20 diciembre 2012

5

Tarta de manzana del convento

Tarta de manzana del convento

¿Queréis preparar la mejor tarta casera de manzana? La tarta de manzana del convento es una de las más deliciosas y fáciles que podemos preparar. En esta ocasión, es una receta de esos maravillosos conventos que hay repartidos por toda España y que, con tanto cariño y mimo, hacen sus dulces típicos. En concreto, no sé cual es, ya que la receta me llegó ‘boca a boca, como suele decirse, pero he de aseguraros que está riquísima y tiene una textura increíblemente blanda y suave. Es una receta para los amantes los postres caseros y las sabores tradicionales, los que pasan de generación en generación durante toda la vida. ¿A animáis a probar esta tarta de manzana tradicional?

jugosidad-tarta-de-manzana


Tarta de manzana del convento


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 kilo de manzanas (unas 8 manzanas del tiempo)
- 1 huevo
- 7 cucharadas de harina
- 7 cucharadas de azúcar blanco
- 7 cucharadas de leche entera
- 75 gramos de mantequilla
- 25 gramos de aceite de girasol
- 1 bote de mermelada de albaricoque
- Una pizca de canela molida
- 1 cucharadita de levadura en polvo química (opcional)
- Una pizca de sal


Preparación de la tarta de manzana del convento:


Ponemos antes que nada a calentar el horno a unos 180-200 grados.

En un recipiente, echamos la mantequilla, que si podemos, la introducimos en el microondas unos segundos para que se reblandezca un poco. Añadimos el aceite, el azúcar y el huevo (si queremos que nos quede más cuajada podemos poner dos huevos en vez de uno). Mezclamos hasta obtener una pasta.

Agregamos a continuación la harina, la leche, un poco de canela y una pizca de sal. Mezclamos bien para que quede homogéneo. Si vamos a añadir un poco de levadura, este es el momento. Reservamos.

Ahora pelamos las manzanas, pero no todas. Reservamos tres de ellas para decorar. Una vez peladas y descorazonadas, las cortamos a dados pequeños y se las añadimos a la masa. Mezclamos.

manzanas-utilizadas meter-al-horno
agregar-mermelada porcion-tarta-manzana

Echamos la masa ya mezclada en un molde para tartas. Yo utilicé un molde de silicona, pero si os gustan más los metálicos, no hay problemas. Eso sí, tienen que ser desmontables ya que la tarta es muy blandita y será difícil de sacarla de un molde con fondo sin partirla. Yo después de hacer la tarta en el molde de silicona, lo traspasé con cuidado a una base metálica de tartas del mismo diámetro. Así se puede presentar y cortar perfectamente. Otra opción es hacer una base de galleta para tartas. De esa forma no tendremos ese problema.

Una vez tenemos la masa en el molde, pelamos, descorazonamos y laminamos el resto de manzanas y las vamos poniendo encima de la tarta por todo alrededor y unas rodajas pisando a las otras.

Cuando las tenemos colocadas, introducimos la tarta al horno durante 45-50 minutos. Dependerá del tipo de horno de cada uno y tenéis que estar atentos a que se haga bien por abajo. Una vez lista, la sacamos y ahora, en caliente, le ponemos la mermelada con cuidado por encima. El que esté en caliente nos ayuda a la hora de que quede toda repartida por igual.

Dejamos enfriar la tarta de manzana y si tenemos que desmoldar, lo haremos con mucho cuidado de no partirla. Presentamos fría. Bon appétit!

5 comentarios:

  1. esta muy rica gracias por compartir,y aprender de uds, saludos Olinda

    ResponderEliminar
  2. Hola Alberto, quería comentarte que esta mañana he hecho esta tarta. Muy rica!!! Ahora bien, no sé si por la clase de manzanas o por el molde, las manzanas de la masa han quedado un poco duras y por otro, al cubrir con la mermelada la tarta quedan como grumos de la misma mermelada y no sé como resolverlo. Que diámetro de molde propones? Gracias,
    Elisenda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, gracias por el comentario. En realidad es la primera vez que alguien me dice que ha quedado dura. ¿Solo las manzanas quedaron duras? Prueba partiendo a láminas o dados más finas las manzanas. O incluso puedes pasar una batidora un poco y te quedará mucho más cremosa la tarta. En cuanto a la mermelada, tienes que ponerla en caliente, y eso de los grumos, nunca me ha pasado, pero puedes dar unos golpecitos suaves a la tarta y suele funcionar, que salen al exterior.Si o ha salido a la primera, seguro que a la segunda, sale mucho mejor. El molde es de 22 centímetros. De los que hay desmontables de acero inoxidable. Saludos y espero que tu siguiente tarta de manzana sea un éxito! ;)

      Eliminar
    2. Muchas gracias, Alberto, por tu comentario. Yo utilicé un molde de 20 cm. Quizás fué eso o el tipo de manzana. No estaban duras, quedaron al dente. Por lo demás, la masa perfecta. Lo de la mermelada es más complicado porqué siguiendo tus instrucciones, cubrí la tarta en caliente. Està muy buena, pero de presencia, es lo que te comenté, al quedar pegotes, pues eso... La próxima vez la pasaré por un colador o un chino a ver que tal. Te comentaré. Otra vez, gracias.

      Eliminar
    3. Entonces es por las manzanas. Pica un poco más las manzanas y utiliza alguna variedad más harinosa. La mermelada extiéndela con una cuchara bien. No pongas demasiada. Seguro que te queda perfecta la próxima vez.

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!