17 diciembre 2010

Pata de cordero al horno

Pata de cordero al horno

Una de las recetas tradicionalmente de Navidad es la pata de cordero al horno. Personalmente no creo que haya que esperar un año, ni que tenga que ser una ocasión especial para hacerla. Tiene una carne muy sana y está deliciosa. En cuanto a la receta, podemos sustituir la manteca de cerdo por aceite de oliva, si no queremos usar nada de cerdo. Cuando la compremos, si la queremos a trozos, le podemos decir al carnicero que nos la parta. Así es como nosotros la pedimos al comprarla y luego pusimos un trozo por cada comensal Si nos gusta más la pata completa, las hacemos igual y la cortamos mientras  se va sirviendo. Por lo demás, es facilísima de hacer.

Pata de cordero al horno


Dificultad: baja-media
Coste: medio-alto

Ingredientes:(4 personas)

- 1 pata de cordero
- 1 cabeza de ajo
- Pimentón
- Pimienta negra
- Comino
- Orégano
- Tomillo
- Clavos de olor
- Cúrcuma
- Canela en polvo
- 1 cucharada de manteca
- 1 vaso de vino blanco
- Sal

Preparación:
En un mortero ponemos todas las especies y las machacamos, incluidos los ajos con piel y todo.
Ponemos la pierna de cordero en una bandeja y la untamos con las especias y la manteca. Precalentamos en horno a 180 grados.

Metemos la pata y le echamos el vaso de vino por encima y dos vasos más de agua. La dejamos asar durante una hora y media aproximadamente o hasta que que esté lista, según el tamaño. Cada 15 minutos le daremos la vuelta a la pata y le echaremos un poco de su salsa por encima. La pata no puede quedarse nunca totalmente seca, tiene que tener caldo por abajo. Además ese es el caldo con el que vamos a hacer la salsa. Por eso, si tenemos que añadir más agua durante la preparación, le iremos añadiendo según haga falta.

pata de cordero al horno
salsa para cordero asado
patatas guarnicion
pata asada


Para ello cuando esté lista la pata, ponemos toda la salsa en un recipiente junto a una cucharada de harina, si se ha consumido mucho, os repito, que tendremos que añadir otro vaso de agua. Le ponemos la harina ahora para que no queden luego grumos. Lo pasamos por la batidora. Colamos por un chino o un colador para dejarla más fina y la ponemos en una cazuela a hervir a fuego lento. Probamos y rectificamos de sal si es necesario.

La salsa la ponemos en una salsera y le echamos por encima cuando vamos a servir. Puedes acompañarlo con la guarnición que desees, como patatas, por ejemplo. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!