Te recomendamos

29 mayo 2012

2

Champiñones de faláfel

Champiñones de faláfel

Recetas con faláfel. Os dejo una receta muy sencilla, como son los faláfel, con una presentación muy diferente, divertida y sorprendente. Unos champiñones de faláfel muy ricos que podemos hacer para la familia o para los amigos. Receta tradicional, casera y natural para los amantes de la gastronomía árabe.

Champiñones de faláfel


Dificultad: fácjl
Coste: bajo

Ingredientes:

- 250 gramos de garbanzos
- 1 puñado grande de perejil
- 1 cebolla roja
- Pimienta negra
- 2 dientes de ajo
- 1 cucharada de cúrcuma
- 1 cucharada de comino molido
- 2 cucharadas de sésamo o ajonjolí
- Sal
- Salsa de yogurt
- Pan de molde blanco
- 1 zanahoria mediana

Preparación:
La forma de preparar los faláfel podéis ver en la receta de faláfel.

Una vez tenemos los faláfel preparados, quitamos la corteza a las rebanadas de pan de molde con el cuchillo. Una rebanada por cada faláfel que vamos a preparar. Reservamos.

Pelamos la zanahoria y la cortamos en rodajas. Esas rodajas serán la base de los faláfel. Reservamos.

añadir-condimentos-falafel dar-forma-al-falafel
aplastar-pan-de-molde

Con un rodillo aplastamos las rebanadas de pan de molde y le ponemos por encima salsa de yogurt. Las enrollamos y las cortamos por la mitad. Mojamos la base de las rodajas en la salsa de yogur y a continuación las pasamos por perejil picado. Ponemos un faláfel encima por la parte que hemos puesto el perejil. Por la parte de abajo una rodaja de la zanahoria y para unirlo todo bien le pinchamos un palillo de madera por arriba hasta abajo. Para unir el faláfel, el pan y la zanahoria. Para haceros una mejor idea podéis ver la foto.

Cuando los tenemos preparados, ponemos un poco de la salsa de yogurt en el plato y encima los champiñones de faláfel. Bon appétit!

27 mayo 2012

0

Arguiñano opina sobre la crisis en España

A veces tiene que salir una persona como el gran maestro Arguiñano y decir unas palabras que llegan más lejos que las de cualquier político y calan más para que la gente comprenda la crisis en España. Todo visto desde el punto de vista de un cocinero que tiene más respecto para la ciudadanía que cualquier perroflautas elegido por votación popular, hoy día. El vídeo no tiene desperdicio.


25 mayo 2012

0

Cuernos rellenos de mermelada

Cuernos rellenos de mermelada

El corn cu dulceata es un dulce tradicional de Europa del Este que se suele comer en el desayuno. Traducido sería como decir cuernos rellenos de mermelada. Son esponjosos y tienen rellenos de diferentes tipos de mermelada o de manzana. Tienen una forma que nos recuerda a los cuernos de los animales más que forma de croissant, pero podemos hacerlos de la forma que queramos. Es un dulce de lo más sencillo de hacer y seguro que os gusta a todos en casa.

Cuernos rellenos de mermelada


Dificultad: media
Coste: barato

Ingredientes:

- 500 gr de harina blanca de trigo
- 1 vaso de agua
- 20 gramos de levadura de panadería
- 50 ml de aceite
- 1 cucharada de azúcar
- 2 cucharadas de azúcar glas
- Mermelada al gusto
- Sal

Preparación:
Ponemos la levadura en un poco de agua caliente con dos cucharadas de harina, la cucharada de azúcar y mezclamos. Dejamos reposar con un paño tapando el bol donde hemos hecho la masa.
Pasada media hora, lo mezclamos con el resto de la harina, el agua tibia restante, un poco de sal y amasamos. Una vez tenemos la masa, hacemos una bola, la ponemos en un recipiente y dejamos que crezca durante una hora.

Dividimos la masa en doce partes iguales cortándola con un cuchillo. Cada una será un cuerno relleno de mermelada. Una vez tenemos las porciones, las extendemos con un rodillo, enrollamos haciendo un canuto y volvemos a aplastar. De esa forma conseguimos unas tiras más finas.
Ponemos la mermelada en las tiras y enrollamos. Le damos forma de cruasán o de cuernos y aplastamos un poco con la mano.

Las ponemos en la bandeja del horno y los dejamos reposar media hora para que suba el volumen. Una vez han subido, los metemos en el horno precalentado a fuego medio y dejamos que se doren. Los sacamos del horno y terminamos espolvoreando por encima con el azúcar glas. Bon appétit!

22 mayo 2012

0

Cerezas confitadas

Cerezas confitadas caseras

Las cerezas confitadas caseras nos valen tanto para decorar tartas y dulces, como para comerlas directamente. Tienen un gran sabor y son muy fáciles de preparar. Podemos encontrar cerezas confitadas en los supermercados, pero merece la pena prepararlas para que podamos utilizarlas siempre que queramos. El  caldo está riquísimo y es totalmente zumo de cereza natural, cuando las probéis no podréis parar de comer.

Cerezas confitadas


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 kilo de cerezas
- 4 cucharadas soperas de azúcar
- 1 litro de agua

Preparación:
Una vez tenemos esterilizados los botes de cristal para hacer la conserva (ver esterilizar botes de cristal), introducimos las cerezas previamente lavadas y sin el rabito en los botes que vayamos a utilizar. Añadimos a un litro de agua cuatro cucharadas de azúcar y mezclamos.

Rellenamos los botes con el agua azucarada y cerramos bien. Recordar que los botes tienen que cerrar herméticamente para que no entre aire y se pongan malas las conservas. Si quieres hacer otro tipo de conservas te sugiero que veas algunas otras como la mermelada de higos o la mermelada de tomates. Verás qué ricas!

Ponemos una olla donde entren los botes con agua hasta taparlos y los hervimos durante veinte minutos. Podéis repetir la operación si no entran todos al mismo tiempo. Los sacamos del agua y dejamos que se enfríen puestos boca abajo durante al menos seis horas. Etiquetamos los botes si queremos y los guardamos listos para utilizarse cuando queramos. Bon appétit!

19 mayo 2012

4

Regañas caseras de la abuela

Regañas caseras de la abuela

Las regañas son uno de los productos que podemos comprar en los supermercados, pero que como siempre, están mucho mejor es cuando se hace en casa y encima si la receta es de la abuela. Las regañás provienen de la familia de los panes planos. Es una forma sencilla de hacer una plancha de pequeñas porciones de pan duro crujiente que aguanta varios días sin perder su propiedades.

Regañas caseras de la abuela


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 350 gramos de harina
- 1 cucharadita de miel
- 2 cucharadas de semillas de sésamo
- 1/4 de cucharilla de levadura de repostería
- 4 cucharadas de aceite de oliva
- Agua

Preparación:
Hacemos la masa mezclando todos los ingredientes, empezando por la harina y haciendo un volcán en el centro, iremos añadiendo todos uno tras otro. Mezclamos bien y hacemos una masa que trabajaremos hasta hacer una bola que no se nos quede pegada en las manos. La dejamos reposar quince minutos, ya que no tiene que subir, aunque tenga un poco de harina química, y la trabajaremos con el rodillo hasta dejarla muy fina.


A más fina quede la masa al estirarla de las regañas, más crujiente y ricas quedarán después al comerlas.


Encendemos el horno a fuego medio, unos 160-170 grados. Ponemos encima del papel de horno  la masa y seguimos estirando sobre la misma bandeja. Cortamos con ayuda de un cuchillo o un cortapizzas. Hacemos cuadrados de 3x3 centímetros aproximadamente. No tienen que salir iguales obligatoriamente y si queremos, podemos hacerlas más grandes.

masa-de-regañas cortar-las-regañas


Metemos la bandeja en el horno caliente y la dejamos unos ocho o diez minutos. El tiempo suficiente para que se hagan y se doren un poco por las dos partes pero nunca sin quemar las regañas. Las sacamos y dejamos enfriar. Bon appétit!

16 mayo 2012

2

Bollitos de patata y verduras

Bollitos de patata y verduras

Los bollitos de patata y verduras son el acompañante ideal para muchos platos y una forma saludable y divertida de comer las patatas. Podemos comerlos con una ensalada, acompañando a una carne a la plancha o un pescado. Si nos apetece, es una receta tan versátil que podemos ponerlos en un recipiente aparte y acompañarlos con alguna salsa para mojar. Están muy buenos y no son nada complicados de realizar. ¿Los habéis comido alguna vez? ¿A que es una excelente idea para acompañar las carnes y verduras?

Bollitos de patatas y verduras


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 a 6 personas)

- 4 patatas medianas
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo
- 2 dientes de ajo
- Perejil fresco
- Harina de trigo
- Sal
- Aceite de oliva para freír

Preparación:
Cocemos las patatas con abundante agua y sal. Reservamos. Mientras, picamos las verduras y hacemos un sofrito con ellas en una sartén. El perejil lo reservamos picado.

Cuando las patatas estén cocidas, las aplastamos con un tenedor hasta hacer un puré y le agregamos una o dos cucharadas de harina, hasta que veamos que tiene consistencia para manipularlos, y las verduras junto un poco de sal. Agregamos después el perejil picado y mezclamos.

refrito-de-verduras
mezclar-patatas-y-verduras
masa-de-bollitos-de-patata
colocar-en-papel-de-horno

Ponemos el horno a calentar a fuego medio. Nos echamos un poco de aceite en las manos y hacemos unas bolas de tamaño medio con la mezcla de patatas. Las iremos poniendo encima del papel para horno de la bandeja y espolvoreamos por encima con un poco más de perejil fresco. Si queremos podemos echarle albahaca u otra especia para aromatizar.

Las metemos en el horno y dejamos que se horneen durante 15 minutos o hasta que los bollitos de patata estén dorados. Dejamos enfriar unos minutos y listos para servir. Bon appétit!

13 mayo 2012

0

Ciorba de vacuta o sopa de carne de vaca

Ciorba de vacuta o sopa de carne de vaca

Receta de ciorba de vacuta rumana. Una de las mejores y más sanas sopas que podemos comer es la sopa de carne de vaca o ciorba de vacuta, en su idioma original. Es una combinación de verduras y de carne de vaca muy fácil de hacer y con un sabor magnífico. Podemos cambiar, como siempre alguna verdura por otra al gusto ya que la cocina, manteniendo el sabor tradicional, siempre es un lugar de experimentación y que tiene que gustar a todos.

Ciorba de vacuta o sopa de carne de vaca


Dificultad: media
Coste: medio

Ingredientes: (4 a 6 personas)

- 250 gramos de carne de vaca
- 1 zanahoria grande
- 1 tomate mediano maduro
- 1 trozo de apio
- 1 cebolla grande
- 1 pimiento verde
- 2 patatas medianas
- 1 trozo de coliflor mediano
- 1 manojo de perejil fresco
- Sal - Pimienta blanca
- Nata
- 1 cabeza de ajos
- 6 pimientos picantes grandes
- Vinagre blanco

Preparación:
Ponemos la porción de carne troceada en pequeñas porciones de dos centímetros en una olla con un poco de sal y dos litros de agua. Mientras empieza a hervir, limpiamos y partimos las verduras según nos guste, pero nunca en trozos muy grandes, menos las patatas que las dejaremos algo mayores.

El perejil lo picamos y reservamos, al igual que machacamos la cabeza de ajos pelada en un mortero y reservamos en un cuenco que pondremos como acompañante.

Quitamos la espuma que pueda haber salido de la carne al estar hirviendo con la espumadera y añadimos las verduras al caldo junto con un poco de pimienta.

Dejamos que se haga hasta que la carne esté blanda. Si hemos utilizado olla convencional, entre una hora y media a dos horas a fuego medio. Tendremos que añadir algo de agua para que no se nos consuma. Si es olla rápida, unos 30 minutos.

Cuando esté listo, añadimos el perejil a la sopa, y presentamos con recipientes separadas de nata, los ajos, el vinagre y un pimiento picante por persona. Bon appétit!

10 mayo 2012

0

Arroz caldoso con mejillones

Arroz caldoso con mejillones

Vamos a ver la receta del arroz caldoso con mejillones y cómo se elabora paso a paso. No requiere ninguna dificultad, pero el proceso es algo diferente a cómo puede hacerse una paella normal de mariscos. Como siempre, el arroz es uno de los alimentos que mayores combinaciones nos permite a la hora de cocinarlo, por eso, podemos encontrar infinidad de recetas. ¿Cual es tu receta de arroz preferida? ¿Tienes un truco para que te salga el mejor arroz? Seguro que si sigues los pasos, te saldrá un arroz caldoso para chuparse los dedos.

Arroz caldoso con mejillones


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 vaso y medio de arroz largo
- 200 gramos de mejillones frescos sin cáscara
- 4 dientes de ajo
- 250 gramos de verduras variadas (judías verdes redondas, guisantes, zanahoria, pimiento rojo…)
- 1 cebolla mediana
- 1/2 litro de caldo de pescado o fumet
- Pimentón dulce
- Comino
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Preparación:
Hacemos un refrito en una olla con un fondo de aceite, la cebolla picada y las verduras troceadas. En una sartén aparte, ponemos unas cucharadas de aceite y refreímos los ajos cortados a láminas. Antes de que se doren, añadimos el arroz y unos granos de comino. Dejamos unos minutos y añadimos el pimentón, removemos y mezclamos bien. Cuando esté bien mezclado, añadimos el agua. Dos partes de agua por cada una de arroz y lo hacemos a fuego medio hasta que absorba todo el líquido. Apartamos cuando esté listo.

hacer-el-refrito refreir-el-arroz
añadir-pimenton añadir-los-mejillones

Añadimos, mientras se hace el arroz, los mejillones, un poco de sal y pimienta. Agregamos el caldo de pescado. Dejamos que se hagan a fuego lento. Al cabo de quince minutos aproximadamente, cuando el arroz esté listo, añadimos el arroz al resto de ingredientes en la olla. Removemos con cuidado y rectificamos de sal. Dejamos que se empape en arroz en el caldo y adquiera el sabor dejándolo reposar unos minutos y servimos. Bon appétit!

07 mayo 2012

2

Sopa de nueces

Sopa de nueces

Os enseño a preparar una sopa de nueces que va a sorprender a nuestros comensales por su originalidad, por su agradable sabor y su textura cremosa. Aunque no es común este tipo de sopas, conocemos más las sopas de almendras o de castañas, esta en concreto es una gran desconocida, y nos beneficiamos de todas las cualidades que tienen las nueces. Es muy fácil de preparar y no requiere tiempo, así que animaros y probar.

Sopa de nueces


Dificultad: fácil
Coste: fácil

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de nueces
- 1/2 litro de caldo de ave
- 3 rebanadas de pan duro
- 4 dientes de ajo
- 2 cucharadas de nata
- 1/2 vaso de leche
- Sal
- Nuez moscada
- Aceite de oliva

Preparación:
Pelamos las nueces y reservamos. Machacamos dos dientes de ajo con algunas nueces y un poco de sal en un mortero y reservamos para el final.

Picamos dos dientes de ajo y en una olla ponemos un par de cucharadas de aceite. Los freímos ligeramente y antes de que tomen color, añadimos el medio litro de caldo, las rebanadas de pan partidas a trozos y el resto de las nueces que quedaban. Dejamos que se empapen bien y removemos un poco. A continuación, añadimos las dos cucharadas de nata y el medio vaso de leche y medio litro más de agua. Añadimos la sal y un poco de nuez moscada. Dejamos que se haga durante 15 minutos a fuego suave.

Apartamos del fuego y batimos todo con la batidora para intentar dejarlo muy fino. Cuando esté listo, lo colamos todo por un colador o un chino. Volvemos a poner a fuego lento y añadimos el majado. Removemos para mezclar bien y al cabo de unos cinco minutos rectificamos de sal y nuez moscada. Servimos bien caliente con algún trozo de nuez por encima. Bon appétit!


Podemos darle un toque mayor de cremosidad si sustituimos la leche por nata de cocinar.

04 mayo 2012

0

Focaccia de jamón y cebolla

Focaccia de jamón y cebolla

Qué rica una focaccia de jamón y cebolla para acompañar a unos raviolis caseros, unos espaguetis a la boloñesa, espaguetis al burro , raviolis caseros de pasta fresca con jamón y queso, o comerlo tal cual. Si os gustó la focaccia de aceitunas, en esta ocasión vamos a ver la receta de focaccia de jamón y cebolla. Con todo el sabor y el aroma a Mediterráneo que tanto nos gusta.

Focaccia de jamón y cebolla


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 a 6 personas)

- 250 gramos de harina
- 20 gramos de levadura fresca
- 150 gramos de jamón serrano
- 1 cebolla mediana
- Una pizca de sal
- 1/4 de vaso de aceite de oliva

Preparación:
La preparación de la masa es igual que focaccia de aceitunas. Lo primero que prepararemos es la masa, para tenerla lista ya que tarda un poco más en elaborarse que la de una pizza, por ejemplo. Ponemos en un recipiente dos cucharadas de harina, la levadura desmigada y un poco de agua tibia. Mezclamos bien y tapamos con un film por encima. La reservamos y la dejamos una media hora hasta que la levadura haga su función y doble el tamaño.

Cuando ya ha subido la masa, algo líquida, que estará. Ponemos en un bol o un recipiente ancho la harina u añadimos un poco de sal. Removemos para que no entre en contacto directo luego la sal con la levadura. Añadimos el aceite y mezclamos un poco. Añadimos la masa con la levadura y agua tibia según nos pida. Amasamos con las manos. Al principio será una masa algo pastosa y se nos pega pero según la trabajamos durante unos diez minutos irá pegándose menos. Si necesitamos añadir poco a poco algo de harina lo hacemos, pero sin que la masa se vuelva dura.

Una vez la hemos amasado en la tabla durante ese mínimo de diez minutos, hacemos una bola y la ponemos dentro de un recipiente. Lo tapamos con film transparente o la cubrimos con un paño y la ponemos en un lugar cálido y sin corrientes de aire durante una hora. Pasado ese tiempo la masa ha doblado o triplicado el volumen.

extender-la-masa-de-focaccia sacar-del-horno-la-focaccia-de-jamon

Picamos el jamón y la cebolla a nuestro gusto, pero no muy grandes. Reservamos y engrasamos un recipiente de cristal especial para horno o una placa de horno con abundante aceite de oliva.
Ponemos en el recipiente del horno que vamos a utilizar para la focaccia, la masa y le mezclamos el jamón y la cebolla. Estiramos la masa con paciencia por todo el recipiente y cuando esté listo, lo tapamos y dejamos reposar media hora.

Lo metemos en el horno a temperatura media y dejamos que suba y se haga. Unos 15 a 20 minutos según el horno. Una vez lista, dejamos enfriar un poco, desmoldamos con cuidado y cortamos a trozos según queramos. Bon appétit!

01 mayo 2012

3

Ciorba radauteana

Ciorba radauteana

Ciorba radauteana. Para entender la calidad de algunas de las recetas de sopa en Rumanía, tenemos que ir a Radauțea, un pequeño pueblo de la zona norte de Rumanía, y probar una de las ciorbas o sopas agrias de la zona. Esta ciorba (sopa agria) está tan buena y es tan popular que a adoptado el nombre de la ciudad de su supuesta procedencia. Es una sopa agria con un sabor muy agradable a pollo avinagrado y algo espesa al estar algunos de sus ingredientes machacados o majados hasta convertirlos en una pasta que se mezcla con todo el conjunto. Su color característico proviene del pimiento rojo y se suele acompañar con un ardei iute o pimiento verde picante característico de la zona de Bucovina.

Ciorba radauteana


Dificultad: media
Coste: medio

Ingredientes: (6 a 8 personas)

- 6 muslos de pollo
- 4 zanahorias
- 1 pimiento rojo carnoso
- 2 nabos
- 1 raíz de apio
- 1 cebolla grande
- 3 yemas de huevo
- 4 dientes de ajo
- 250 gramos de nata
- 1 manojo de perejil
- Pimienta blanca molida
- Vinagre
- Sal

Preparación:
Pelamos la cebolla, las zanahorias y los nabos. Cortamos el pimiento y le quitamos las semillas. Lavamos todas las verduras junto con el perejil y reservamos.

Picamos o rallamos con una ralladora los ajos. Reservamos. Limpiamos los muslos de pollo y a continuación los echamos en una olla con unos dos litros de agua. Llevamos a ebullición junto con las verduras enteras. Añadimos sal y dejamos que hierva 45 minutos.

Pasado ese tiempo sacamos las verduras y la carne y la ponemos en un colador. Reservamos las zanahorias y el pimiento. En el cubo de la batidora hacemos un puré con la cebolla, los nabos y la raíz de apio. Trituramos bien.

Le quitamos la carne a los muslos de pollo y reservamos.

cocer-los-alimentos
reservar-para-la-ciorba
hacer-la-ciorba-radauteana
Ciorba terminada


En un bol ponemos las tres yemas de huevo, batimos y a continuación le añadimos la nata. Mezclamos. Añadir el ajo y mezclar de nuevo. A continuación le añadimos un vaso del caldo de la olla. Mezclaremos hasta que quede todo homogéneo.

Ponemos la olla de caldo a fuego bajo y añadimos, primero el puré, a continuación, la mezcla de nata, la carne y por ultimo las verduras troceadas. Añadimos un poco de sal, pimienta blanca y un chorro de vinagre blanco. Dejamos hervir cinco minutos y listo. La presentamos poniendo en pequeños cuencos, nata, ajos triturados, vinagre y un pimiento picante para que cada uno se sirva lo que quiera. Bon appétit!