No te pierdas los mejores spot de publicidad en español

Receta de caracoles tradicional

Receta de caracoles

Receta de caracoles tradicional. Un gran aperitivo y tapa de época veraniega sin duda. En la provincia de Cádiz hay una gran tradición con respecto los caracoles. Incluso hay rutas del caracol, para hacer degustaciones en diferentes bares y ventas. En cuanto a la elaboración es simple pero a la vez muy entretenida, hay que dedicarle tiempo en limpiarlos bien. El secreto es la limpieza y el caldo resultante. A mí personalmente me encantan picantitos, pero como todo, es cuestión de gustos.

Receta de caracoles


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2 kilos de caracoles
- 2 pimientos verdes
- 1 tomate
- 1 cebolla grande
- 1 cabeza entera
- Sal
- Especias de caracoles (pimienta negra, cilantro, comino, guindilla) la venden en supermercados.
- 1/2 guindilla o cayena
- Hinojo
- Poleo (opcional)

Preparación:
Se dejan los caracoles al menos 24 horas en ayuno para que se purguen dejándolos dentro de la misma rejilla que compramos (podemos echarle harina por encima y remover, eso hace que se coman la harina solamente). Pasado ese tiempo, lavamos los caracoles con abundante agua fría. Los vamos moviendo en un recipiente con el agua durante un buen rato para que suelten las babas. Eso tenemos que hacerlo al menos dos veces.

Los escurrimos y les echamos abundante sal, removemos, y cuando echen bastante espuma, los lavamos de nuevo dos o tres veces más. De esa manera, ya los caracoles están limpios y listos para poder cocinarlos.
Ponemos las especias en una gasa y hacemos una bolsita. La cantidad es unos 10 gramos. Reservamos. (Esto es para que las especies luego no estén sueltas)

A continuación, ponemos una olla con suficiente agua como para cubrir bastante bien los caracoles. Los echamos y ponemos ponemos el fuego muy lento. Cuando salgan poco a poco, es decir, cuando ya todos hayan sacado los cuernos, se le pone rápidamente la candela al máximo hasta que hiervan. De esta manera los hemos matado y están todos fuera. Si no lo hacemos así, corremos el riesgo de que todos se mueran dentro y no salgan.

Cuando ha hervido unos minutos, tiramos el agua de la primera cocción. Volvemos a echar agua y todos los ingredientes. Es decir, la cebolla, los pimientos, la cabeza de ajos entera, la sal, la bolsa con las especias de caracoles, el hinojo y si queremos ponerlos un poco más picantes, media guindilla más. También podemos ponerle opcionalmente un poco de poleo.

Los dejamos hervir media hora y listo. Si el agua hecha espuma durante la cocción, se la quitaremos con la espumadera según se acumula. Probamos el caldo y en caso de que los caracoles amarguen se mete un trozo de manzana pelada. Dejamos que se hagan hasta que estén tiernos los ingredientes que hemos echado. Bon appétit!

9 comentarios:

  1. Me ha encantado esta receta, intentare ponerla en práctica la próxima temporada por que me encantan los caracoles. Te invito también a pasar por mi blog.
    http://sacaelcucharon.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Que manera tan cruel de matar un animal

    ResponderEliminar
  3. No creo que es más cruel que matar a un pollo, un cerdo, una vaca, un pato, o una gamba. Por decir algunos. Creo que tenemos que ser coherentes e intentar no hacer sufrir a ningún animal en su sacrificio para que después nos sirva de alimento, pero la realidad es que, si no no somos veganos, vegetarianos o nos abstenemos de comer cualquier tipo de carne, el sacrificio de un animal es una parte vital de nuestra alimentación. Tenemos siempre que recordar que el hombre, desde que es hombre, ha matado animales para poder alimentarse. Luego vino el cultivo y la recolección, pero primero la carne. No creo que estemos haciendo más mal en matar a unos caracoles que en matar a una planta. Al fin y al cabo las plantas son las que nos permiten vivir y sin ellas no sobreviviríamos ni animales ni humanos. Al que le guste bien y al que no, está en su derecho de no hacerlo. La cocina es para todos y como siempre, es un libro en blanco.

    ResponderEliminar
  4. Holaa queria saber como es el hinojo que le echas ya que nunca lo e utilizado y no se ni donde comprarlo segun e visto puede q por el hipercor y no se si es la semilla o la planta y que cantidad. La receta tiene muy buena pinta y tengo ganas de probar

    ResponderEliminar
  5. Hola, el hinojo se utiliza en rama y fresco. No se pone mucho, una o dos matas. Normalmente lo suele tener el mismo que te venden los caracoles en las plazas de abastos, por lo menos en Cádiz. Si no lo encuentras, puedes preguntar a el mismo, así será más fácil. Si no lo encuentras, prueba em alguna herbolistería, pero el hinojo seguro que estará seco y envasado. No es el más conveniente. Esperemos que por aquí alguien te pueda aportar algo más. Saludos y gracias por visitarnos.

    ResponderEliminar
  6. una preguntita ante todo buenos días, y ahora la pregunta de esta manera no hay que espumarlos?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, pues en principio donde más espuma sale normalmente es en el primer hervor. Como tiramos ese agua, luego no sale apenas, pero he puesto ya en la receta que si ocurre, le quietemos la espuma. Gracias por tu aporte, podría ser que alguien no supiera que hay que quitarle la espuma. Un saludo!

      Eliminar
  7. "Cuando ha hervido unos minutos, tiramos el agua de la primera cocción. Volvemos a echar agua y todos los ingredientes. Es decir, la cebolla, los pimientos, la cabeza de ajos entera, la sal, la bolsa con las especias de caracoles, el hinojo y si queremos ponerlos un poco más picantes, media guindilla más. También podemos ponerle opcionalmente un poco de poleo"


    ¿Esto quiere decir que en la primera cocción es simplemente agua lo que hay en la olla sin ingrediente alguno?

    Otra pregunta: la sal que se echa a los caracoles antes de la primera cocción ¿es sal fina o gorda?

    Gracias y buenas tardes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Antonio, has leído bien, los hierves por primera vez solos, para que salgan y que queden más limpios y la sal que se suele utilizar en cocina es gorda. La sal fina es la que se pone en los saleros de la mesa, y se utiliza para dar el punto de sal deseado por cada uno antes de comerse el plato. Un saludo!

      Eliminar

El blog se alimenta de tus comentarios. Si te ha gustado, hazte fan en Facebook y coméntanos lo que piensas. Gracias!

Linkwithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...