Te recomendamos

Crema de calabacín de la abuela

Crema de calabacín de la abuela

La crema de calabacín de la abuela tiene todo el sabor tradicional de la antigua cocina, es de lo más sencilla de preparar y no necesitamos ningún conocimiento de cocina. Esta receta en concreto no lleva quesitos. Eso es una invención, algo más moderna, no me imagino a nuestras abuelas antiguamente con los quesitos para darles cremosidad, para eso estaba la mantequilla o la nata. De todas formas también podéis encontrar la receta en crema de calabacín con quesito en el blog. Este tipo de cremas son geniales para llevar un estilo de vida saludable. Una crema deliciosa para toda la familia o para compartir con los amigos.

Crema de calabacín de la abuela


Dificultad: muy fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 3 calabacines medianos
- 1 puerro pequeño
- 1 cebolla grande
- Sal
- Aceite de oliva
- Mantequilla

Preparación:
Los primero que hacemos es limpiar el puerro y picarlo junto a la cebolla.

A los calabacines le quitamos la piel y las semillas que puedan tener. Lo troceamos y reservamos.

En una olla ponemos un poco de aceite de oliva y una cucharada de mantequilla, echamos la cebolla y el puerro picados y sofreímos un poco. Cuando esté tomando color, agregamos los calabacines cortados y los rehogamos todo un par de minutos.

A continuación cubrimos con agua y una pizca de sal. Luego rectificamos la sal a nuestro gusto.

Tapamos y dejamos que se pongan las verduras blandas. Cuando esté listo, trituramos todo bien con la batidora. Si lo queremos un poco menos espeso añadimos un poco de agua o leche. Y si lo queremos mucho más fino lo podemos pasar por un colador o chino antes de servir. Podemos servir con unos picatostes por encima y está buenísima. Bon appétit!
loading...

Visítame en Google+