30 octubre 2012

0

Fantasmas de Halloween rellenos

Fantasmas de Halloween rellenos

¿Quieres preparar unos fantasmas rellenos en Halloween? Recetas para Halloween. Os enseña a preparar estos Fantasmas rellenos de queso de untar de la forma más fácil y que una vez tenemos listos, son de lo más divertidos y dan mucho juego. Seguro que en la noche de Halloween, más de uno, se va a quedar con ganas de que haya más fantasmas de este tipo repartidos por la casa, ya que además de adornar, nos los podremos comer. ¿Qué te parece esta idea para la noche más terrorífica y divertida del año? ¿Vas a hacer otras recetas similares a los fantasmas para Halloween?

Fantasmitas de Halloween rellenos


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 12 obleas de empanadillas
- 1 bote de queso de untar, light o con sabor a queso azul
- Un tarro pequeño de sucedáneo de caviar o huevas
- 1 rollo de papel de aluminio


Preparación de los fantasmas rellenos para Halloween:


En primer lugar, sacamos las obleas del frigorífico y dejamos que pierdan un poco el frío. De esa forma podremos manejarla y moldearlas un poco mejor.

Una vez están las obleas a temperatura ambiente, hacemos con el papel de aluminio una base o cuerpo interior. Luego ponemos encima la oblea, con cuidado de no partirla. La oblea, es lo que va a simular la sábana. Así hacemos con todas las obleas.

Precalentamos el horno a 180 grados y cuando tenemos a nuestros ‘fantasmas’ listos, los ponemos en la bandeja y horneamos hasta que se hagan las obleas sin llegar a quemarse. Tendremos que estar atentos al horno ya que cada uno es diferente.

Cuando están listos, los sacamos y dejamos enfriar. Les quitamos el papel de aluminio, intentando no partirlos y los rellenamos a continuación con cuidado con el queso de untar. No hace falta rellenarlos enteros, pero eso lo dejo al gusto de cada uno.

¿Sabes que aparte de estos fantasmas rellenos también puedes preparar estas escobas de bruja para la noche de Halloween o mirar mi colección de recetas para Halloween?

Ponemos dos puntitos de queso como base de los ojos y, a continuación, dos bolitas de caviar, que simulan los ojos de los fantasmas. Eso o hacemos con la parte de atrás de una cuchara pequeña y un poco de paciencia. Es muy sencillo aunque no os lo creáis. Una vez los tenemos todos, los presentamos juntos en un plato o  podemos poner los fantasmas en diferentes sitios de la casa como adorno y al mismo tiempo para picotear. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!