31 enero 2010

13

Sarmale - Cocina rumana

Sarmale, cocina rumana

Sobre el Sarmale se dice que es la receta más tradicional de la cocina rumana. La cocina rumana casi no se puede concebir sin el sarmale y la mamaliguta (polenta), sobre esta última, os contaremos otro día. El gran escritor rumano Mihail Sadoveanu, escribía, imaginando un festín del siglo XVII: "las bolitas doradas" sobre cuales "las narices de los que comían daban buena señal", y el escritor Ionel Teodoreanu, para ilustrar una nota original de la gastronomía rumana, decía que: "representan la beatitud de lo delicioso sin esfuerzo".

Se conoce una gran variedad de recetas de sarmale: en hojas de col agria, de col dulce, fresca,de viña, de espinaca, incluso de tila. El relleno también tiene una gran variedad de posibilidades, según la zona de Rumania donde se prepara. Cada zona con su tipo de sarmale. Se puede hacer de carne de cerdo, de vacuno, pero también de carne de cordero o de pato, y para los vegetarianos se preparan con setas en lugar de carne.

El sabor especial y la fama se debe también al recipiente donde se cuecen tradicionalmente: olla de barro esmaltado y al horno. Las mejores sarmale son las que tienen la carne picada con un hacha de cocina, con lo que se consigue que la carne quede a trozos más grandes. Habitualmente, las sarmale se cuecen un día antes de servirse para que se mezclen bien todos los sabores.

Esta es una variante de sarmale específica de la zona de Cluj Napoca, Transilvania, más moderna y más fácil de preparar.

Sarmale


Dificultad: media
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4-6 personas)

- Una col (berza) grande, con las hojas más sueltas
- 8 cucharadas soperas de vinagre
- 1 kg de carne picada: 500 grs. de cerdo y 500 grs. de vacuno
- 4 cebollas grandes
- 2 puñados de arroz redondo
- 1 huevo
- 2 cubitos de caldo vegetal (delikat, se encuentra en los supermercados, al igual que el bors magic)
- Pimienta
- Sal
- Tomillo
- Una lata de 500 g de tomate natural triturado

Preparación:
En una olla grande, se pone agua a hervir, con sal. Cuando llega a ebullición, se añade el vinagre, después se echa la col (berza) entera, con la parte dura quitada (el centro de la col), según se ve en la imagen. Se tapa. Cuando se ablanda un poco, se saca y se separan las hojas, una a una. Las hojas se vuelven a echar a hervir en el agua con vinagre, a fuego lento, hasta que se ablandan bastante para poder ser dobladas y modeladas (30 minutos aproximadamente). Las hojas de col del medio que no se pueden separar bien, o que no sirven, se reservan y se pican para colocarse a la base de la olla, como una manta, encima de cual se ordenaran radialmente las sarmale más adelante.


hojas para sarmale relleno de sarmale
carne para el sarmale asi queda el sarmale

Las cebollas se pican, no muy pequeño, en taquitos, y se sofríen en un poco de aceite, a fuego lento, hasta que cogen un color transparente. Después, se añaden los dos puñados de arroz y se dejan a refreír un poco con la cebolla. Se aparta y cuando se enfría añadimos la carne, el huevo, los cubitos de caldo y se salpimenta al gusto.

Ahora viene la parte más difícil y más importante de la receta: hacer los sarmales. Las hojas preparadas con vinagre se sacan, se cortan por la mitad y se les quita la parte dura. En una parte de la hoja se coloca el relleno y se cierra bien con la misma hoja, como si fuera un sobrecito con forma de rollito de primavera que iremos enrollando con el resto de la hoja de tal manera que no quede ningún boquete, según se ve en la foto, para que al hervir no salga la carne.

col a tiras para sarmale montando los sarmales
sarmale terminado todos los sarmales

Los sarmale listos de esta manera se colocan radialmente sobre la manta de col que ya habíamos puesto en la olla, en capas. Entre las capas se echa generosamente el tomillo. Cuando se acaban, se vierte el tomate natural mezclado con agua hasta cubrir y terminando de cubrir con una capa de hojas de col cortadas. Se ponen a cocer a fuego muy lento, durante dos horas.

Se comen al día siguiente, al ser posible con nata y polenta como guarnición (opcional). Bon appétit!

30 enero 2010

0

Panzerotti de queso fresco y espinacas

Panzerotti de queso fresco y espinacas

Los panzerotti son como unas empanadillas pequeñas, pero de pasta. Para hacer estas panzerotti de queso y espinacas haremos una masa de fino grosor y pueden tener forma circular doblándolos como los cappelleti o forma triangular pero siempre de tamaño grande. Aquí vais a ver como se hace tanto la masa como el relleno. Es una receta típica italiana y espero que os guste. Es algo entretenida, pero merece la pena el esfuerzo.

Panzerotti de queso fresco y espinacas


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1/2 kilo de harina
- 3 huevos
- Tomate frito
- Queso para gratinar

Para el relleno:
- 1/4 de queso fresco o requesón
- 1/4 de espinacas
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Preparación: Ponemos la harina y sobre una mesa en forma de corona, es decir, con un hueco en el centro. A continuación, echamos los dos huevos en el centro y un poco de aceite. Vamos juntando la harina desde el exterior a el centro con los dedos. Continuamos con esta operación hasta mezclarlo todo y lograr una masa. Amasamos bien y dejamos reposar durante 45 minutos.

Mientras, cocemos las espinacas y cuando estén listas, esperamos un poco a que no estén tan calientes y mezclamos con el queso fresco o el requesón, la sal y un poco de pimienta. Reservamos.

Una vez pasado el tiempo para que repose la masa, estiramos y cortamos la masa con ayuda de un vaso en formas redondas. Rellenamos con la masa del queso y la espinaca y los cerramos como si fueran empanadillas, con ayuda de un tenedor. Una vez listas las dejamos unos 15 minutos para que repose bien y cierren.


cocer los panzerotti
emplatar la pasta


Llenamos una olla con agua y cuando hierva, ponemos los panzerotti uno a uno. Los dejamos unos ocho minutos para que la masa se ablande, los escurrimos y los vamos emplatando en un molde redondo. Lo rellenamos, echamos tomate frito por encima y queso rallado. Gratinamos y servimos caliente. Bon appétit!

28 enero 2010

0

Alcachofas con jamón serrano

Alcachofas con jamón serrano

Las alcachofas con jamón son un plato muy socorrido, rápido de preparar y realmente rico.  Esta receta no contiene especialmente grasas, el aceite de oliva virgen con el que vamos a trabajar y el propio del jamón serrano, esta grasa del jamón, le otorgará a las alcachofas un sabor extraordinario. Si llegáis a casa y no sabéis qué preparar, esta es una idea fantástica y que no os quitará mucho tiempo. Además si no tenéis jamón serrano, siempre podéis improvisar y añadir jamón cocido de calidad. Seguro que también os gusta.

Alcachofas con jamón serrano


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 2 latas de corazones de alcachofas
- 150 gramos de jamón serrano
- 4 dientes de ajo
- 1/2 vaso de vino blanco
- 4 cucharadas de aceite de oliva virgen

Preparación:
Como vais a ver es muy simple. Cortamos las alcachofas en dos o cuatro partes, los ajos en láminas el jamón serrano a tacos.

A continuación en una sartén, rehogamos con un poco de aceite de oliva virgen las alcachofas y los ajos. Cuando estén casi listos, es decir, tomando color, añadimos los trozos del jamón serrano y dejamos unos minutos removiendo. Añadimos el vino blanco y dejamos que evapore y reduzca. No necesitamos sal, porque el jamón ya tiene, pero si nos gusta más sabroso podemos echarle un poco más. Bon appétit!

27 enero 2010

0

Pasta de huevas de carpa - Icre de crap - Cocina rumana

Icre de crap o pasta de huevas de carpa

Icre de crap. Esta receta es muy apreciada en Rumanía y es la forma más popular de preparar las huevas. Es muy habitual en las fiestas y se prepara en todo el país, pero especialmente en la zona del Danubio y del Delta. Se come, al igual que el caviar, untado en panecillos o biscotes. Si no podemos conseguir las huevas de carpa, siempre podemos hacerlo con otras sin ningún problema.

Pasta de huevas de carpa. Icre de crap


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (6 personas)

- 350 gramos de huevas de Carpa frescas
- 250 gramos de aceite de girasol
- 2 rebanadas de pan blanco
- 1 cebolla
- Leche
- 1 limón
- Aceitunas verdes o negras
- Sal

Preparación:
Sacamos las huevas de la membrana o el pellejo y las vamos echando en un bol. Cuando estén todas las huevas en el bol, le echamos sal y las tapamos con un film transparente. Las metemos en la nevera durante dos días. De esa manera las huevas adquieren un color anaranjado y más oscuro. Pasados esos dos días, se sacan de la nevera.

Ahora vamos a prepararlas: Ponemos el pan en remojo con la leche hasta que se ablande. Reservamos. Picamos lo más fina que podamos la cebolla y la reservamos también. Exprimimos el limón. Quitamos los pellejos que hayan podido quedarse y añadimos una cucharada de zumo de limón, batimos con un tenedor hasta que se forme una especie de líquido más espeso por romperse algunas huevas.

Huevas de carpa frescas Batimos con un tenedor

Con una cuchara de madera o un tenedor, vamos removiéndolas y añadiendo aceite poco a poco. Después se añade el pan que teníamos en remojo y seguimos removiendo y echando más aceite, de esa manera va adquiriendo consistencia. Cuando vaya absorbiendo el pan y mezclando bien, añadimos la cebolla y seguimos removiendo hasta que esté la masa suave y esponjosa.

Si la masa estuviera demasiado espesa o dura, añadimos un poco de agua mineral (una cucharada o dos como mucho). La metemos en la nevera durante media hora y la servimos con aceitunas por encima. Bon appétit!

Hay que usar el aceite de girasol, ya que el de oliva tiene un sabor demasiado fuerte y camufla el sabor natural de las huevas.

26 enero 2010

0

Canelones de verdura

Canelones de verduras

Canelones de verdura. Dentro de las recetas más populares italianas, destaca sin duda alguna los canelones. Pueden ser rellenos de carne, verduras, o incluso de marisco. Para nosotros los canelones de verduras son unos de los que mas nos gustan. Es una receta sencilla y un poco entretenida, pero merece la pena porque está buenísima y gusta a todos.

Canelones de verdura


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 16 hojas para canelones
- 3 zanahorias
- 2 cebollas
- 1 puerro
- 2 dientes de ajo
- Tomate frito
- Leche entera
- 1 cucharada de mantequilla
- 4 cucharadas de café de harina
- Sal
- Nuez moscada
- Queso para gratinar
- Aceite de oliva

Preparación:
Lo primero, cortamos muy finas las verduras y reservamos. A continuación, ponemos un cazo a hervir y vamos añadiendo las hojas para canelones. Las dejaremos el tiempo que indique el fabricante. Una vez listas, extendemos un paño limpio de cocina, las sacamos una a una con cuidado de no partirlas y las dejamos secar encima del paño.

verduras para canelones hervir laminas de canelones
relleno canelones verdura laminas de canelones listas
canelones preparados de verduras bechamel de los canelones

Refreímos las verduras con muy poco aceite y añadimos cuando estén listas un poco de tomate frito, sal y un poco de pimienta. Apartamos del fuego y dejamos que se enfríen un poco. Luego, rellenamos los canelones y hacemos unos tubos que vamos poniendo en fila en una cazuela de barro. Cuando tengamos todos los canelones dispuestos, hacemos la bechamel. Cubrimos con la bechamel las cazuelas y espolvoreamos con el queso. Metemos las cazuelas en el horno o en el grill del microondas durante unos 15 minutos. Bon appétit!


Siempre podemos hacer más relleno y luego agregarle carne picada. De esa forma obtenemos dos tipos de relleno diferente para los canelones.

23 enero 2010

0

Gulas al ajillo con gambas

Gulas al ajillo con gambas

Uno de los platos que más me gustan son las gulas al ajillo. Si encima son gulas al ajillo con gambas, lo bordamos de buenas. Si le queremos dar un toque diferente podemos ponerles unos cuantos langostinos o almejas y de esa manera potenciamos el sabor. Los sucedáneos de gula lo podemos encontrar en la sección de congelados en cualquier supermercado, incluso si somos muy flojos, en la cocina tenemos la oportunidad de comprar las gulas al ajillo con gambas, ya preparado. Podemos prepararlas para comerlas en familia o con los amigos, o como acompañante de otros platos de pescado, revueltos o ensaladas.

Gulas al ajillo con gambas


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 2 paquetes de gulas (sucedáneo de angulas)
- 6 dientes de ajo
- 2 guindillas picantes
- 12 gambas o langostinos
- Aceite de oliva virgen extra

Preparación:
Dejamos que se descongelen las gulas. Podemos hacer los platos individuales o en una sartén y luego pasarlos a unos cuencos de barro que es más rápido.

Yo los hice en una sartén y los presenté en los cuencos de barro. Vamos con la receta. En una sartén ponemos aceite de oliva, dejamos que caliente un poco y añadimos los dientes de ajos laminados y la guindilla. Los dejamos un par de minutos y añadimos las gambas o los langostinos pelados.

Salteamos unos segundos las gambas para que no queden muy secas y añadimos las gulas. Removemos un poco y dejamos que se terminen de hacer par de minutos.

A continuación rectificamos de sal si hace falta. Las servimos en las cazuelas de barro. Bon appétit!

22 enero 2010

1

Potaje de garbanzos y judías con calabaza

Potaje de garbanzos y judías con calabaza

Hoy os enseño a preparar un plato de cuchara espectacular. Como todos los potajes, este, de garbanzos y alubias con calabaza está mejor de un día para otro, eso todo lo sabéis ya. Yo le he añadido judías pintas porque me gustan mucho personalmente, pero si no queréis, lo podéis preparar solamente con los garbanzos. Acordaros siempre del comino. ;)

Potaje de garbanzos, judías y calabaza


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de garbanzos
- 200 gramos de alubias blancas o pintas
- 250 gramos de calabaza
- 2 tomates maduros
- Un trozo de pimiento rojo
- 1 cebolla grande
- 4 dientes de ajo
- 2 pimientos choriceros
- 2 rebanadas de pan duro
- Pimentón
- Comino
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
La noche anterior habremos puesto los garbanzos y las alubias en remojo. De esa forma estarán hidratados y se hacen antes. Preparamos los pimientos choriceros cortándolos por la mitad y sumergiendolos en agua templada. De esa forma le podremos quitar la carne de una manera muy fácil. Reservamos.

En una olla rápida, ponemos aceite, cortamos dos rebanadas de pan duro y las tostamos, añadimos los dientes de ajo en láminas y dejamos que se frían junto al pan. El ajo no tiene que quemarse. A continuación, retiramos del fuego y añadimos el pimentón, removemos. Sacamos el pan y las láminas de ajo y las ponemos en un mortero, majamos todo junto con sal y comino. En la olla, ponemos la cebolla picada. Refreímos.

Cortar y pelar la calabaza Dejar los garbanzos remojados

Cuando esté lista la cebolla, añadimos el tomate cortado a cuadraditos al igual que el trozo de pimiento rojo, la sal y la carne de los pimientos choriceros que habremos separados de la piel con una cucharilla.

Añadimos los garbanzos, las alubias, el majado que teníamos ya preparado y lo cubrimos con un poco de agua. Llevamos a ebullición y transcurridos cinco minutos desde que hierva, añadimos agua fría para 'asustar' las alubias. Si son blancas no hay que asustarlas, solo las pintas. Cubrimos de agua.

Refreir la cebolla para potaje Añadir las judias y los garbanzos
Dejar cocer calabaza en el potaje

Añadimos la mitad de la calabaza y cerramos la olla rápida. Lo dejamos veinte minutos (depende de la olla que utilicemos puede ser más o menos para que los garbanzos estén tiernos). La apartamos, abrimos la olla y echamos la otra mitad de calabaza cortados a tacos. Rectificamos de sal y lo dejamos hasta que la calabaza esté lista. Cuando esté terminado de cocer, dejaremos que repose unos 10 minutos antes de servir para que se asienten los sabores. Bon appétit!

El comino lo que va a hacer es que no tengamos tantos gases después de comerlos. Es muy beneficioso por sus propiedades estomacales.

20 enero 2010

0

Brocheta de langostinos

Brocheta de langostinos

La brocheta de langostinos es ideal como pincho, tapa o entrante. Lo común es comer los langostinos cocidos o a la plancha, pero si queremos darle un toque diferente, esta es la mejor manera. Os recomiendo que compréis un pan del tipo multicereales y pongáis la brocheta encima, ya que tiene unas semillas por fuera muy crujientes y le dan un toque muy bueno. ¿Habéis probado alguna vez esta brocheta de langostinos? ¿Si tuvieras que elegir, prefieres una brocheta de langostinos o una brocheta de gambas? ¿Con qué combinarías esta fantástica brocheta de langostinos? Ya sabes que puedes dejar abajo tus comentarios!

Brocheta de langostinos


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (por persona)

- 8-10 langostinos crudos
- 1 pimiento rojo
- Una rebanada de pan multicereales
- Mayonesa casera
- Eneldo
- Sal
- Pimienta
- Palillos para hacer brochetas

Preparación:
Pelamos los langostinos y los salpimentamos. Reservamos. Cortamos unos trozos del pimiento rojo. Cuando esté todo listo, vamos intercalando en el palillo de madera los langostinos y las láminas del pimiento rojo.

brocheta de langostinos preparada
rebanada de pan multicereales

Ponemos la plancha de cocina a potencia media y un poco de aceite. Cuando esté caliente la plancha ponemos la brocheta por una lado y luego por el otro. Cortamos una rebanada de pan multicereales y echamos un poco de mayonesa casera por el centro. Espolvoreamos por encima con eneldo y encima ponemos la brocheta. Bon appétit!

19 enero 2010

1

Col refrita - Varza calita

Varza calita o col refrita caliente

Receta de varza calita. La traducción al castellano viene a ser como col refrita o col caliente. Es un plato de los que llamamos 'de diario' ya que allí se suele cocinar mucho. La podemos acompañar para darle más sabor con chorizo o algún otro tipo de carne como panceta o jamón ahumado, pero si no queremos, la convertimos en una comida muy dietética ya que no contiene ninguna grasa. Imagino que hay variaciones según las regiones pero esta espero que os guste.

Col refrita - Varza calita


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1/2 col (repollo)
- 1 cebolla grande
- 1 pimiento rojo
- 1 tomate
- 2 chorizos medianos
- Pimienta
- Eneldo
- Sal
- 4 cucharadas soperas de aceite
- 6 dientes de ajo
- Tomate frito
- El zumo de un limón

Preparación:
Cortamos el repollo a tiras finas, la cebolla y el pimiento rojo y el tomate a tacos. Cuando tenemos cortado el repollo (col), lo ponemos en un recipiente y lo mezclamos con sal. Lo estrujamos bien y lo dejamos reposar durante media hora. Después la escurrimos para que no tenga agua. De esta manera, eliminamos el sabor amargo que pueda tener. Una vez listo, refreímos a fuego lento en la misma olla donde vamos a preparar todo el plato la cebolla junto con el pimiento y el tomate sin piel.

Refreir las verduras
Añadir la carne

Cuando todo esté blando, añadimos el repollo, pimienta según el gusto y cuatro o cinco cucharas soperas de agua. Dejamos hervir media hora a fuego muy lento removiendo de vez en cuando para que no se pegue. Hacia el final, añadimos el eneldo, un poco de zumo de limón, un poco de tomate frito y los dientes de ajo a láminas. Si queremos enriquecerlo, podemos echar un par de chorizos enteros o a trozos. Servimos caliente. Bon appétit!

18 enero 2010

4

Cazón en adobo a la plancha

Cazón en adobo a la plancha

Si nos gusta el cazón en adobo pero no queremos comerlo de la forma tradicional, os dejo una solución. El cazón en adobo a la plancha. De esta manera al no ser frito, podemos seguir comiendo el cazón, sin tener miedo a las calorías. Sale muy jugoso ya que se hace muy rápido por dentro. Ya me contaréis si os gusta.

Cazón en adobo a la plancha


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de cazón en adobo
- Aceite de oliva

Preparación:
Una vez que tenemos el cazón en adobo ya preparado, lo que tenemos que hacer es escurrirlo. Para ello nos valdremos de un colador.

Preparar el cazón en adobo Poner el cazón a la plancha

Una vez escurrido, ponemos un poco de aceite en la plancha de cocina y cuando está caliente los hacemos dándoles la vuelta con cuidado para que no se nos parta. Bon appétit!

16 enero 2010

2

Huevas aliñadas

Huevas aliñás

Huevas aliñás. Otra de las recetas más típicas de Cádiz son las huevas aliñadas. Si pasamos por un bar seguramente podremos tomarnos una tapa de tan preciada delicatessen. Lo más complicado para hacerlas en casa puede ser su cocción, ya que hay que tener mucho cuidado en que no se nos abran y se revienten. Una manera de saber que están listas es cuando las vemos que están prietas, normalmente vale con 10 minutos de cocción, de otra manera seguro que se revientan. Cuando vamos a cocerlas le añadimos la sal y un poquito de vinagre. Otra forma de hacerlas es envolverlas en un paño para que no se partan, pero ya sabéis cada maestrillo tiene su truquillo.

Huevas aliñadas


Dificultad: muy fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 500 gramos de huevas de merluza
- 2 pimientos verdes
- 1 cebolla grande
- 3 tomates maduros
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre blanco
- Sal

Preparación:
Si hemos comprado las huevas sin cocer, primero las cocemos y las dejamos que se enfríen. Una de las mejores maneras de cocerlas es meterlas en un paño limpio para que no se abran, cerrarlo y echarlas en el agua hirviendo con sal.

Por cierto otra de los platos que más se consumen en Cádiz son la ensaladilla rusa y las patatas aliñás. Dos platos fríos que están realmente buenos. Seguimos..

Una vez cocidas las huevas las dejamos enfriar ya que si están muy calientes se pueden partir. También las podemos meter en agua con hielo para acelerar el proceso. Cuando las tenemos frías, las cortamos en rodajas y las reservamos. A continuación, picamos la cebolla, los pimientos y los tomates. Mezclamos todo y añadimos las huevas, la sal, el vinagre primero y luego el aceite de oliva. Tened cuidado que si movéis muy fuerte las huevas se deshacen. Bon appétit!

15 enero 2010

34

Auténticos pinchitos morunos

Auténticos pinchitos morunos

Los pinchitos morunos o pinchos morunos, son unas brochetas de carne de cordero a la plancha, que previamente ha sido macerada en una mezcla de especias donde predomina el picante. La carne va pinchada a la plancha y juntos los trozos de carne, unos con otros, en un palillo. En la cultura musulmana no se ponen cubiertos en la mesa. Los cubierto se consideran un arma y se evita el concepto de ofensa. Os dejo la receta casera con todos las especias necesarias para que os salgan unos auténticos pinchos morunos.

Auténticos pinchitos morunos


Ingredientes: (4-8 personas. Mezcla de especias es para 2 kilos de carne ya que le añadimos aceite y cunde bastante)

- 1 kilo de carne en trozos de cordero o ternera (vale pollo si os gusta más)
- Comino molido (1/4 cucharilla)
- Cilantro (1/4 cucharilla)
- Cúrcuma (1 cucharilla)
- Ajo en polvo (1/2 cucharilla) 
- Jengibre (1 cucharilla)
- Perejil (1/2 cucharilla)
- Pimienta negra (1 y 1/2 cucharilla)
- Azafrán (una pizca)
- Alcaravea (1/4 de cucharilla)
- Nuez moscada (1/4 de cucharilla)
- Pimentón picante (1/2 cucharilla)
- Canela en polvo (1/4 cucharilla)
- 2 cebollas muy picadas
- Aceite de oliva

Preparación:
Una vez tenemos todas las especias, las vamos poniendo en un mortero y las majamos. Reservamos. Cortamos la carne a trozos no muy grandes, de unos tres centímetros. Reservamos también.

carne-ternera especias para pinchitos morunos
especias en el mortero majado de especias para pinchitos
añadir aceite pinchos aliño pinchitos casero

En un bol o un recipiente, volcamos las especias y añadimos aceite. Removemos bien y se las echamos a la carne junto con las dos cebollas muy picadas. La vamos mezclando para que toda la carne quede bien impregnada con las especias, la cebolla picada y el aceite. Cerramos el recipiente de la carne para que macere durante al menos 12 horas. Recomendado 24 horas.

carne pinchitos  morunos pinchos morunos terminados

Pasado ese tiempo, insertamos los trozos de carne en palillos para brochetas, tienen que quedar los trozos de carnes bien juntos. Calentamos la barbacoa o la plancha y los hacemos bien sin poner aceite porque ya los pinchos tienen junto con las especias. Ya tenemos los auténticos pinchitos morunos. Bon appétit!


Depende de la zona en la que nos encontremos si vamos a Marruecos o alrededores combinan diferentes tipos y cantidades de especias. Si no tenemos alguna de las especias no pasa nada y podemos agregar o quitar según nuestros gustos. 

Normalmente son de cordero aunque en España se utiliza el cerdo, el pollo y la ternera indiferentemente. En los supermercados y la carnicería podemos encontrar los pinchitos ya hechos, pero no tienen apenas sabor y mucho colorante.