13 abril 2012

1

Pintar y decorar huevos de Pascua



Os voy a enseñar a pintar huevos de Pascua. El huevo, símbolo de la creación, de la fecundidad, símbolo de la vida y del renacimiento de la naturaleza en primavera, se pintaba incluso dos mil años antes de Jesucristo. Esta tradición se ha transmitido a los cristianos y se practica todavía en los pueblos de Europa y Asia. En muchos países de Europa, esta tradición ha desaparecido, pero desde los romanos hasta el día de hoy, en Rumania se guarda la tradición y alcanza muchas veces la cumbre del arte por las técnicas de pintado, por los materiales utilizados y por los motivos realizados en el huevo.

Pintar huevos de Pascua



Los huevos rojos son, hoy en día, el símbolo de la resurrección de Jesucristo y se pintan en la víspera del día de Pascua.

La leyenda dice que la Virgen María, viniendo a llorar por la muerte de su hijo crucificado, dejó una cestita con huevos al lado de la Santa Cruz y estos se pusieron rojos por la sangre de su hijo que les cayó encima.
Los huevos rojos representan por un lado el fuego, con su poder purificante, pero también la sangre de Jesús que se sacrificó por salvar la humanidad.

Los huevos no se comen antes de ser craqueados o rotos según unas reglas precisas: la persona mayor, el hombre de mayor rango en la comunidad o en la familia, choca la punta del huevo que el otro comensal tiene en la mano, con la punta del suyo, diciendo: “- Hristos a inviat!” (Jesús ha resucitado). El otro contesta con alegría: “- Adevarat a inviat!” (De verdad que ha resucitado). Ese va a ser también el saludo general utilizado durante cuarenta días seguidos desde la Pascua, sustituyendo al saludo habitual de buenos días, buenas tardes o buenas noches.

Los rumanos tienen también la tradición que se lave la cara en la madrugada del domingo santo de Pascua con un huevo rojo bendito para ser sanos y bonitos como un huevo rojo.
Los huevos se pintan con una tinta especial que se compra actualmente en el supermercado, pero antiguamente se hacía a base de extractos de plantas.

Actualmente, la tinta del sobre que compramos se mezcla con agua muy caliente y con cinco o seis cucharas soperas de vinagre. Los huevos calientes, que hemos cocido con antelación, se dejan en esta solución con agua, tinta y vinagre, alrededor de cinco minutos, o lo que marque el fabricante. Se sacan y se ponen sobre un papel de cocina. Cuando están secos  se les da brillo con un trocito de tocino blando que hemos calentado un poco. Dejamos secar de nuevo y presentamos en una cestita decorada hasta el momento de consumirlos con los familiares o amigos.

Ingredientes:

- Huevos frescos
- Tinte para pintar huevos
- Vinagre
- Tocino fresco

Pintar y decorar huevos de Pascua



huevos-para-pintar huevos-pascua
teñir-los-huevos-para-pascua huevos-de-pascua-pintados

La forma de prepararlos es la siguiente: Limpiamos bien los huevos con detergente para quitar la posible grasa y suciedad. Los hervimos, ponemos el agua caliente con la tinta y añadimos el vinagre según nos indica el fabricante de cada sobre de tinta. Los dejamos entre tres y cinco minutos, los sacamos de la solución colora y dejamos secar. Por último le refregamos tocino para que adquieran brillo. Dejamos secar de nuevo y los ponemos en una cesta. Bon appétit!

1 comentario:

  1. Me encantan los huevos de pascua, me parecen superbonitos y muy interesantes. Me ha gustado mucho el articulo y tu blog. Espero poder encontrar los tintes que has utilizado y ya te comento como me han salido. Bsos.

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!