13 enero 2010

Escalopes de pollo con jamón y queso

Escalopes de pollo con jamón y queso

Los escalopes de pollo con jamón y queso hacen las delicias de jóvenes y mayores. Son muy fáciles de realizar en casa y siempre podemos modificar el relleno si nos apetece. Otra forma de hacerlos es enrollándolos y haciendo una especie de brazo gitano y añadiendo una loncha de jamón serrano. De esa manera conseguimos unos escalopes de pollo ‘cordón bleu’. Hay variantes en la comida vasca que creo que están rellenos de espinacas y en vez de pollo se utiliza filetes de cerdo. ¿Habías probado antes los escalopes de pollo con jamón y queso? ¿Con qué te gusta rellenar los escalopes?

Escalopes de pollo con jamón y queso


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 8 filetes de pechuga de pollo
- 4 lonchas de queso de fundir
- 4 lonchas de jamón de pavo o cocido
- 1-2 huevos
- Pan rallado o panko japonés
- Sal
- Perejil fresco
- Aceite de oliva
- Lechuga o mayonesa casera para acompañar

Preparación de los escalopes de pollo con jamón y queso:


Cortamos los filetes de la pechuga si no le hemos dicho al carnicero que lo haga. Para cada uno de los escalopes vamos a necesitar dos filetes de pechuga de pollo, así que las dividimos en dos y encima del primer filete pondremos una loncha de jamón cocido, o si os gusta más, vale jamón de pavo.

Encima del jamón cocido, ponemos una loncha de queso. Cerramos el escalope con un filete de pechuga de pollo y reservamos.

poner queso en escalopes
tapar escalopes
pasar por huevo
pan rallado

Batimos el huevo con un poco de sal y metemos el escalope. Lo bañamos bien en el huevo batido y a continuación lo pasamos por el pan rallado. El pan rallado puede tener perejil picado y ajo picado para darle más sabor. Repetimos la operación con todos los escalopes.

Dejamos que reposen una vez empanados unos 10 minutos para que se pongan más rígidos y más fáciles de manejar. Es un truco que yo utilizo mucho y luego quedan los empanados mucho mejor.

Calentamos bien una sartén con abundante aceite y los freímos. Una vez han tomado un bonito color dorado, los sacamos y ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite. Los acompañamos con una ensalada y un poco de mayonesa casera o incluso si nos animamos, preparamos una mayonesa de ajetes frescos que pondremos por encima. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!