31 marzo 2012

6

Potaje de judías frescas con coliflor

Potaje de judías frescas con coliflor

Potaje de judías frescas y coliflor. Los potajes aunque se comen durante todo el otoño e invierno principalmente, suelen estar muy presentes en épocas de Cuaresma y Semana Santa ya que, no contienen carne, son toda una fuente de energía y están muy buenos. Hay muchos tipos de potaje pero vamos a ver la receta de un potaje de judías frescas con coliflor y zanahorias. Este potaje en cuestión tiene la particularidad de hacerse con judías frescas y no secas que hemos tenido que dejar en remojo durante la víspera, por lo que además de simple de realizar, necesitamos menos tiempo de cocción ya que las judías están muy tiernas. Las judías frescas tienen su temporada, pero siempre podemos congelarlas y tenerlas reservadas para ocasiones como esta.

¿Os gustan los potajes? ¿Los coméis durante toda la época del año o en temporadas?

Potaje de judías frescas con coliflor y zanahorias


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 a 6 personas)

- 250 gramos de judías frescas
- 2 zanahorias grandes
- 1/2 coliflor mediana
- 1 cebolla grande
- 6 dientes de ajo
- 2 rebanadas de pan duro
- Cominos
- 2 hojas de laurel
- Pimentón dulce
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Limpiamos la coliflor y la partimos a trozos no muy grandes. Pelamos las zanahorias, las lavamos y las cortamos en rodajas no muy finas. La cebolla la picamos y los ajos los fileteamos. Reservamos.

En una olla ponemos un fondo de aceite de oliva y cuando aún no está muy caliente, agregamos los ajos fileteados. Cuando empiecen a coger color, los sacamos y ponemos en un mortero. Añadimos al aceite las rebanadas de pan y freímos. Cuando estén fritas, las ponemos en el mortero junto con los ajos, un poco de sal, una cucharada de cominos y una cucharada de pimentón. Majamos bien el conjunto y reservamos.

En el aceite agregamos la cebolla picada junto con las zanahorias. Dejamos unos minutos que se refrían y luego agregamos el laurel, la pimienta molida al gusto, el majado y a continuación las judías, que como son frescas, solamente las hemos limpiado con agua. Removemos la olla para mezclar con cuidado de no partir las judías y agregamos un vaso de agua. Dejamos que hierva un par de minutos.

Pasado ese tiempo, añadimos tres vasos de agua fría, para cortar la cocción. Agregamos ahora la coliflor a trozos y cerramos la olla. Dejamos que se haga durante 30 minutos.

Después de ese tiempo abrimos y rectificamos de sal y pimienta. Si hace falta porque nos gusta menos caldoso lo dejamos unos minutos más a fuego lento para que evapore líquido. Dejamos reposar unos minutos y servimos. Bon appétit!

6 comentarios:

  1. Qu potaje mas rico,nunca lo habia comido con coliflor asi que habra que probarlo.Gracias por la receta. te invito a que pases por mi blog http://enlacocinadealicia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alicia, con el frío, no veas cómo apetece!

      Eliminar
  2. Que rico debe de estar este potajito, tiene una pinta fantastica.
    Feliz domingo!!
    un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hola Alicia, muchas gracias y a todos los comentarios. La verdad que está rico y es algo diferente. Feliz Domingo de Ramos, esperi que lo paséis bien. Besos!

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!