31 marzo 2012

Potaje de judías frescas con coliflor

Potaje de judías frescas con coliflor

Potaje de judías frescas y coliflor. Los potajes aunque se comen durante todo el otoño e invierno principalmente, suelen estar muy presentes en épocas de Cuaresma y Semana Santa ya que, no contienen carne, son toda una fuente de energía y están muy buenos. Hay muchos tipos de potaje pero vamos a ver la receta de un potaje de judías frescas con coliflor y zanahorias. Este potaje en cuestión tiene la particularidad de hacerse con judías frescas y no secas que hemos tenido que dejar en remojo durante la víspera, por lo que además de simple de realizar, necesitamos menos tiempo de cocción ya que las judías están muy tiernas. Las judías frescas tienen su temporada, pero siempre podemos congelarlas y tenerlas reservadas para ocasiones como esta.

¿Os gustan los potajes? ¿Los coméis durante toda la época del año o en temporadas?

Potaje de judías frescas con coliflor y zanahorias


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 a 6 personas)

- 250 gramos de judías frescas
- 2 zanahorias grandes
- 1/2 coliflor mediana
- 1 cebolla grande
- 6 dientes de ajo
- 2 rebanadas de pan duro
- Cominos
- 2 hojas de laurel
- Pimentón dulce
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Limpiamos la coliflor y la partimos a trozos no muy grandes. Pelamos las zanahorias, las lavamos y las cortamos en rodajas no muy finas. La cebolla la picamos y los ajos los fileteamos. Reservamos.

En una olla ponemos un fondo de aceite de oliva y cuando aún no está muy caliente, agregamos los ajos fileteados. Cuando empiecen a coger color, los sacamos y ponemos en un mortero. Añadimos al aceite las rebanadas de pan y freímos. Cuando estén fritas, las ponemos en el mortero junto con los ajos, un poco de sal, una cucharada de cominos y una cucharada de pimentón. Majamos bien el conjunto y reservamos.

En el aceite agregamos la cebolla picada junto con las zanahorias. Dejamos unos minutos que se refrían y luego agregamos el laurel, la pimienta molida al gusto, el majado y a continuación las judías, que como son frescas, solamente las hemos limpiado con agua. Removemos la olla para mezclar con cuidado de no partir las judías y agregamos un vaso de agua. Dejamos que hierva un par de minutos.

Pasado ese tiempo, añadimos tres vasos de agua fría, para cortar la cocción. Agregamos ahora la coliflor a trozos y cerramos la olla. Dejamos que se haga durante 30 minutos.

Después de ese tiempo abrimos y rectificamos de sal y pimienta. Si hace falta porque nos gusta menos caldoso lo dejamos unos minutos más a fuego lento para que evapore líquido. Dejamos reposar unos minutos y servimos. Bon appétit!

30 marzo 2012

Raviolis caseros de pasta fresca con jamón y queso

Raviolis caseros de pasta fresca con jamón y queso

Raviolis de jamón y queso. Los raviolis de pasta fresca y en general todos los tipos de pasta rellena, son muy fáciles de hacer en casa, si le dedicamos un poco de tiempo. Por supuesto no es lo mismo comer unos raviolis de producción artesanal, que unos raviolis de pasta seca e industriales. Además si los hacemos en casa siempre podemos rellenarlos de lo que más nos guste. En este caso, hice esta de pasta fresca rellena de jamón y queso. La cocina italiana al alcance de todos.

Raviolis caseros de pasta fresca con jamón y queso


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 350 gramos de harina blanca
- 2 huevos
- 5 cucharadas soperas de aceite de oliva
- 150 gramos de jamón serrano
- 150 gramos de queso emmental, parmesano o mozzarella
- Sal
- Tomate natural troceado o pasta de tomate

Preparación:
Lo primero que hacemos es la masa para los raviolis frescos. En un recipiente, ponemos la harina, añadimos el aceite, los huevos y una pizca de sal. Mezclamos con una pala primero hasta formar la masa que tiene que estar algo pegajosa. La pasamos a la mesa y empezamos a amasar añadiendo algo de harina para que no se nos pegue a la mesa. Cuando esté lista, la dividimos en dos mitades y la dejamos una media hora reposar. Como no tiene levadura, no sube.

Mientras, cortaremos el jamón y rallamos el queso, si no viene rallado. Reservamos.

Pasada la media hora, y con ayuda del rodillo estiraremos una de las mitades. A continuación la otra mitad y luego volveremos a estirar la primera mitad que hemos dejado descansar. De esta forma la masa no vuelve tanto a encoger y podemos estirarla más fácilmente. Hay que dejarlas descansar un poco para seguir estirando. La masa tiene que quedar fina ya que si es muy gruesa al cocerla queda demasiado pastosa.

masa-para-pasta-fresca dividir-la-masa-para-pasta
estirar-las-masas cortar-la-forma-de-raviolis
rellenar-raviolis cocer-raviolis-frescos

Cuando tengamos la masa estirada para los raviolis, empezamos a hacer los cortes con ayuda de un molde metálico. Intentaremos que nos salgan el máximo posible. Una vez los tenemos, ponemos el relleno en el centro y cubrimos con otro corte encima. Presionamos por la zona alrededor del relleno y cerramos bien con la ayuda de un tenedor. Tiene que quedar bien cerrado ya que si al cocerlo se abre, ya no no vale.

Una vez los tenemos todos cerrados bien, ponemos a hervir agua con un poco de sal y los cocemos durante 5-8 minutos aproximadamente. Los sacamos, escurrimos y los servimos con tomate natural por encima para poder saborear el relleno. Bon appétit!

29 marzo 2012

Chimichurri argentino para carnes a la parrilla

El tradicional chimichurri es uno de los acompañantes principales para las carne a la parrilla y asados estilo argentino. Es muy fácil de hacer y le aporta mucho sabor a la carne. El picante podemos variarlo ingrediendo más o menos guindilla o ají. El ají es uno de los ingredientes más picante que existen por lo que tenemos que moderar su consumo, aunque no eliminarlo, ya que es importante para el incremento del metabolismo. Las cantidades varian en función, logicamente, de la cantidad que queramos o vayamos a utilizar con la carne.

Chimichurri argentino para carnes a la parrilla



Ingredientes:

- 2 dientes de ajo
- 1 manojo de perejil fresco
- Orégano
- Ají o guindillas rojas
- Sal
- 1/4 de vaso de aceite de oliva
- 1/2 vaso de vinagre

Preparación:
Picamos los dientes de ajo y el perejil. Los ponemos en un bol y añadimos abundante orégano y un poco de ají o guindilla picada.

Ahora en un cazo, calentamos medio vaso de vinagre. Una vez caliente, no mucho, se lo añadimos a los condimentos y removemos. Ponemos un poco de sal y por último añadimos un cuarto de vaso de aceite de oliva. Mezclamos bien y servimos con la carne a la parrilla. Bon appétit!

28 marzo 2012

Tortilla de espaguetis

Tortilla de espaguetis

Receta de tortilla de espaguetis. Hay muchas formas de preparar tortillas y hoy vamos a ver otra de ellas que seguro que va a sorprender a más de uno. La tortilla de espaguetis. Es una tortilla de pasta inspirada en una receta que había visto con anterioridad de macarrones. Puede parecer algo raro y que, por relacionarse con pasta, no nos llame mucho la atención. Después de probarla vais a comprobar que tiene un sabor muy agradable, que ha sido muy fácil de hacer y va a sorprender a todos, seguro.

Tortilla de espaguetis


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de espaguetis
- 5 huevos
- Queso para rallar
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Ponemos a cocer la pasta en una olla con bastante agua y sal. Llevamos a ebullición y dejamos que se haga la pasta según las indicaciones del fabricante. Cuando estén listos, los ponemos bajo agua fría y reservamos.

Batimos los huevos con un poco de sal, agregamos los espaguetis y rallamos un poco de queso que añadiremos a la mezcla.

mezclar-espaguetis-y-huevos
rallar-queso

Ponemos unas cucharadas de aceite en una sartén. Hacemos la tortilla por un lado y con ayuda de una tapadera o un plato llano, le damos la vuelta. La terminamos de hacer por el otro lado y servimos acabada de hacer y bien caliente. Bon appétit!

24 marzo 2012

Crema de calabacín con jamón y crocante


Crema de calabacín con jamón y crocante de hojaldre. Como siempre, una de las mejores cremas que podemos hacer es una crema de calabacín, sin encima le damos un toque diferente, un toque original, estamos convirtiendo esta crema en todo un lujo. Es una manera diferente que sorprende a todos y tiene un gran sabor.

Crema de calabacín con jamón y crocante


Dificultad: baja-media
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 4 calabacines medianos
- 1 puerro pequeño
- 1 cebolleta
- Sal
- Aceite de oliva
- 1/2 cucharadita de mantequilla
- 100 gramos de jamón
- 2 láminas de masa de hojaldre
- 1 huevo

Preparación:
La preparación de la crema es básicamente la misma que la crema de calabacín de la abuela. Pero vamos a ver que en algún punto variamos la receta.

Cortamos picamos finamente la cebolla o cebolleta, el puerro lo limpiamos bien bajo el agua y lo fileteamos. Pelamos los calabacines y les quitamos las semillas. Los partimos en dados y reservamos.

En una olla ponemos un poco de aceite de oliva y una pizca de mantequilla, echamos la cebolla y el puerro picados y refreímos. Pasados unos minutos, agregamos los calabacines cortados y los rehogamos.

hacer mas fina la crema agregar jamon y cebolleta
tapar con el hojaldre una vez sale del horno
la crema de calabacin lista vista de la crema calabacin y jamon

Cubrimos con agua y salpimentamos. Lo dejaremos unos diez minutos. Cuando esté listo, trituramos con la batidora. Si lo queremos un poco menos espeso añadimos un poco de agua. Y si queremos que la crema sea muy fina lo colamos o pasamos por un chino. Le incorporamos el jamón troceado y la cebolleta picada. Una vez la tenemos lista, la reservamos y tenemos que dejarla enfriar. Este paso es muy importante. La crema tiene que estar fría.

Ponemos a calentar el horno a 180 grados. A continuación, vamos a hacer las ‘tapaderas’ del crocante. Para ello cortamos la masa de hojaldre uno o dos centímetros más que lo que pueda medir el cuenco donde vamos a servir la crema de calabacín. Podéis ver las fotos y haceros una idea. Ahora, tenemos que pegar bien la masa al cuenco, así que apretaremos bien por los bordes para que quede bien sujeta.

Una vez tenemos todas las raciones y el horno está caliente, las pintamos por encima con huevo batido, si queremos, y las ponemos en el horno hasta que esté la masa suba. Servimos caliente. Bon appétit!

23 marzo 2012

Puré de patatas al limón

Puré de patatas al limón

Un puré de patatas con un toque diferente al que solemos hacer y con un poco de  influencia sudamericana. Voy a enseñaros a hacer puré de patatas al limón. El toque a limón le da carácter y nos vale perfectamente para acompañar pollo o cualquier otro tipo de carne a la plancha o empanados. Es algo más espero pero lo podemos diluir con un poco de leche tibia si queremos.

Puré de patatas al limón


Coste: bajo
Dificultad: muy baja

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de patatas
- 1 limón
- 1 cucharada de aceite
- 1 cucharada de margarina
- Sal
- Pimienta blanca

Preparación:
Limpiamos las patatas y las ponemos a cocer en agua con sal. Cuando estén blandas, podemos comprobarlo pinchando un palillo y si están blandas es que están listas, las sacamos y las pelamos. Las podemos parar por un pasapurés o triturarlas con un tenedor, que le da un toque más casero.

Le añadimos el aceite, la margarina, la sal y la pimienta. Seguimos mezclando y añadimos el zumo del limón poco a poco, sin pasarnos, ya que saldría muy ácido. Rectificamos de sal y de pimienta y servimos. Si lo queremos un poco menos espeso podemos añadir un par de cucharadas de leche tibia. Bon appétit!

20 marzo 2012

Albóndigas de jamón en salsa de cebolla

Albóndigas de jamón en salsa de cebolla

Albóndigas de jamón en salsa de cebolla. Una de las mejores albóndigas caseras que hemos comido son estas albóndigas de jamón en salsa de cebolla. Se deshacen en la boca y, acompañadas de unas patatas fritas a taquitos son toda una delicia. Como siempre, os recuerdo que las albóndigas no tienen mucha dificultad a la hora de hacerlas, pero es verdad que requieren algo de tiempo. El sabor que de otorga el jamón es sensacional. La salsa ni os cuento.

Albóndigas de jamón en salsa de cebolla


Dificultad: media
Coste: medio

Ingredientes: (4 a 6 personas)

- 750 gramos de carne picada de cerdo (puede ser mezcla con ternera)
- 4 cebollas
- 1 huevo
- 200 gramos de jamón serrano
- 2 dientes de ajo
- Perejil
- 1/2 cucharada de pimentón de la Vera
- 1 litro de caldo de ave
- 1 vaso de vino blanco
- Pimienta
- Pan rallado
- Harina
- Aceite de oliva
- Sal

Preparación:
Lo primero que haremos es la salsa de cebolla, para que mientras hacemos las albóndigas esté medio lista y no tengamos que esperar. Para ello picamos las cebollas, no muy finas, pero reservamos una, que nos valdrá para hacer las albóndigas de jamón.

En una olla ponemos cuatro cucharadas de aceite de oliva y pochamos la cebolla, a continuación, añadimos el vaso de vino y el caldo de ave. Llevamos a ebullición a fuego bajo. Mientras, haremos las albóndigas de jamón.

Hacer la salsa de cebolla Triturar salsa de cebolla

En un recipiente, ponemos todo junto, para ahorrar tiempo, la carne picada, el jamón, la cebolla, los dientes de ajo y el perejil también finamente picados. Agregamos una pizca de sal, no mucha, ya que el jamón contiene sal. Un poco de pimienta negra, el pimentón de la Vera y el huevo. Cuando lo tengamos todo, mezclamos bien hasta formar una masa.

Ahora agregamos dos o tres cucharadas de pan rallado y seguimos amasando. Cuando esté la masa uniforme, ponemos en un plato o un recipiente harina y hacemos con la masa las bolas de las albóndigas. Hacemos las bolas y las pasamos por harina. Así hasta terminar la carne. Cuando las tengamos todas reservamos.

poner ingredientes Mezclar para hacer las albondigas
Freis las albondigas de jamon Meter las albondigas en la salsa

Vamos a triturar el contenido de la olla y dejar la salsa muy fina. No añadir mucha sal a la salsa ya que las albóndigas soltarán el sabor también.

Después, ponemos una sartén con abundante aceite y freímos las albóndigas. Cuando estén fritas las iremos metiendo en la salsa de la olla. Así con todas.

Cuando terminemos el proceso, dejamos que reduzca la salsa a la mitad con las albóndigas. Cortamos unas patatas a tacos y las freímos mientras. Cuando lo tengamos todo listo, servimos caliente. Bon appétit!

18 marzo 2012

Conoce las especias más exóticas de la gastronomía

especias. Foto de Teleyinex en Flickr
Puesto de especias Jerusalén. Foto de Teleyinex en Flickr.

En el Blog de Viajes eDreams podréis encontrar los mejores destinos para viajar por todo el mundo, consejos para los viajeros y curiosidades que no conocíais sobre lugares de los cinco continentes. Hoy, nos darán unas pequeñas pinceladas sobre las especies más exóticas que se utilizan en la cocina. ¿Os los vais a perder?
 

Cuando Cristóbal Colón descubrió América, su objetivo no era otro que llegar a las "Indias de las Especias". Así, gracias a él y a este ingrediente gastronómico se descubrieron y abrieron al mundo nuevas rutas terrestres y marítimas, nuevos destinos para poder viajar, nuevos lugares a los que poder ir de vacaciones y en definitiva nuevas civilizaciones a las que conocer en profundidad.
Estos condimentos son el milagro de la cocina. Transforman nuestras recetas y platos con mil sabores deliciosos. Hoy, nos vamos de ruta por el mundo conociendo las especias exóticas más destacadas. ¿Os animáis?


Especies de la India
Las especias son el ingrediente estrella en los platos de cocina india, ya que le aportan todo su aroma, sabor e incluso color. Se caracteriza por la mezcla de especias, sutiles y provocativas que conquistan todos los paladares. Vamos a hacer un repaso por las principales especias de esta gastronomía:
Alholva es una de las principales especias que se utilizan para el curry. Es una semilla roja,crujiente y de sabor amargo.

El asa fétida, también conocida como Hing, es una resina procedente de la zona de Cachemira. Se vende en polvo y su olor recuerda ligeramente a la trufa. Además es muy picante.
Cardamomo o elaichi es también dulce y muy aromático. Se suele utilizar en la elaboración del kulfi, un postre muy suave.

Garam Masala, o mezcla de especias picantes. Se puede comprar hecho, aunque lo ideal es prepararlo en casa. La receta tradicional mezcla ajo, pimienta, canela y cardamomo.
También se usan habitualmente especias más conocidas para nosotros como la canela, el clavo, la cayena, el chile o el comino.

Especias más habituales en la cocina mexicana
La cocina mexicana también es otra de gastronomías que hay que destacar cuando hablamos de condimentos.
El chile es uno de los alimentos más antiguos de la cocina mexicana y también uno de los más representativos. Podemos encontrarlos de diferente color, tamaño y textura aunque lo que más sorprende es como puede variar tanto su nivel o grado de picante.

El epazote es una hierba muy aromática que se usa tanto como planta medicinal como condimento. Se utiliza mucho durante la cocción de los frijoles ya que ayuda a que estos no generen gases intestinales.
También la canela, el perejil, el jengibre, la hierbabuena, el ajo y el orégano son protagonistas en la cocina mexicana.

Especias en la comida árabe
La comida de los países árabes se caracteriza por las especias que se utilizan, pero para sorpresa de muchos hay que decir que no se trata de condimentos picantes o agresivos al paladar, sino que también utilizan especias que tenemos a nuestro alcance.

¿El secreto? Hay que saber combinarlas. Seguramente hemos oído hablar en multitud de ocasiones de las 7 especias o Baharat entre las que destacan la pimienta de Jamaica, el cardamomo, el cilantro, el comino, la canela o cassia, la pimienta negra, la nuez moscada y el pimentón o paprika.
¿Qué otras especies habéis probado? ¿Os gustaría realizar alguna ruta gastronómica? ¿Qué destinos elegiríais?

16 marzo 2012

Ensalada de patatas estilo Bucovina

Ensalada de patatas estilo Bucovina

Ensalada de patatas estilo Bucovina. Cuando aprieta el calor empieza a apetecer las ensaladas fresquitas. Os presento una ensalada de patatas al estilo Bucovina muy rápida de hacer y que en días de calor se apetece mucho al servirse fría. Los ingredientes son muy fáciles de encontrar y son típicos de la zona norte de Rumanía, pero si no los tenemos a mano podemos sustituirlos por algunos parecidos. Si no tenemos tomates cherry, por ejemplo, podemos utilizar tomates normales, y si no tenemos pimientos verdes picantes, aquí se llaman ardei iute, podemos usar pimientos verdes o del padrón. La receta es con aceite de girasol, pero podéis utilizar aceite de oliva.

Ensalada de patatas estilo Bucovina


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 4 patatas medianas
- 4 tomates cherry
- 1 pimiento verde picante
- 1 pimiento rojo
- 1 cebolla
- 4 aceitunas negras
- Sal
- Vinagre blanco
- Aceite de girasol

Preparación:
Ponemos las patatas a cocer con piel. Mientras, picamos la cebolla, los pimientos, quitándoles las semillas, los tomates cherry los cortamos en cuatro trozos y las aceitunas a láminas. Reservamos.

Cuando estén listas, las pelamos y dejamos enfriar. Las cortamos a tacos y mezclamos con las verduras. Añadimos sal, vinagre y aceite al gusto. Dejamos enfriar en la nevera y servimos fría. Bon appétit!

12 marzo 2012

Hamburguesas de carne de puchero

Hamburguesas de carne de puchero

¿Quieres preparar unas hamburguesas de carne de puchero? Os enseño a preparar unas fantásticas hamburguesas de carne de puchero. Muchas veces tenemos la carne del puchero y nos apetece hacer una ropa vieja o queremos entretenernos un poco más y hacer unas croquetas de puchero. Las hamburguesas de carne de puchero, son una solución mucho más fácil y diferente, que podemos hacer en menos tiempo y siempre respetando el sabor de la carne y dando un aspecto y presentación diferentes. ¿Qué os parece la idea de hamburguesas de carne de puchero?

Hamburguesas de carne de puchero


Dificultad: media
Coste: medio

Ingredientes:

- La carne del puchero con algunas verduras y garbanzos
- 1 cebolla
- 2 huevos
- Pan rallado
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación de las hamburguesas de carne de puchero:


Echamos en el recipiente para triturar de la batidora la carne del puchero junto a algunas verduras, garbanzos, la cebolla, un huevo, sal y un poco de pan rallado. Lo trituramos todo sin que llegue a convertirse totalmente en una pasta y reservamos. Si necesita más pan rallado, añadimos en ese momento. Batimos el otro huevo en un bol y reservamos.

Encima de un papel de aluminio, ponemos un molde metálico redondo y rellenamos con ayuda de una cuchara. Apretamos bien y cuando lo tengamos, le damos con la brocha mojada en el huevo batido. A continuación, echamos pan rallado por encima y con ayuda de otra cuchara seca aplastamos un poco para que se fije bien.

Con cuidado, le damos la vuelta a la hamburguesa y la ponemos en un plato. Pintamos con el huevo y le echamos el pan rallado. Con las manos le damos unas palmaditas para que quede fijado el pan y quitar el exceso.

poner-en-molde-la-carne-de-puchero
untar-con-huevo
dar la vuelta al molde
pasar-por-pan-rellado

Cuando las tengamos todas, ponemos una sartén con abundante aceite de oliva y las freímos hasta que adquieran un color tostado. No hace falta mucho tiempo porque la carne de su interior está cocinada. Las ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y listo. Hamburguesas de carne de puchero. Bon appétit!

08 marzo 2012

Patatas a la riojana

Patatas a la riojana

Las patatas a la riojanas, con sus trozos de chorizo y un toque picante, hacen de este plato uno de los más sencillos de hacer y con mejor sabor de la zona norte de nuestro país. La receta de patatas a la riojana tiene una procedencia humilde, basada en los hombres del campo, donde con productos que hallaban, y algunos que traían de casa, hacían sus guisos a la lumbre de un buen fuego. Muy fácil de preparar, es un plato de cuchara de los más ricos que podemos preparar.

Patatas a la riojana


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de patatas
- 350 gramos de chorizo
- 2 cebollas medianas
- 1 pimiento rojo
- 2 pimientos choriceros o 4 ñoras
- 2 ramas de laurel
- 1 cucharada de pimentón
- 1 guindilla (opcional)
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Una media hora antes, ponemos en agua tibia los dos pimientos choriceros o las cuatro ñoras. De esa forma se irán hidratando.

Echamos en una olla un buen chorro de aceite de oliva. Picamos las cebollas, el pimiento rojo lo troceamos y los dientes de ajo los limpiamos, pero sin pelar. Los utilizaremos enteros. A continuación los añadimos a la olla, junto con las hojas de laurel, la guindilla troceada (opcional) y dejamos que se pochen.

Pasados unos minutos, añadimos los chorizos troceados. Yo les puse dos tipos diferentes de chorizo. Removemos y dejamos unos minutos. Mientras, sacamos del agua los pimientos choriceros y les quitamos la carne con ayuda de una cucharilla. La carne se la añadimos a la olla.

Refeir la carne con las verduras Agregar las patatas

Pelamos las patatass y las limpiamos bien. La cascamos y se las vamos añadiendo a la olla. Cuando esté todo listo, salpimentamos y añadimos la cucharada de pimentón. Cubrimos con agua un par de dedos por encima y cerramos la olla. Dejamos que se haga durante 15 minutos. Pasado ese tiempo, dejamos reducir si tiene demasiado caldo y rectificamos de sal. Dejamos reposar unos minutos y servimos. Bon appétit!

01 marzo 2012

Sandias en salmuera

Sandías en salmuera

Las sandias en salmuera son un tipo de conserva que lleva, en los inviernos largos del este de Europa, un poquito de alegría y de color en el océano blanco de la nieve. Con su sabor mezcla entre el dulce y el salado, puede ser el entrante perfecto antes de un guiso de carne o unas patatas con salsa. Podemos comerlas, si nos apetece como simple aperitivo, aunque algunas regiones es normal que acompañen a los platos de carne al horno.

Sandias en salmuera


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- Sandías de tamaño pequeño, pero maduras o casi (las que entren en el bidón)
- Manzanas
- Sal sin yodo
- Apio
- Ajos
- Hojas de guindo
- Hojas de roble

Preparación:
En un bidón grande de plástico no transparente y con tapa, vamos a ir poniendo las sandías ordenadamente. Al mismo tiempo, en los huecos entre sandía y sandía, iremos poniendo una manzana y algunas hojas de apio, un par de dientes pelados de ajo, hojas de guindo y horas de roble. Entre sandía y sandía, intentaremos poner hojas, ya sean de apio, de roble o de guindo para que no estén en contacto directo, aunque sí firmemente puestas.

De esta forma iremos llenando el bidón hasta arriba. Ahora mezclamos por cada litro de agua que necesitemos para llenar hasta arriba el bidón, una cucharada de sal sin yodo. Mezclamos bien y echamos el agua en el bidón. Terminaremos poniendo más hojas de roble, apio, guindo y ajos pelados por encima de todo, a modo de tapa. Luego cerramos bien con su tapadera de rosca el bidón y guardamos en un lugar fresco con una temperatura constante de unos 10 grados, 15 grados como máximo y sin luz directa.

Nos aguanta hasta el siguiente verano si queremos, pero se pueden consumir pasados dos meses como mínimo. Bon appétit!