24 marzo 2012

2

Crema de calabacín con jamón y crocante


Crema de calabacín con jamón y crocante de hojaldre. Como siempre, una de las mejores cremas que podemos hacer es una crema de calabacín, sin encima le damos un toque diferente, un toque original, estamos convirtiendo esta crema en todo un lujo. Es una manera diferente que sorprende a todos y tiene un gran sabor.

Crema de calabacín con jamón y crocante


Dificultad: baja-media
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 4 calabacines medianos
- 1 puerro pequeño
- 1 cebolleta
- Sal
- Aceite de oliva
- 1/2 cucharadita de mantequilla
- 100 gramos de jamón
- 2 láminas de masa de hojaldre
- 1 huevo

Preparación:
La preparación de la crema es básicamente la misma que la crema de calabacín de la abuela. Pero vamos a ver que en algún punto variamos la receta.

Cortamos picamos finamente la cebolla o cebolleta, el puerro lo limpiamos bien bajo el agua y lo fileteamos. Pelamos los calabacines y les quitamos las semillas. Los partimos en dados y reservamos.

En una olla ponemos un poco de aceite de oliva y una pizca de mantequilla, echamos la cebolla y el puerro picados y refreímos. Pasados unos minutos, agregamos los calabacines cortados y los rehogamos.

hacer mas fina la crema agregar jamon y cebolleta
tapar con el hojaldre una vez sale del horno
la crema de calabacin lista vista de la crema calabacin y jamon

Cubrimos con agua y salpimentamos. Lo dejaremos unos diez minutos. Cuando esté listo, trituramos con la batidora. Si lo queremos un poco menos espeso añadimos un poco de agua. Y si queremos que la crema sea muy fina lo colamos o pasamos por un chino. Le incorporamos el jamón troceado y la cebolleta picada. Una vez la tenemos lista, la reservamos y tenemos que dejarla enfriar. Este paso es muy importante. La crema tiene que estar fría.

Ponemos a calentar el horno a 180 grados. A continuación, vamos a hacer las ‘tapaderas’ del crocante. Para ello cortamos la masa de hojaldre uno o dos centímetros más que lo que pueda medir el cuenco donde vamos a servir la crema de calabacín. Podéis ver las fotos y haceros una idea. Ahora, tenemos que pegar bien la masa al cuenco, así que apretaremos bien por los bordes para que quede bien sujeta.

Una vez tenemos todas las raciones y el horno está caliente, las pintamos por encima con huevo batido, si queremos, y las ponemos en el horno hasta que esté la masa suba. Servimos caliente. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. Que me gustan este tipo de recetas
    Un saludo

    ResponderEliminar
  2. Creo que a tod@s les gusta esta crema con su crocante. Está genial. un saludo Diego!!

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!