05 septiembre 2011

Gazpacho andaluz

Gazpacho andaluz

¿Queréis saber cómo hacer gazpacho andaluz? Hoy os enseño cómo hacer un buen gazpacho casero. El gazpacho andaluz es una de las recetas más elaboradas en el sur de España, sobre todo, cuando aprieta el calor y los termómetros no dan tregua. Hasta Karlos Arguiñano te puede enseñar su receta en la tele en verano. El gazpacho andaluz es una fuente natural de vitaminas ya que todos los ingredientes son naturales a base de verduras, eso sí, no os pongáis ahora a mirar las calorías del gazpacho. Podríamos considerar al gazpacho andaluz como una sopa fría fácil de hacer, muy refrescante y a la vez nutritiva. Este tipo de receta siempre tienen variaciones según los gustos y los lugares donde los preparen, como el prepararlo más o menos espeso, según la cantidad de pan que nos guste, o agregarle o no pepino.

Como siempre os digo, "el libro de los gustos está en blanco" y siempre podemos eliminar o añadir, a nuestro antojo, manteniendo la base de la receta. ¿Eres una amante del gazpacho andaluz tradicional? ¿Qué añades o quitas de los ingredientes del gazpacho andaluz para hacerlo más a tu gusto? ¿Tienes algún truco para hacer un buen gazpacho andaluz? Ya sabes que puedes dejar tus comentarios bajo el artículo!

Gazpacho andaluz casero


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2 kilos de tomates maduros, preferiblemente tipo pera
- 1 cebolla blanca
- 1 pimiento rojo
- 1 pimiento verde
- 1 pepino mediano
- Pan blanco duro del día anterior
- 2 dientes de ajo
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre blanco
- Sal


Preparación del gazpacho andaluz casero:


Ponemos primero el pan en remojo con bastante agua para que se empape y reservamos. Si no hacemos eso nos costará mucho trabajo el hacer el gazpacho. Luego limpiamos las verduras y las troceamos, no hace falta que las partamos muy pequeñas porque vamos a triturarlas. En una olla grande metemos las verduras troceadas pero del pepino solo pondremos la mitad y pelado. Añadimos un vaso de agua. Con la ayuda de la batidora trituramos todo muy bien.

A continuación, agregamos el pan empapado en agua, medio vaso de aceite de oliva (125 cl), un cuarto de vinagre (75 cl) y un poco de sal. Volvemos a triturar todo y vamos a ir añadiendo agua hasta que quede una consistencia líquida. El gazpacho andaluz es bastante líquido y se bebe en vaso.

Cuando está listo, pasamos todo el gazpacho por un chino o un colador para eliminar las semillas del tomate y la piel de las verduras que han quedado. De esa forma el gazpacho es más suave y no nos vamos a encontrar trozos de piel al beberlo. Otra opción es que eliminemos la piel y las semillas de los tomates antes de ponerlos, así evitamos colarlo.

Rectificamos de sal y vinagre al gusto y lo metemos en el frigorífico para que esté fresquito antes de servirlo. Podemos presentar el el gazpacho solo, o con el resto del pepino y la cebolla troceados muy fino en un recipiente aparte, así cada comensal le puede poner al gusto. ¿Te has animado a preparar la receta del gazpacho andaluz? Bon appétit!