08 abril 2012

2

Albóndigas de Cuaresma o Chifteles de Post

Albóndigas de cuaresma o chifteles de post

Las albóndigas de Cuaresma es la traducción al español de los llamados Chifteles de Post, es decir, unas albóndigas que se hacen sustituyendo la carne por una proteína de soja texturizada. La forma de prepararlas es muy similar a si las hacemos con carne, y de hecho, se trata de eso precisamente, que aparenten ser carne sin que en realidad lo sean. Tienen una textura muy agradable y algo parecida a la carne por lo que es muy común comerlas en épocas de Cuaresma, sobre todo en regiones donde se practica la religión Ortodoxa mayoritariamente. Esto no quiere decir que podamos comerlas en cualquier época del año ya que es una receta que sorprende mucho si no estamos acostumbrados a comerla.

Albóndigas de Cuaresma o Chifteles de Post


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 100 gramos de proteína de soja texturizada
- 4 dientes de ajo
- 150 gramos de harina
- 50 ml de agua
- 50 ml de aceite de girasol
- Sal
- Pimienta
- Tomillo
- Patatas para freír
- Castraveti murati (pepinillos en salmuera) para acompañar
- Mostaza

Preparación:
La proteína de soja se deja 15 minutos en agua con sal a hervir, hasta que se ablande bien. Una vez terminado el proceso de hidratación, las escurrimos y le quitamos el exceso de agua.

Machacamos los ajos en un mortero con un poco de sal. En un recipiente, ponemos la proteína de soja, el ajo machacado, la harina, el aceite, el agua y el tomillo y se salpimienta a gusto. Si la proteína de soja es en gránulos, no hace falta que los partamos más pequeños, pero si son más grandes, los trocearemos con ayuda de una pala o una espumadera para dejarla más pequeña.

hervir-soja mezclar-epecias
poner-ingredientes-recipiente hacer-masa
hacer-los-chiftele freir-albondigas-de-cuaresma

Se forman bolitas redondas en forma de albóndigas, las pasamos por harina y se fríen en aceite caliente hasta que adquieran el color deseado. Las presentamos con unas patatas, castraveti murati, mostaza o una ensalada al gusto si queremos. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. Jamás las he probado, y realmente me han encantado la soja la utilizo mucho.
    Esto tengo que probarlo, gracias por el paso a paso, un saludo

    ResponderEliminar
  2. La soja no es la normal que estamos acostumbrados de ver, como son los brotes de soja y la soja en semilla, es una proteína deshidratada que viene en paquetes de varias formas según vayamos a utilizarla para preparar una receta u otra. Yo he visto tres tipos, una en grano, otra en trozos algo más grandes parecidos a dados y a porciones tipo trozo de empanada pero algo más pequeña. Esa última es muy común para hacer con ellas una receta que se llama 'pané'.

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!