30 diciembre 2010

Judías pintas y garbanzos con costilla de cerdo

Judías pintas y garbanzos con costillas

Las judías pintas y garbanzos con costilla de cerdo son uno de los platos más sabrosos de nuestra gastronomía. Preparamos esta receta hace unos días y un poco más y no le llegan ni los huesos al perro. La carne sabrosa y blanda, y las legumbres con un sabor riquísimo. Yo no le puse patata y la salsa salió en su punto. Si la salsa la queréis un poco más espesa, le podéis cascar una patata y le dará consistencia a la salsa.

Judías pintas y garbanzos con costilla


Dificultad: bajo-medio
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 800 gramos de costillas de cerdo
- 400 gramos de judías pintas
- 200 gramos de garbanzos
- 1 trozo de chorizo (150 gramos)
- 4 zanahorias (250 gramos)
- 1 cebolla
- 1 tomate grande
- 4 dientes de ajo
- 2 hojas de laurel
- 1 pimiento choricero
- 1 patata (opcional)
- Pimentón dulce
- Pimienta negra en grano
- Cominos
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Dejamos en remojo con agua y sal toda la noche las judías y los garbanzos.

Al día siguiente, echamos el pimiento choricero en un recipiente con agua caliente y lo dejamos de momento.

Ahora ponemos agua en una olla rápida y echamos en frío las judías pintas y los garbanzos junto con un poco de sal. Llevamos a ebullición y las dejamos durante diez minutos con la olla destapada.

Poner en remojo el pimiento Poner en remojo las alubias y garbanzos
Quitar la carne al pimientoTrocear las costillas

Cortamos el pimiento choricero y con la ayuda de una cuchara, le vamos quitando la carne del interior. Le echamos a la olla las costillas de cerdo cortadas, las zanahorias cortadas a rodajas, la carne del pimiento choricero, las dos hojas de laurel, los dientes de ajo pelados y enteros, unos gramos de pimienta negra, el chorizo cortado, y si queremos, una patata a trozos. Cerramos la olla y dejamos que se haga todo durante 30 minutos. Pasado ese tiempo retiramos la olla del fuego y reservamos.

Preparar el chorizo Agregar las costillas
Hacer el refrito Agregar el refrito y caldo al guiso

Picamos la cebolla, le quitamos la piel al tomate y lo picamos también. En una sartén, sofreímos la cebolla y cuando esté lista, incorporamos el pimentón, removemos rápido para que no se queme y agregamos el tomate picado. Agregamos al contenido de la olla.

Agitamos la olla para que se mezcle bien todo, probamos por si tenemos que rectificar de sal y dejamos que hierva quince minutos más. Pasado ese tiempo, apartamos y dejamos reposar otros antes de servir. Bon appétit!