No te pierdas los mejores spots de publicidad

Chiftele

Chiftele o albóndigas rumanas

Chiftele o albóndigas rumanas. La carne picada ofrece una gran libertad de expresión gastronómica, según la fantasía de cada uno, pero lo más habitual es pensar en las benditas albóndigas, tan generosas, ricas y económicas, grandes o pequeñas, amantes de cualquier tipo de salsa o ensalada, con o sin ajo, son bienvenidas como plato principal para cualquier tipo de almuerzo.
Las encontramos en todas las culturas culinarias y son lo primero que un ama de casa de cualquier rincón del mundo piensa al ver una bandeja de carne picada. Proponer una receta universal de albóndigas significaría limitar la imaginación de los cocineros, cada uno con su propia receta, así que os vamos a presentar hoy solo una variante.

Chiftele o albóndigas rumanas


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1/2 kilo de carne picada de vacuno
- 1/2 kilo de carne picada de cerdo
- 1 cebolla grande
- 100 gramos de harina de trigo
- 150 gramos miga de pan
- 6 - 8 dientes de ajo
- 2 huevos
- 1 taza caldo de carne
- 1 cuchara perejil picado
- 1 cuchara eneldo picado (opcional)
- Sal
- Pimienta
- Aceite para freír


Preparación:

Se moja la miga de pan en el caldo de carne, durante tan solo tres minutitos y después se mezcla bien con la carne picada.
La cebolla se corta en taquitos y el ajo se tritura bien en un mortero. Se refríe un poco la cebolla con dos cucharas de aceite, hasta que se vuelva como el cristal. Se aparta y se deja a enfriar.

Después, se mezcla la cebolla con la carne y las migas de pan mojadas, el ajo bien triturado, el perejil y el eneldo, los dos huevos, una cucharadita de sal y un poco de pimienta. Se estruja todo bien, con la mano.
Con una cucharadita se forman las albóndigas, redondas o aplastadas, grandes o pequeñas, según os plazca, pero la dimensión de las albóndigas influenciará directamente  el tiempo, la temperatura del aceite y  la modalidad de freírlas.

Se pasan las albóndigas por harina. La harina hace las albóndigas más crocantes, pero se debe de quitar bien el exceso de harina, para que no se queme. Se fríen en aceite caliente y después se sacan sobre un papel de cocina para quitarle el aceite sobrante. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animarnos a seguir escribiendo. Si te ha gustado, hazte fan en Facebook y coméntanos lo que piensas. Gracias!

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...