08 octubre 2012

0

Sopa de gallina con pasta casera

Sopa de gallina con pasta casera

Hoy os enseño a preparar una sopa de gallina con pasta casera. Una sopa de las más clásicas, antiguas y simples que podemos realizar ya que todos los ingredientes son muy habituales. Su preparación es muy sencilla y aunque podemos ver como algo complicado el hacer nosotros mismos la pasta, no tiene ninguna dificultad ni requiere conocimientos previos en el arte culinario. Todo un placer saborear este tipo de sopas.

Sopa de gallina con pasta casera


Dificultad: media
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 1 gallina limpia y entera
- 1 cebolla
- 1 chirivía o en su defecto nabo
- 2 zanahorias
- 1/2 apio
- Un poco de perejil
- 200 gramos de harina
- Sal

Preparación:
En una olla grande con agua se hierve la gallina limpia y entera. Cuando empieza a echar espuma, se la vamos a ir quitando con ayuda de una espumadera. Una vez que vemos que no sale más espuma, añadimos la cebolla entera con dos cortes en cruz sin llegar a cortarla totalmente.  Después agregamos las zanahorias enteras y peladas, el apio entero y limpio y la chirivía también pelada y entera. Un poco de sal y se deja hervir como mínimo una hora  o hasta que la carne esté totalmente blanda.

Mientras se hace la carne y las verduras, hacemos la masa con la harina, un poco de sal y agua. Mezclamos y vamos añadiendo agua poco a poco hasta conseguir una pasta homogénea no muy dura. Amasamos y estiramos con el rodillo. Tenemos que extenderla con paciencia y dejarla muy fina, esperar media hora y a continuación, con un cuchillo, cortar a lo largo las tiras lo más finas posible. Una vez las tenemos las reservamos.

Después de que la carne y todos los ingredientes están listos, en otra cacerola, echamos un poco de bors (opcional) y hervimos cinco minutos.  Sacamos la carne y la dejamos enfriar, si luego queremos añadirle un poco troceada podemos hacerlo, si no queremos, la reservamos para hacer croquetas o ropavieja.

El bors (opcional), se lo echamos a la sopa junto con la pasta casera. Llevamos a ebullición durante diez minutos para que se haga la pasta y apartamos. Rectificamos de sal si hace falta y añadimos un poco de perejil picado por encima antes de servir. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!