13 agosto 2012

Tortillitas de gambas

Tortillitas de gambas

Las tortillitas de gambas son una receta tradicional y muy consumida en toda la zona de Andalucía. En Huelva se hace con gambas blancas de la zona y tiene su propia denominación, pasándose a llamar tortillitas de gambas de Huelva. Una tapa que se ha convertido en un clásico de la gastronomía junto con su hermana, la reina indiscutible, que es la tortillita de camarones. Te enseño a preparar estas fantásticas tortillitas de gambas para que las disfrutes en casa con toda la familia. ¿Tienes algún truco para las tortillitas de gambas? ¿Prefieres hacer las tortillitas con gambas o con camarones?

Tortillitas de gambas


Dificultad: baja
Coste:bajo

Ingredientes:

- ½ kilo de gambas peladas
- 150 gramos de harina de garbanzos
- 250 gramos de harina de trigo
- 1 cebolleta o cebolla blanca mediana
- Perejil
- Sal
- Aceite para freír

Preparación de las tortillitas de gambas:


Ponemos los dos tipos de harina en un recipiente, añadimos las gambas crudas (también podéis hacer estas tortillitas de camarones), una cucharadita de sal, la cebolleta y el perejil picados muy finamente.

Añadimos un poco de agua fría y mezclamos bien para no formar grumos. Cuando sea una masa homogénea, echamos un vaso de agua y volvemos a mezclar. Tiene que quedar una pasta ni muy líquida ni muy densa, con lo cual jugaremos con ella añadiendo un poco más de agua si lo necesita.

Una vez lo tenemos, metemos el recipiente tapado en el frigorífico y lo dejamos un par de horas para que repose y tome los sabores.


Las tortillitas más conocidas y famosas en Cádiz son las tortillitas de camarones, pero las podemos hacer de gambas. Siempre deben estar crujientes y comerlas acabadas de hacer.


Pasado ese tiempo, ponemos abundante aceite en una sartén y, cuando esté caliente, iremos echando pequeñas porciones de la masa con una cuchara sopera para freírlas. Intentaremos no echarlas desde muy arriba, sino lo más aproximado al aceite y despacio intentando extenderlas al tiempo que las echamos. Una vez que está la masa en el aceite no volvemos a tocarla hasta pasados unos segundos y así ella misma se separa del fondo por sí misma.

Tampoco pondremos muchas ya que el aceite se enfría y no se hacen bien.

Una vez tenemos terminadas nuestras tortillitas de gambas, las ponemos sobre papel absorbente y las presentamos. Comemos las tortillitas acabadas de freír ya que si pasa mucho tiempo, se ponen blandas. Bon appétit!