22 mayo 2012

0

Cerezas confitadas

Cerezas confitadas caseras

Las cerezas confitadas caseras nos valen tanto para decorar tartas y dulces, como para comerlas directamente. Tienen un gran sabor y son muy fáciles de preparar. Podemos encontrar cerezas confitadas en los supermercados, pero merece la pena prepararlas para que podamos utilizarlas siempre que queramos. El  caldo está riquísimo y es totalmente zumo de cereza natural, cuando las probéis no podréis parar de comer.

Cerezas confitadas


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 kilo de cerezas
- 4 cucharadas soperas de azúcar
- 1 litro de agua

Preparación:
Una vez tenemos esterilizados los botes de cristal para hacer la conserva (ver esterilizar botes de cristal), introducimos las cerezas previamente lavadas y sin el rabito en los botes que vayamos a utilizar. Añadimos a un litro de agua cuatro cucharadas de azúcar y mezclamos.

Rellenamos los botes con el agua azucarada y cerramos bien. Recordar que los botes tienen que cerrar herméticamente para que no entre aire y se pongan malas las conservas. Si quieres hacer otro tipo de conservas te sugiero que veas algunas otras como la mermelada de higos o la mermelada de tomates. Verás qué ricas!

Ponemos una olla donde entren los botes con agua hasta taparlos y los hervimos durante veinte minutos. Podéis repetir la operación si no entran todos al mismo tiempo. Los sacamos del agua y dejamos que se enfríen puestos boca abajo durante al menos seis horas. Etiquetamos los botes si queremos y los guardamos listos para utilizarse cuando queramos. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!