presidencia de la mesa estará dando la espalda a la pared principal de la sala (si hay algún elemento arquitectónico u ornamental singular, como una chimenea, un estucado artístico o algo similar que esté centrado, ese será el lugar de la presidencia), y de cara a los ventanales, si los hubiera, o a la puerta principal de acceso a la dependencia.

Disposición de los comensales en la mesa


A continuación os presento una serie de pautas que nos servirán como punto de partida para la correcta disposición de nuestros comensales en la mesa:

La presidencia de la mesa es ocupada por el anfitrión y suele ser el organizador o el dueño de la casa. En caso de que el anfitrión sea un matrimonio, se suele ceder a la mujer el lugar de la primera presidencia y al hombre la segunda. Quienes ocupen las presidencias siempre se verán las caras y estarán ubicadas una frente a otra.

Intentaremos que la cantidad de comensales en ambos lados de la mesa sea impar para favorecer la distribución de la mesa.

Los mejores lugares se reservarán para las personas de mayor edad y los de menos importancia a los más jóvenes.

La mujer casada siempre debe preceder a la soltera, y de la misma manera, el invitado extranjero tiene prioridad ante uno nacional.

Si uno de nuestros invitados es francés o inglés, tenemos que procurar sentarlos junto a un comensal que hable su idioma.

Cuando el anfitrión no ocupa la presidencia, el lugar es cedido al invitado de honor, al invitado de más edad o a la persona que ostente el mayor nivel jerárquico.

Los hombres y las mujeres deben estar alternados y si no es posible, es preferible que coincidan dos hombres antes que dos mujeres.

Se recomienda separar a los hermanos, parejas, compañeros de trabajo o socios de una misma empresa, con el objetivo de asegurar una conversación fluida durante la comida.

Después de todo esto, también tenemos que saber que existen dos estilos de mesa:

Estilo inglés: La cabecera está en uno de los extremos de la mesa frente a la puerta de ingreso al salón; si hay dos cabeceras, la segunda en el otro extremo. En una recepción social, en la que los dueños de casa presiden ambas cabeceras, el anfitrión se sienta de forma que pueda ver la puerta de entrada, y la dueña de casa lo hace en la cabecera que le permite ver la puerta por donde saldrá el personal para poder controlar el servicio. En esta situación se abren dos polos de conversación; uno en cada una de las cabeceras.

Estilo francés: La cabecera se ubica en el centro de uno de los laterales de la mesa. Si son dos cabeceras, estarán enfrentadas. El anfitrión se ubicará de frente a la puerta de ingreso al salón y la anfitriona del otro lado para ver la puerta de ingreso del servicio. En esa situación, por la proximidad entre ambos anfitriones y los invitados que los rodean el núcleo de la conversación se encuentra en el centro de la mesa.

19 diciembre 2010

0

Calabacín relleno de pollo y bechamel

Calabacines rellenos de pollo y bechamel

Calabacines rellenos de pollo y bechamel. Otra forma estupenda y muy sabrosa de preparar un plato con calabacín y que es muy fácil de hacer. Es el típico plato que siempre triunfa en la mesa y del que no sobra nada. Si tenéis microondas con grill, es incluso más fácil la preparación, ya que no tenemos que encender el horno con el consiguiente ahorro.

Calabacín relleno de pollo y salsa bechamel


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4 calabacines medianos
- 250 gramos de carne de pollo picada
- Tomate frito
- Queso para gratinar
- Pimienta negra
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Cortamos los bordes de los calabacines y los dividimos en dos partes. De esa forma se pueden poner de pie, como veis en la foto. Con ayuda de un cuchillo pequeño o una cucharilla, le extraemos la carne a los calabacines.

Picamos la carne de los calabacines y la ponemos en una satén con un poco de aceite. La refreímos y añadimos un poco de pimienta y de sal. Pasados unos minutos, le añadimos la carne picada de pollo y esperamos dando vueltas a que se haga bien.

Hacer el relleno de los calabacines
Hacer la bechamel

Mientras, como los calabacines están crudos, para ponerlos más blanditos de una forma rápida, los ponemos en una fuente resistente al calor y la metemos dos o tres minutos en el microondas. Luego, los sacamos y vamos a ponerlos en los platos resistentes al calor, o en las cazuelas que pondremos por persona en las que hemos puesto previamente una base de tomate frito.

Cuando la carne está lista, añadimos una cucharada de café de harina y mezclamos. Añadimos un poco de leche tibia y vamos a ir moviendo hasta que consigamos una mezcla con la bechamel y la carne (no tiene que ser muy espesa). Apartamos unos minutos para que temple.
Rellenamos los calabacines con cuidado y ponemos un poco de queso por encima. Los metemos en el horno y gratinamos. Bon appétit!

17 diciembre 2010

2

Colocar la mesa correctamente

Cómo colocar la mesa correctamente

Colocar la mesa correctamente


Vamos a ver unos consejos que nos van a servir para poder colocar correctamente la mesa y que todo quede elegantemente. Además de todo lo que vamos a ver, también debemos darle siempre nuestro toque personal. Seguro que triunfas.

La decoración:
Evitaremos los excesos decorativos encima de la mesa, intentando ser sencillos. No pondremos centros de mesa demasiado grandes que no nos dejan ver al invitado que tenemos en frente. Un centro de mesa elegante puede ser el compuesto por piñas y flores secas. Podemos poner velas que no contengan perfume para conseguir una iluminación íntima y elegante. Tenemos que evitar las velas o flores demasiado perfumadas que dan dolor de cabeza. No se nos tiene que olvidar nunca tener en la mesa el salero, el pimentero, el agua para evitar levantarnos de la mesa continuamente. Se pone por regla general un salero y pimentero por cada seis personas.

La mesa:
En primer lugar hemos de elegir la mantelería. Lo más habitual es elegirla blanca, y a ser posible, que no sea de algodón. Una mantelería blanca realzará más los alimentos y dará sensación de limpieza. también es posible que esa mantelería tenga algún motivo navideño. Debe ser de tamaño proporcional a la medida y forma de la mesa, presentándose siempre perfectamente limpio y planchado. Puede llegar hasta el suelo o, en caso de mesas nobles, exceder unos 40 cm. por cada lado. El mantel hasta el suelo puede llevar un cubremantel por encima que caiga por los lados entre 25 y 30 cm como mínimo. Las servilletas deberán ir a juego con el mantel.

Nunca pondremos más de tres platos unos encima de los otros, sobre todo si son llanos y siempre desde el principio, podemos poner un plato llano y el hondo encima. Los platos se colocarán a dos centímetros del borde de la mesa.La distancia reglamentaria es de treinta centímetros entre plato y plato, para que los invitados no se sientan demasiado apretados.

En las ocasiones más formales se utiliza el bajoplato, un plato llano que permanecerá en la mesa hasta que terminemos el segundo plato. Es una pieza muy decorativa y da más solemnidad a la comida.

Los cubiertos:
No hace falta ni mucho menos que sean de plata, aunque sí de acero inoxidable de calidad y con un diseño acorde con los demás elementos.

Nunca se ponen más de tres cubiertos por lado. El orden de uso no debería entrañar ninguna dificultad puesto que la disposición se hace teniendo en cuenta lo que se va a consumir primero. Así, una vez utilizados los cubiertos del entrante, serán retirados, de forma que quedarán sobre la mesa los correspondientes a los siguientes platos, y así sucesivamente. Arriba tenéis el gráfico de la correcta colocación, pero recordad que nunca se ponen más de tres por lado.

Copas:
La disposición de las copas, a la derecha de los platos y formando una línea oblicua, responde al orden en que se van a consumir los vinos y demás bebidas, empezando por la derecha. Se coloca primero la copa de vino blanco, a continuación la de vino tinto y la de agua. Generalmente, la copa de champán o cava se coloca detrás de ellas, en el centro, de manera que formen un triángulo entre todas.


¿Quieres hacer un postre navideño para compartir de lo más fácil, rápido y genial para ponerlo en el centro de la mesa?

Mira esta receta con vídeo de estrella de Navidad de hojaldre con chocolate. Vas a sorprender a todos tus invitados!


Tarjetas de plato:
Tienen forma de teja y llevan el nombre del comensal, con su tratamiento correspondiente. Se colocan delante del plato. Cumplen una doble función: Que cada uno sepa dónde sentarse y que todos los demás sepan quiénes son sus acompañantes, por lo que conviene que lleven el nombre escrito por los dos lados.

Los fumadores:
Nunca pondremos ceniceros en la mesa antes de comer. Debemos evitar que nuestros invitados fumen en la mesa durante la comida. Si hubiese fumadores entre los comensales, los ceniceros se colocarán al momento de servir el café.
0

Pata de cordero al horno

Pata de cordero al horno

Una de las recetas tradicionalmente de Navidad es la pata de cordero al horno. Personalmente no creo que haya que esperar un año, ni que tenga que ser una ocasión especial para hacerla. Tiene una carne muy sana y está deliciosa. En cuanto a la receta, podemos sustituir la manteca de cerdo por aceite de oliva, si no queremos usar nada de cerdo. Cuando la compremos, si la queremos a trozos, le podemos decir al carnicero que nos la parta. Así es como nosotros la pedimos al comprarla y luego pusimos un trozo por cada comensal Si nos gusta más la pata completa, las hacemos igual y la cortamos mientras  se va sirviendo. Por lo demás, es facilísima de hacer.

Pata de cordero al horno


Dificultad: baja-media
Coste: medio-alto

Ingredientes:(4 personas)

- 1 pata de cordero
- 1 cabeza de ajo
- Pimentón
- Pimienta negra
- Comino
- Orégano
- Tomillo
- Clavos de olor
- Cúrcuma
- Canela en polvo
- 1 cucharada de manteca
- 1 vaso de vino blanco
- Sal

Preparación:
En un mortero ponemos todas las especies y las machacamos, incluidos los ajos con piel y todo.
Ponemos la pierna de cordero en una bandeja y la untamos con las especias y la manteca. Precalentamos en horno a 180 grados.

Metemos la pata y le echamos el vaso de vino por encima y dos vasos más de agua. La dejamos asar durante una hora y media aproximadamente o hasta que que esté lista, según el tamaño. Cada 15 minutos le daremos la vuelta a la pata y le echaremos un poco de su salsa por encima. La pata no puede quedarse nunca totalmente seca, tiene que tener caldo por abajo. Además ese es el caldo con el que vamos a hacer la salsa. Por eso, si tenemos que añadir más agua durante la preparación, le iremos añadiendo según haga falta.

pata de cordero al horno
salsa para cordero asado
patatas guarnicion
pata asada


Para ello cuando esté lista la pata, ponemos toda la salsa en un recipiente junto a una cucharada de harina, si se ha consumido mucho, os repito, que tendremos que añadir otro vaso de agua. Le ponemos la harina ahora para que no queden luego grumos. Lo pasamos por la batidora. Colamos por un chino o un colador para dejarla más fina y la ponemos en una cazuela a hervir a fuego lento. Probamos y rectificamos de sal si es necesario.

La salsa la ponemos en una salsera y le echamos por encima cuando vamos a servir. Puedes acompañarlo con la guarnición que desees, como patatas, por ejemplo. Bon appétit!

16 diciembre 2010

14

Carne mechada

Carne mechada

Receta de carne mechada. He preparado esta carne mechada y la he acompañado de una salsa a partir del mismo jugo que suelta al hacerla. Si nos gusta más, podemos también servirla fría con un buen chorro de limón por encima, que también está buenísima. A mí me encanta en un buen bocadillo y cortada muy fina con un poco de limón. También está genial como tapa si le echamos un buen chorro de aceite de oliva por encima y sal. Sea como sea, la carne mechada, está realmente buena.

Carne mechada


Dificultad: media
Coste: medio

Ingredientes:

- 1,5 kilos de cinta de lomo o redondo de ternera en una pieza
- 2 cebollas
- 4 dientes de ajo
- 1/2 vaso de vino blanco
- 1/2 litro de caldo de carne
- 1 hoja de laurel
- 3 clavos (especia)
- Pimienta negra
- Aceite de oliva

Preparación:
Limpiamos la carne por fuera de excesos de grasa. Picamos las cebollas, laminamos los dientes de ajo y reservamos. A continuación, ponemos en una olla exprés un fondo de aceite y metemos la pieza de carne dentro. Vamos a refreír la parte externa de la carne y a darle vueltas hasta que vaya cogiendo color. De esa forma la sellamos para que no pierda el jugo interior.

poner la carne en la olla
dorar la carne mechada
añadir verduras a cinta de lomo
añadir caldo a carne mechada

Cuando esté lista (ver fotos), vamos a añadir las cebollas cortadas, los ajos, los clavos, la hoja de laurel, sal y pimienta. Dejamos que se vaya pochando la verdura y se ponga blanda, unos 10 minutos. Luego, añadimos el vino, esperamos unos minutos a que evapore el alcohol y echamos el caldo de carne. Llevamos a ebullición y cerramos la olla exprés. Hago un pequeño inciso y os recomiendo que visitéis este drob de carne relleno que está realmente rico a base de carne picada al horno. Veréis qué rico! Seguimos..

Dejamos que hierva en la olla entre 25 y 35 minutos. Dependerá de la olla para que la carne se ponga tierna. Pasado este tiempo, abrimos y dejamos que se enfríe un poco. Sacamos la carne y reservamos para que se enfríe totalmente.

Ponemos una cucharadita de harina en la salsa (si queda poca añadimos un vaso) para que espese mientras aún está caliente y trituramos todo con una batidora. Lo llevamos a ebullición unos minutos y la apartamos. Si queremos que la salsa esté más fina la podemos pasar por un colador. Rectificamos de sal si es necesario.

Una vez fría la carne, ya la podemos cortar a rodajas finas. La servimos con la salsa por encima y el resto de la salsa la ponemos en una salsera. Bon appétit!

12 diciembre 2010

1

Huevos gratinados con bechamel y tomate


Huevos gratinados con bechamel y tomate. Las recetas con huevos suelen ser siempre fáciles de hacer. En este caso os enseño a preparar unos huevos gratinados con bechamel y un fondo de patatas y salsa de tomate. No tienen ninguna dificultad y podemos hacerlos en casa, para toda la familia, en poquísimo tiempo. Es un plato rápido, realmente fácil y económico. Es decir, lo tiene todo. Si no tenéis los ingredientes caseros, siempre podréis comprar los productos en el supermercado, como el tomate o la bechamel, aunque siempre os recomiendo, hacerlo todo en casa.

Huevos gratinados con bechamel y tomate


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 8 huevos
- Salsa de tomate frito casero
- 100 gramos de jamón cocido
- Mantequilla
- 50 gramos de harina
- 1 litro de leche entera
- 4 patatas medianas
- Nuez moscada
- Pimienta molida
- Sal

Preparación:
Cocemos los huevos durante 12 minutos en agua con un chorrito de vinagre.

Cuando estén listos, los ponemos en agua fría y dejamos que se enfríen para quitarles la cáscara. Los cortamos por la mitad, sacamos las yemas y las pasamos a un recipiente. Las claras las reservamos.

Picamos el jamón cocido y mezclamos con las yemas. Picamos y mezclamos el conjunto. Salpimentamos.

Freímos las patatas. Una vez fritas, las repartimos en platos o cacerolas independientes. Encima ponemos un poco de salsa de tomate y sobre ella, las claras de los huevos. Rellenamos los huevos con el picado de las yemas y el jamón cocido. Reservamos.


Hacemos una salsa bechamel (ver receta) no muy líquida con la mantequilla, la harina, la sal, la nuez moscada y un poco de pimienta molida.

Por encima de los huevos, echamos la salsa bechamel y espolvoreamos con queso (opcional). Gratinamos en el horno. Servimos caliente. Bon appétit!

09 diciembre 2010

12

Carrillada en salsa con patatas

Carrillada en salsa con patatas

La carrillada en salsa con patatas o carrilleras de cerdo en salsa es un magnífico plato con un sabor exquisito, una textura blanda y de lo más jugosa. Este tipo de carnes ibéricas son espectaculares, apenas tienen grasas y son muy recomendadas para hacerlas guisadas o a la brasa. Acompañada de las patatas fritas solo puedo deciros que está increiblemente buena. Os aseguro que una vez que la probamos, nos aficionaremos a ella.

Carrillada en salsa con patatas


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilogramo de carrillada de cerdo
- 2 zanahorias
- 1 cebolla grande
- 5 dientes de ajo
- Guisantes (opcional)
- Harina
- 1 tomate maduro
- 2 hojas de laurel
- 1 vaso de caldo de carne
- Vino blanco
- Romero
- Aceite de oliva
- Pimienta negra
- Sal

Preparación:
Primero quitamos los trozos de grasa y dejamos bien limpia la carrillada. La cortamos a trozos y luego las pasamos por harina. Cortamos las zanahorias a trozos, la cebolla la picamos y los dientes de ajo los cortamos a láminas. Le quitamos la piel al tomate y lo cortamos a taquitos. Reservamos.

cortar la carne para la carrillada
pasar por harina la carrillada
agregar las verduras a  la carrillada en salsa
la carrillada ya preparada

En la olla rápida ponemos un poco de aceite y refreímos la carrillada. Sacamos los trozos refritos y los apartamos en un plato. A continuación, refreímos las verduras, los ajos laminados y le echamos las hojas de laurel, un poco de sal, un poco de romero y de pimienta. Cuando esté medio lista la verdura, añadimos medio vaso de vino blanco.

Dejamos que evapore el alcohol y a continuación añadimos el vaso de caldo de carne. Introducimos la carne de nuevo en la olla.  Llevamos a ebullición y cerramos la olla. La dejamos (si es olla exprés y no rápida), unos 25 minutos. Si lo hacemos en una olla rápida son unos 15 minutos y de la forma tradicional, el tiempo suficiente como para que la carne esté blanda.

Una vez está lista, la dejamos reposar unos minutos. Rectificamos de sal si es necesario o si tiene mucha salsa lo dejamos hervir con la tapa quitada un poco más. Cortamos unas patatas, las freímos y luego las ponemos como base. Echamos la carrillada encima con su salsa y servimos. Bon appétit!

05 diciembre 2010

0

Empanadillas de espinacas y queso

Empanadillas de espinacas y queso

Empanadillas de espinacas y queso. Os presento una forma diferente de hacer unas empanadillas con mucho sabor y muy ricas. Si tenéis un día visita en casa y queréis sorprender, o simplemente por cambiar, podéis hacer estas empanadillas de espinaca y queso y seguro que vais a triunfar. La preparación es muy simple y es un plato muy económico. Yo las he preparado con un queso curado que le ha aportado un sabor muy potente, pero siempre podéis sustituirlo por otro más suave o diferente, como un queso azul. Es cuestión de gustos.

Empanadillas de espinacas y queso


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas:)

- 250 gramos de espinacas
- 12 obleas de masa para empanadillas
- 4 dientes de ajo
- Queso curado o al gusto
- Nueces
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite de oliva para freír

Preparación:

Primero cortamos el queso a dados muy pequeños. Cuanto más pequeños mejor, ya que si los cortamos muy grandes, corremos el riesgo de partir la masa de las empanadillas al cerrarlas. Pelamos las nueces y las picamos también muy finas. Reservamos.

Picar los ingredientes
Refreir las espinacas

Si las espinacas son frescas, las lavamos, picamos. Si son congeladas, las podemos descongelar en el mismo microondas, pero no las metáis en agua que suelen venir ya limpias y listas para su consumo. Siempre que no tengamos espinacas podemos cambiar el concepto y hacer estas empanadillas de atún que están también riquísimas, además os he dejado un vídeo!

Picamos los ajos y refreímos junto a las espinacas, un poco de sal y pimienta al gusto. Una vez que las tengamos listas, en unos diez minutos, las mezclamos con las nueces y el queso y dejamos que se enfríen.

Rellenamos las obleas de masa para empanadillas, cerramos bien con ayuda de un tenedor por los bordes y las freímos en abundante aceite sin dejar que se quemen o tomen un color demasiado oscuro. Servimos calientes. Bon appétit!

01 diciembre 2010

0

Conserva de ensalada de col

Conserva de ensalada de col

Vamos a ver como hacer una conserva de ensalada de col y tenerla lista para servir en invierno. Va muy bien con cualquier tipo de carne o potaje. También es muy buena para las resacas, después de una noche de beber demasiado alcohol.

Conserva de ensalada de col


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:
- 10 coles
- 10 zanahorias
- 2 kilos de pimientos rojos
- 2 kilos de cebolla
- Sal sin yodo
- Enibahar
- Comino
- Pimienta en grano
- Laurel

Preparación:
Se rallan las coles con una ralladora grande. Unas 10 piezas de col. Se reservan en un balde grande. En otro recipiente, se rallan 10 zanahorias. Los dos kilos de pimiento rojo y dos kilos de cebolla se cortan en rodajas finas. Se mezcla todo y se frota bien con sal sin yodo.

conserva-col01
conserva-col02
conserva-col03
conserva-col04

Luego se mete todo en un bote grande de plástico, se tapa y se guarda en un sitio seco. Como mínimo tiene que estar un mes sin consumirse ni abrirse. Por el caldo que suelta, la col cogerá un saborcito agrio, más el aroma de las especies. Bon appétit!