29 noviembre 2012

2

Pollo al curry con manzanas y peras

Pollo al curry con manzanas y peras

Este plato de pollo al curry con manzanas y peras tiene influencias de la cocina árabe y sudamericanas. Los ingredientes que utilizamos para prepararlo son bastante económicos y podemos encontrarlos prácticamente en cualquier supermercado. El contraste del arroz y el curry con la mezcla de frutas es sensacional. Una receta saludable y diferente a base de pollo que nos aportará mucha energía.

Pollo al curry con manzanas y peras



Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 1 pollo grande, limpio y cortado a trozos
- 2 manzanas
- 2 peras
- 1 bote de nata para cocinar
- 1 vaso de caldo de pollo
- Arroz basmati
- Frutos secos, como pasas, nueces y dátiles
- Pimienta negra molida
- Curry
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
En una olla añadimos un fondo de aceite de oliva. Refreímos con fuego medio-alto los trozos de pollo para dorarlos por fuera y sellarlos.

Una vez los tenemos, añadimos las manzanas y las peras sin piel y cortadas a dados. Removemos y salpimentamos. Agregamos dos cucharadas de curry y mezclamos bien. A continuación, añadimos el vaso de caldo de pollo y seguidamente 125 ml (1/2 vaso) de nata para cocinar. Removemos con cuidado y dejamos que se haga a fuego medio el conjunto durante 15 minutos. Si vemos que queda muy espesa la salsa, añadir un poco más de caldo.

sellar-el-pollo aadir-frutas
hacer-la-crema dejar-que-se-termine-el-pollo

Mientras, hacemos un arroz como acompañante del pollo. Ponemos un poco de aceite en una olla mediana y refreímos un poco el arroz. A continuación, añadimos el agua proporcional y siguiendo las instrucciones del fabricante. Salpimentamos y cuando quedan cinco minutos para que el arroz está listo, añadimos los frutos secos, las pasas y los dátiles. Apartamos y reservamos.

Cuando tenemos el pollo listo y la salsa al gusto, lo emplatamos junto a la guarnición de arroz con frutos secos. Bon appétit!

27 noviembre 2012

6

Salmón a la salsa de naranja


El salmón a la salsa de naranjas es una receta de las más sencillas que podemos hacer para cambiar la forma habitual a la que estamos acostumbrados. Tiene un gran sabor y seguro que podemos sorprender a nuestros comensales. Todo ello sin hablar de las cualidades y los beneficios que nos otorga el salmón y el aroma añadido de las naranjas. ¿Quién se anima?

Salmón a la salsa de naranjas


Dificultad: fácil
Coste: medio

Ingredientes: (4 personas)

- 4 rodajas de salmón grandes
- 2 naranjas
- 1 cebolla grande
- 1 diente de ajo
- 1 cucharada de azúcar
- 1 vaso de vino blanco
- 1 granada para decorar
- Estragón
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Preparación:
En una sartén refreímos el ajo con un poco de aceite y pochamos la cebolla muy picada. Cuando esté lista, añadimos la copa de vino y dejamos evaporar un poco para eliminar el alcohol. A continuación, echamos el zumo de las naranjas junto con la cucharada pequeña de azúcar. Dejamos unos minutos y removemos.

refreir-la-cebolla aadir-el-salmon

Mientras la salsa se hace a fuego lento, le quitamos todas las espinas que podamos a las rodajas de salmón y las cortamos a tacos medianos. Cuando esté listo el salmón, sin espinas y sin piel, lo salpimentamos.

En otra sartén aparte, rehogamos el salmón a temperatura fuerte, para dorarlos por fuera. Cuando están listos, los añadimos a la salsa y dejamos que se terminen de hacer en la misma salsa durante unos tres minutos. Cuando lo vamos a servir, añadimos un poco de las bayas de la granada  por encima. También podemos poner como acompañante, un puré de patatas. Bon appétit!

25 noviembre 2012

0

Gazpacho tibio de verduras al horno

Gazpacho tibio de verduras al horno

El gazpacho es muy conocido por todos pero os presento un gazpacho tibio de verduras al horno como una receta diferente, original y de lo más sabrosa. Muy indicada para cualquier época del año, con poca dificultad en su preparación. Se suele preparar en algunas zonas de Andalucía y su elaboración es similar al gazpacho frío.

Gazpacho tibio de verduras al horno


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4-6 personas)

- 1 kilo de tomates maduros
- 1 pimiento rojo
- 1 pimiento verde
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- 1/2 pepino verde
- 200 gramos de bacalao desmigado al punto de sal
- 1 paquete de pipas peladas
- 1 barra de pan
- 1 guindilla
- Aceite de oliva virgen
- Vinagre
- Sal

Preparación:
Limpiamos las verduras. Cortamos los pimientos a lo largo, le quitamos las semillas. Ponemos en la bandeja del horno un papel sulfurado. Encima repartimos los pimientos ya partidos a láminas, los tomates con dos cortes en cruz por encima, la cebolla laminada y el diente de ajo.

Sobre las verduras, echamos un buen chorreón de aceite, un poco de vinagre, sal y si queremos alguna hierba aromática que nos guste. Ponemos el horno a una temperatura baja, de 110 a 120 grados. Metemos la bandeja en el horno y dejamos que se hagan las verduras durante una hora y media.

preparar-verduras hacer-el-bacalao
verduras-asadas triturar-verduras

Mientras, picamos un poco el bacalao y lo ponemos en una olla con aceite a fuego muy bajo, sin que llegue a hervir y junto a una guindilla. Lo dejamos unos 15 minutos para se haga. Reservamos.

Cuando las verduras están listas, reservamos en un bol una parte de ellas. Las cortamos a láminas y reservamos. Añadimos el bacalao desmigado al que le hemos quitado el exceso de aceite junto a las pipas peladas. Aliñamos un poco con aceite y vinagre, pero no mucho.

Cortamos rebanadas de pan de un centímetro de grosor aproximadamente y las tostamos en una sartén con un poco de aceite. Raspamos las partes negras quemadas con un cuchillo y reservamos. A mi se me quemaron un poco, lo mismo a vosotros no os pasa lo mismo.

tostar-el-pan hacer-la-ensalada
montar-el-plato plato-montado

En otro recipiente o en el vaso de la batidora, trituramos el resto de las verduras junto con algunas rebanadas de pan y medio pepino sin la piel. Una vez triturado, lo colamos y reservamos.

Cuando lo tenemos todo, ponemos en el centro un molde redondo, debajo una rebanada de pan ya tostada y lo rellenamos con las verduras, el bacalao y las pipas mezcladas. Con un cazo repartimos el gazpacho tibio por fuera del molde y, a continuación, quitamos el molde con cuidado. Presentamos frío o tibio. Bon appétit!

24 noviembre 2012

2

Pollo a la miel y mostaza


El pollo a la miel y mostaza es una receta muy fácil de preparar, económica y que nos otorga un sabor agridulce muy apreciado por personas aficionadas a la gastronomía, con un toque diferente al habitual. Un sabor suave, placentero al paladar que os puedo asegurar, aunque no seáis aficionados a este tipo de platos, una vez lo probáis, volveréis a comerlo en breve. ¿A qué esperáis para probarla?

Pollo a la miel y mostaza


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 1 pollo entero cortado a trozos
- 2 cebollas
- 1 pimiento rojo
- 1 bote de mostaza antigua
- Mostaza en grano
- Miel de buena calidad
- 2 cucharadas de azúcar moreno
- Pimienta negra molida
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Maceramos el pollo cortado a trozos, no muy grandes, en una fuente con dos cucharadas y medias soperas de mostaza en grano. Tres cucharadas pequeñas de mostaza antigua y tres cucharadas soperas de miel. Un poco de pimienta molida y sal. Dejamos el pollo durante al menos una hora.

En una olla grande sin mucho fondo, echamos las cebollas cortadas a media juliana, el pimiento rojo a tiras y caramelizar con el azúcar moreno.

macerar-el-pollo terminar-de-hacer-el-pollo

Cuando está listo, sacamos el contenido de la olla y lo echamos en un recipiente. Reservamos.

Ahora añadimos el pollo macerado con todos los jugos a la olla anterior. Refreímos el pollo para sellarlo.

Una vez lo tenemos sellado, es decir, un poco doradito por fuera, añadimos la cebollas y los pimientos del recipiente donde lo teníamos apartado. Añadimos 1/4 de vaso de agua y dejamos cinco minutos para que el pollo se termine de hacer por dentro. Servimos con unas patatas fritas. Bon appétit!

23 noviembre 2012

0

Caballa con fideos

Caballas con fideos

La caballa con fideos o como también se la conoce, caballa con babetas, es uno de los platos más tradicionales que podemos comer en Cádiz. La caballa es jugosa, blanda y consistente, lo que hace de este pescado uno de los más cotizados y consumidos. Este plato es uno de los más populares, durante la época de verano en las terrazas gaditanas, junto a su hermana la caballa con piriñaca o caballa con picadillo. En este caso, la receta que os escribo lleva la caballa limpia de espinas, lo que hace que el pescado no tenga el problema de las espinas y sea mucho mejor a la hora de comer, pero por regla general, se suele poner la caballa partida a trozos y con sus espinas. Si le quitáis las espinas y dejáis los lomos, os saldrá un plato perfecto para los que no se quieren entretener, o no les gusta el pescado con espinas. Os dejo la receta para que la disfrutéis en casa.

Caballa con fideos


Dificultad: media
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 2 caballas grandes
- 1 cebolla mediana
- 2 pimientos verdes
- 4 dientes de ajo
- 1 tomate grande maduro
- 150 gramos de fideo gordo
- Perejil fresco
- Sal
- Aceite de oliva
- Pimienta negra molida

Preparación:
Lo primero es limpiar bien las caballas y sacarles los lomos. Le quitaremos todas las espinas que podamos, incluidas las más pequeñas, para las que utilizaremos una pequeña pinza. Eso lo hacemos si no queremos encontrarnos espinas a la hora de comerlas, si no nos importa, podemos dejar las más pequeñas sin problemas.

Ponemos la cabeza y las espinas a cocer con medio litro de agua unos minutos. Ese será el caldo que vamos a utilizar, después de colarlo.

quitar-las-espinas
cocer-la-cabeza-y-espinas

En una olla vamos a hacer el refrito con un fondo de aceite al que vamos a añadir los ajos fileteados, la cebolla y los pimientos picados. Cuando están listos, añadiremos el tomate pelado y cortado a dados pequeños. Salpimentamos y dejamos que se haga bien el tomate.


Una vez listo el refrito, añadimos los fideos. Mezclamos y añadiremos el agua de hervir la cabeza y las espinas de la caballa pasada por un colador para evitar que caigan impurezas.

Dejamos que se hagan los fideos y si tenemos que añadir un poco más de agua se la añadiremos poco a poco y previamente calentada en el microondas. Rectificamos de sal si hace falta y cuando aún quedan unos minutos para que se consuma el agua y que los fideos estén listos, colocamos los lomos cortados a trozos encima de los fideos. Hacemos un majado con un diente de ajo, perejil y aceite. Los pintamos por encima con el majado y dejamos que se termine de hacer todo.

Apartamos y si queremos volvemos a pintar los trozos de caballa con el majado. Para que no esté demasiado seco el pescado. Servimos después de dejar reposar unos minutos. Bon appétit!

22 noviembre 2012

0

Arroz con frutos secos

Arroz con frutos secos

El arroz con frutos secos es una receta que se prepara con ingredientes que tienen influencias árabes y asiáticas, como son los dátiles y el arroz basmati de origen hindú. Un plato con una delicada fragancia y exquisito sabor, algo diferente a la forma tradicional o más mediterránea que estamos acostumbrados a comer. Es un arroz que nos aporta mucha energía y realmente sano.

Arroz con frutos secos


Dificultad: baja
Coste: bajo-medio

Ingredientes: (4-5 personas)

- 350 gramos de arroz basmati
- 2 puñados de nueces peladas, uvas pasas y dátiles
- 4 dientes de ajo
- 2 cucharadas soperas de miel (si nos gusta mas dulce le agregamos más)
- 1/2 cucharada de pimienta negra molida
- 3 de orégano
- 1 cucharada pequeña de hierbas provenzales (estragón, romero, laurel, mejorana y lavanda entre otras…)
- Queso parmesano rallado
- Aceite de oliva
- Sal

Preparación:
Picamos los ajos y los doramos en una olla con un fondo de aceite. Cuando los ajos están casi listos, añadimos el arroz y refreímos unos minutos hasta darles un toque tostado. A fuego medio-alto. Cuando el arroz está listo, añadimos un litro de agua al arroz y salpimentamos.

Dejamos reducir el agua y antes de que esté todo el agua consumido, añadimos las especies, los dátiles picados y las uvas pasas. Le agregamos la mitad de las nueces picadas también.

Dejamos consumir el agua y que se termine de hacer el arroz. Cuando está listo, lo retiramos del fuego y le añadimos la miel y el resto de nueces troceadas. Mezclamos con cuidado.

Cuando vamos a presentar el arroz, echamos un poco de queso parmesano por encima y calentamos en el microondas unos segundos. Servimos a continuación. Bon appétit!

2

Huevos al plato con verduras

Huevos al plato con verduras

Una de las recetas más fáciles de preparar y más ricas son los huevos al plato con verduras. Aparte de todo el sabor por los ingredientes que vamos a utilizar, son muy nutritivos y y tienden a ser el plato preferido por muchos a la hora del almuerzo. Este es el típico plato que le hacemos a la familia o los amigos y antes de irse, nos piden la receta. No requieren mucho tiempo, son fáciles de hacer y mejores de comer. ¿Os apetece?

Huevos al plato con verduras


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 8 huevos frescos
- 3 patatas medianas
- 1 lata de pimientos morrones
- 2 zanahorias
- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes
- 1 bote de tomate frito
- 1/2 morcilla (opcional)
- Chorizo (opcional)
- Jamón ibérico (opcional)
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva

Preparación:
Pelamos las patatas y las cortamos a dados no muy grandes. Picamos la cebolla, las zanahorias y los pimientos verdes, después de haberlos limpiado bajo el agua y a las zanahorias quitado la piel.
En una sartén con un poco de aceite, pochamos a fuego bajo-medio, las patatas y el resto de verduras. Dejamos el tiempo suficiente para que todo esté blandito. Salpimentamos y reservamos.

En una fuente de cristal o en una cazuela, (una por persona) echamos un poco de tomate frito. No mucho, solo una base. A continuación repartimos las verduras y sobre ellas echamos los dos huevos, teniendo cuidado de no partirlos.

hacer-las-verduras
añadir-los-huevos

Picamos opcionalmente un poco de morcilla, chorizo o jamón ibérico y se lo echamos por encima.

Cortamos los pimientos morrones al gusto, ya sea en tiras o en trozos más pequeños y también los ponemos por encima. Salpimentamos al gusto y ponemos las cazuelas en el horno a temperatura media hasta que los huevos están a nuestro gusto.

Es bueno siempre preguntar a quien le gusta más o menos cuajada la yema y la clara para saber qué cazuelas hay que retirar con antelación. Una vez listo todo, lo presentamos en las mismas cazuelas con un buen pan rústico. Bon appétit!

21 noviembre 2012

9

Chuletas de aguja al horno

Chuletas de aguja al horno

Hoy preparamos unas chuletas de aguja al horno. Todos estamos acostumbrados a comer los filetes de aguja de la manera más fácil, es decir, a la plancha con un poco de ajo, sal y pimienta. Un plato para los que quieren cambiar, salirse de la monotonía, con una preparación fácil y sencilla. La aguja es una carne jugosa y tierna. Esta receta se tarda un poco más en hacer, es lógico al utilizar el horno, pero el sabor que le vamos a dar merece la pena. Seguro que probáis esta receta la vais a comentar con todos. ¿Sabes que roast beef se saca de esta parte? Pues sí, lo que en algunos restaurantes llaman con esta palabra inglesa tan glamurosa y que encarece el precio, es el corte en una pieza de la parte más blanda de la aguja, sin grasa ni hueso. Así que podríamos casi, llamar a este plato, roast beef al horno. ;) ¿Tienes algún truco para hacer las chuletas de aguja al horno?

Chuletas de aguja al horno


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4 filetes de aguja de cerdo
- 4 patatas medianas
- 1 cebolla grande
- 3 dientes de ajo
- 1 cucharada grande de azúcar moreno
- ½ vaso de vino blanco
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Preparación de las chuletas de aguja al horno:


Precalentamos el horno a 180 grados.

Lo primero que hacemos es pelar las patatas y cortarlas a láminas. Fileteamos la cebolla y los dientes de ajo. Reservamos.

En una sartén ponemos aceite y freímos un poco las patatas, no del todo. Las sacamos y reservamos. Metemos la cebolla fileteada y también freímos un poco, no del todo. Lo mismo hacemos con los ajos.
Ahora ponemos las patatas, la cebolla y los dientes de ajo mezclados en una bandeja de cristal para horno. Añadimos una pizca de sal por encima. Quitamos el aceite de la sartén y, con el mismo que queda, ponemos las chuletas de aguja. Las marcamos un poco y le añadimos el vino. Dejamos que reduzca un poco y añadimos un poco de pimienta.

Ponemos las chuletas por encima de las patatas junto con el caldo del vino y disolvemos la cucharada de azúcar moreno en un poco de agua, como un cuarto de vaso. Se la echamos por encima a todo el conjunto. Salpimentamos.

Metemos la bandeja en el horno y dejamos que se termine de hacer. Si queremos le damos la vuelta a las chuletas cuando están doradas por una parte. Cuando está listo, sacamos del horno y servimos. Bon appétit!

20 noviembre 2012

2

Dorada a la gaditana

Dorada a la gaditana

La receta de dorada a la gaditana es una de las formas más típicas de preparación de este fantástico pescado que podemos encontrar en muchos restaurantes de Cádiz. Como veis, es de lo más sencillo y donde la calidad del producto, va a ser un factor esencial para nos otorgue todo su sabor y textura. Al preparar la dorada vamos a tener que sacarle los lomos, que podemos hacerlo nosotros mismos, o al comprarla, decirle al pescadero que nos los corte. Es la única dificultad que puede tener este maravilloso plato.

Dorada a la gaditana


Dificultad: baja
Coste: medio-alto

Preparación: (por persona)

- 1 dorada de ración
- 1 pimiento verde
- 1 tomate maduro
- 1/2 cebolla
- Harina de pescado
- Pimienta negra
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Lo primero que tenemos que tener son las doradas limpias y sin tripas, y a continuación, si no se lo hemos dicho al pescadero, tendremos que sacarle los lomos. Le hacemos un pequeño corte por encima de la cabeza y con cuidado, pegamos el cuchillo lo más que podemos a la espina central.

Iremos cortando desde la cabeza a la cola. Luego le damos un corte oblicuo y les quitamos las espinas de la zona central del lomo. Las que se han podido quedar se las quitaremos con una pinza. De esa forma, no vamos a encontrar ninguna espina a la hora de comerlo. Repetiremos la operación con el otro lomo y reservamos la cabeza junto a la espina de la dorada.

sacar-los-lomos
cortar-los-lomos

Cortamos los lomos por la mitad y los dividimos en dados y reservamos. Hacemos un picadillo. Picamos la cebolla, el pimiento y el tomate a dados pequeños, los mezclamos en un recipiente y aliñamos con sal, vinagre y aceite. Reservamos.

enharinar el pescado
freir-la-cabeza
freir-los-tacos
presentacion

Salpimentamos el pescado y a continuación, enharinamos la cabeza junto a la espina central y los dados de los lomos. Freímos la cabeza con las espinas. Cuando está frita, la colocaremos en el plato. Ponemos el picadillo junto a el pescado ya preparado y con los dados fritos encima. Bon appétit!

18 noviembre 2012

8

Pan milagro

Pan milagro

El pan milagro es uno de los más sencillos, fáciles y buenos que podemos hacer si queremos empezar a fabricar nuestro propio pan en casa. Podemos empezar por este tipo de panes, que nos va a aportar la satisfacción de haberlo hecho nosotros mismos, e ir avanzando e investigando otro tipo de panes, para de esa forma, conseguir cortezas y migas diferentes.

Pan milagro


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes:

- 350 gramos harina de fuerza
- 175 gramos de agua tibia
- 15 gramos de levadura fresca
- 15 gramos de aceite de oliva
- 1 cucharadita de sal

Preparación:
En un recipiente de cristal o de plástico, añadimos la harina, hacemos un hueco en el centro y a continuación, desmigamos la levadura y se la echamos por encima a la harina. A continuación, agregamos el aceite, la mitad del agua y la sal. Mezclamos un poco con la ayuda de una pala o una lengua de silicona y echamos el resto del agua. Mezclamos un poco y ponemos la masa sobre la encimera bien limpia. Yo os voy a enseñar a hacer este pan milagro que es digamos, el más fácil al no necesitar leva, como os comenté antes, pero si os animáis pasaros a ver estas recetas de pan de semillas fácil o este pan brioche para desayunos y meriendas. Seguro que os encantarán. Bueno seguimos con lo que estábamos haciendo...

Ahora amasamos bien hasta tener una masa suave y consistente. En unos 10 minutos de amasado la tendremos lista. Como veréis cuando la estáis haciendo, esa masa no va a necesitar ni añadir harina a la encimera. Es una masa muy equilibrada y nada pegajosa. Una vez la tenemos amasada, hacemos una bola con la masa.

hacer-la-masa-del-pan amasar
dar-cortes meter-en-el-horno

Vamos a hacer el pan dentro de una fuente redonda refractaria con su tapa, así que ponemos un poco de aceite extendido por el fondo y las paredes e introducimos la bola de masa en la fuente. Le extendemos por encima a la masa con un pincel una pizca de aceite y espolvoreamos un poco de harina. Con un cuchillo o un cutter muy afilado le hacemos cuatro cortes igual que en la foto. Eso le dará una toque más rústico. Cerramos con la tapa la fuente y lo ponemos en el horno SIN precalentar. En frío. La temperatura que le ponemos al horno es de 220 grados y lo dejamos 45 minutos.

Una vez listo, sacamos la fuente refractaria con cuidado de no quemarnos, la destapamos y dejamos enfriar un poco antes de sacar el pan. Bon appétit!

17 noviembre 2012

0

La vitamina B

propiedades de la vitamina B

Las vitaminas B están dentro de las denominadas vitaminas hidrosolubles, o es decir, las vitaminas que se disuelven en el agua. A diferencia de otras vitaminas, como la A, por ejemplo, que son liposolubles y solo se disuelven en medios grasos.

Existen varias formas de la vitamina B, como la B1, B2, B3, B5, B6, B8, B9 y B12. Son necesarias para nuestro organismo ya que son coenzimas o precursores de coenzimas que nos ayudan a realizar reacciones químicas en nuestro cuerpo. Estas vitaminas se disuelven, como hemos visto, en el agua de la cocción. Algunos alimentos pierden una proporción de estas vitaminas que se queda en el agua y por ello es muy conveniente el reutilizarla para hacer sopas o caldos. De esa forma aprovechamos al máximo las propiedades vitamínicas de dichos alimentos. Su aporte diario es imprescindible y su exceso se desecha por la orina, por lo que no tienen efecto tóxico.

 

Tipos de vitamina B y propiedades


La vitamina B1
Conocida como tiamina. Una de sus cualidades es que la tiamina protege a las células ante los niveles elevados de glucosa, participa en la generación de energía así como en el mantenimiento del sistema nervioso o la piel. Su carencia en el hombre de la vitamina B1 provoca enfermedades como el beriberi y el síndrome de Korsakoff. Dicha carencia puede ser causada por malnutrición, alcoholismo o una dieta rica en mariscos crudos, pescados de agua dulce crudos o exceso de té o café.

La vitamina B2
Conocida por un pigmento amarillo característico como rivoblamina. La vitamina B2 juega un papel importante en el metabolismo energético, y es requerida en el metabolismo de grasas, carbohidratos y proteínas. La vitamina B2 es necesaria para la integridad de la piel, las mucosas y de forma especial para la córnea. También nos sirve para desintoxicar el organismo de sustancias nocivas. Hay que tener muy en cuenta que la rivoblamina es sensible a la luz solar y la exposición a la luz solar de un vaso de leche durante dos horas hace perder el 50% de su contenido vitamínico B2. Su carencia genera trastornos oculares, bucales y cutáneos, cicatrización lenta y fatiga.

La vitamina B3
También llamada Niacina y fue la tercera vitamina del complejo B en ser descubierta. Es esencial para en el metabolismo energético de las células y de la reparación de nuestro ADN, participan en la producción de hormonas como son las hormonas sexuales y las hormonas relacionadas con el estrés y eliminan los químicos tóxicos del cuerpo. Es considerada como uno de los mayores partícipes para la eliminación del colesterol y está considerada como la vitamina antirreumática. La pelagra es una de las mayores consecuencias de una carencia de vitamina B3.

La vitamina B5
Conocida también como Acido patogénico. Se encuentra presente en la mayoría de los alimentos, aunque en mayor proporción en alimentos de origen animal. Se considera esencial para en el metabolismo y síntesis de carbohidratos, proteínas y grasas. Es necesaria para que nuestro organismo forme los anticuerpos, interviene en la formación de insulina y necesaria para la síntesis de hierro. También juega un papel importantísimo en la síntesis de hormonas antiestrés (adrenalina). Los veganos, o vegetarianos totales tienen mayor posibilidad de padecer su carencia. Su ausencia genera una disminución en las defensas ante casos de infecciones, hemorragias, debilidad y mareos.

La vitamina B6
También conocida como Piridoxina. Interviene en la elaboración de sustancias cerebrales que regulan el estado de ánimo. Incrementa la producción de energía, favorece la liberación de glucógeno del hígado y en los músculos y por ello también es muy conocida por los deportistas. Ayuda en caso de tendencia a espasmos musculares nocturnos, calambres en las piernas y adormecimiento de las extremidades. La deficiencia dietética es extremadamente rara ya que existe en casi todos los alimentos.

La vitamina B8
Llamada Biotina. Es esencial para la síntesis y degradación de grasas y la degradación de ciertos aminoácidos. Interviene en procesos celulares a nivel genético, estabiliza los niveles de azúcar en sangre y ayuda a transferir dióxido de carbono. Los problemas que pueden aparecer por la carencia de biotina pueden mostrarse como dermatitis, enteritis, o caída de pelo, pero su deficiencia o carencia es muy rara, puesto que la vitamina B8 está presente en muchos alimentos.

La vitamina B9
Conocida comúnmente por ácido fólico. Imprescindible para la formación de proteínas estructurales y los glóbulos rojos, mantiene sana la piel y previene la anemia. A diferencia de otras vitaminas hidrosolubles, el ácido fólico se almacena en el hígado y no es necesario ingerirlo diariamente. La vitamina B9 interactúa con la vitamina B12 y la vitamina C. Su carencia provoca anemias, trastornos digestivos e intestinales o mayor facilidad a las lastimaduras. Su excedente es eliminado por vía urinaria. Hoy día al ser tan indispensable para el ser humano, muchos alimentos llevan añadido ácido fólico, como por ejemplo, los cereales del desayuno.

La vitamina B12
Llamada cianocobalamina. Se recomienda su ingesta junto con vitamina C ya que la inhibe. Interviene en el crecimiento, contribuye con el desarrollo normal del sistema nervioso, es indispensable para la médula ósea, la síntesis de glóbulos rojos y el correcto funcionamiento del tracto gastrointestinal. El cuerpo puede almacenar vitamina B12 por años en el hígado, así como la absorbe mejor de las carnes que de las verduras. La falta de vitamina B12 puede causar anemia, pérdida del equilibrio, hormigueo en brazos y piernas o debilidad.


Dónde podemos encontrar mayores concentraciones de vitaminas B
 
B1: abundante en cítricos, leche de vaca, vísceras (hígado, corazón y riñones), levadura de cerveza, vegetales de hoja verde, germen de trigo, legumbres, cereales, carne y frutas.

B2: abundante en levadura de cerveza, germen de trigo, verduras, cereales, lentejas, hígado, leche, carne, coco, pan y queso.

B3: se encuentra en los productos integrales del trigo (harina, pan, salvado y germen); levadura de cerveza, hígado de ternera, pollo, atún, salmón, huevos, leche, arroz integral y almendras. Aguacate, higos, brócoli, espárragos, setas o plátano.

B5: en levadura de cerveza, vegetales verdes, frutas, yema de huevo, cereales, todos los alimentos del reino animal contienen esta vitamina pero siempre están aquellos que la contienen en mayor proporción, como ser el hígado, las vísceras en general y las carnes blancas como las de ave.

B6: se encuentra en carne de pollo, espinacas, garbanzos, aguacate, sardinas, plátano, lentejas, hígado, granos, atún, pan, yema de huevo y los lácteos. La mayor concentración de vitamina B6 se halla en los cereales integrales y sus derivados.

B8: en levadura de cerveza, yema de huevo, leguminosas, coliflor, patata, hígado, leche, plátano, sandía, fresas, uva.

B9 (ácido fólico): en legumbres, cereales integrales, frutos secos, semillas de girasol, vegetales de hoja verde, el germen de trigo, y las frutas. Se encuentra en el hígado de algunos animales, como la ternera, y también en el pescado azul.

B12: en el pescado, riñones, huevos, quesos, leche, mariscos, carne.

La cantidad de cada vitamina que se necesita depende de su edad y sexo. Otros factores, como el embarazo y las enfermedades, son igualmente importantes. Las mujeres embarazadas o lactantes necesitan cantidades mayores. El mejor amigo en todos los casos es su médico.

12 noviembre 2012

0

Callos a la madrileña

Callos a la madrileña

Los callos a la madrileña es una de las recetas más conocidas de nuestra capital, se ha ganado el derecho de estar entre las más consumidas y que son las que aportan grandeza a nuestra gastronomía. Los callos a la madrileña son una receta de ‘toma pan y moja’ de toda la vida, con un gran sabor y que podemos tomar, si queremos, al ser muy contundente y con un elevado poder calórico. Tiene una complicación media y requiere algo de tiempo el prepararla de la forma tradicional, pero el resultado es espectacular en todos los sentidos.

Callos a la madrileña


Dificultad: media-alta
Coste:medio-alto

Ingredientes: (5-6 personas)

- 500 gramos de callos de ternera
- 1 manita de ternera
- 1 morro de ternera
- 150 gramos de garbanzos
- 1 trozo de morcilla
- 1 trozo de chorizo
- 1 trozo de jamón
- 3 cebollas
- 6 dientes de ajo
- 1 hoja de laurel
- 1 guindilla roja
- 2 clavos de especia
- Pimentón de la Vera
- Vinagre de vino
- Pimienta en grano
- Aceite de oliva
- Sal

Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer, si hemos comprado la carne sin limpiar, es trocearla y meterla en agua con vinagre y sal. Lavar bien y repetir la operación si es necesario hasta eliminar cualquier impureza. Una vez está limpia, reservamos.

Ahora cortamos el chorizo, la morcilla y el jamón a trozos. Reservamos.

Troceamos dos cebollas y picamos una de ellas. Picamos un diente de ajo y los demás los dejamos enteros.

En una olla, ponemos agua limpia y añadimos la carne, las cebollas troceadas, los ajos enteros, el laurel, los garbanzos, los dos clavos, un poco de sal y la guindilla. El agua tiene que tapar los ingredientes para que os se quede sin agua al cocer los garbanzos. Es mejor pasarse un poco que tener que añadir luego. Lo llevamos a ebullición y dejamos hervir hasta que los garbanzos están blandos.

Cuando ya están tiernos, sacamos la patita de ternera y le quitamos el hueso. Añadimos de nuevo la carne a la olla.

En una sartén, ponemos un poco de aceite de oliva y refreímos la cebolla picada y el diente picado de ajo. Cuando están refritos, añadimos el chorizo, el jamón y una cucharada bien colmada de pimentón. Removemos y dejamos que se haga durante cinco minutos.

En la olla se habrá consumido el caldo un poco durante la cocción anterior. Añadimos ahora la morcilla y el refrito a la olla y llevamos a ebullición a fuego medio hasta que se consuma un poco más el caldo y está a nuestro gusto. No podemos dejarlo seco pero que no tenga demasiado tampoco. Dejamos reposar unos minutos y servimos. Bon appétit!

11 noviembre 2012

0

Pulpo a la gallega

Pulpo a la gallega o pulpo a feira

El pulpo a la gallega es una receta tradicional de la cocina de esta región, como su propio nombre indica y que, poco a poco, se ha ido extendiendo al resto de comunidades por su característico sabor y jugosidad. En Galicia se le llama pulpo a feira y en el resto de España, pulpo a la gallega, pero es lo mismo. Solo cambia el nombre, ni la forma de prepararlo, ni los ingredientes.  Está buenísimo junto a un buen ribeiro y un trozo de pan gallego.

Pulpo a la gallega


Dificultad: media
Coste: medio

Ingredientes:

- 1 pulpo de 1,5 kilos, aproximadamente
- 2 patatas medianas (si estamos en Galicia compraremos cachelos)
- Pimentón dulce
- Pimentón picante
- Aceite de oliva virgen extra
- 1 hoja de laurel
- Sal gorda

Preparación:
Antes que nada tenemos que congelar el pulpo para que las fibras se partan. Esto ocurre ya que al congelar, el agua se expande y rompe los tejidos del pulpo, por lo que al descongelarlo la carne está más blanda. Una vez lo hemos descongelado en el frigorífico ya lo tenemos listo para preparar.

Ponemos al fuego una cazuela con agua y una hoja de laurel (si queremos podemos añadirle opcionalmente una cebolla al agua). Cuando rompa a hervir añadimos el pulpo de la siguiente manera: lo sujetamos por la cabeza y durante tres veces seguidas, lo metemos y sacamos del agua, antes de soltarlo definitivamente. Esto se llama asustar el pulpo.

Lo dejamos a fuego medio entre 40 y 45 minutos. Hasta que veamos que la carne está tierna. Lo sacamos de la olla y dejamos que repose unos minutos. Limpiamos las patatas, eliminamos los restos de arena y las ponemos a hervir en el mismo agua donde cocimos el pulpo durante 20 a 25 minutos. Si queremos adelantar tiempo, podemos meter las patatas a los quince minutos de meter el pulpo. Así estará todo listo al mismo tiempo.

Mientras, cortamos el pulpo a trozos. Los cortes los hacemos a rodajas de un centímetro aproximadamente. Reservamos y cuando las patatas están listas, las pelamos y las cortamos también a rodajas.

En una fuente o en un plato de madera, hacemos una base o cama con las patatas. Ponemos el pulpo le echamos por encima un poco de sal, los dos tipos de pimentón, a una proporción de tres partes de pimentón picante por cada una de pimentón dulce y el aceite. Servimos templado. Bon appétit!

09 noviembre 2012

2

Croquetas de bacalao de la abuela

Croquetas de bacalao de la abuela

Las croquetas de bacalao son una de las recetas más cotizadas para los amantes de la cocina tradicional por su sabor y jugosidad. No hay nadie que se resista a comer más de una por ser tan crujientes por fuera y por todo el sabor y su cremosidad del interior. Tienes que hacerlas!

Croquetas de bacalao de la abuela


Dificultad: media
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 200 gramos de bacalao desalado y desmigado
- 75 gramos de harina de trigo
- 1/2 litro de leche
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla
- Mantequilla
- Pan rallado
- 2 huevos
- Aceite de oliva

Preparación:
Picamos la cebolla. Reservamos. Ponemos una olla o cacerola a fuego bajo y echamos un poco de aceite y una cucharada de mantequilla. Añadimos los ajos picados y dejamos un par de minutos sin esperar a que se doren.

Pochamos la cebolla en la cacerola y cuando la cebolla está lista,  le añadimos la harina y removemos para que se vaya dorando un poco. Hacemos bien la harina y añadimos el bacalao. Rehogamos un poco y añadimos la leche fría poco a poco hasta ir mezclando y haciendo una masa. Al principio líquida pero a medida que removemos se pondrá más espesa. Añadimos un poco de pimienta y de nuez moscada.

Cuando tenga una consistencia melosa y un poco más difícil de mover retiramos del fuego y las ponemos en un recipiente para que se enfríen. Luego las pasamos al frigorífico y las dejamos una o dos horas para que tomen cuerpo.

Pasado ese tiempo, batimos los huevos y tomamos porciones de la masa. Las pasamos por el huevo batido y luego por el pan rallado. Damos forma y freímos. Las consumimos acabadas de hacer. Bon appétit!

05 noviembre 2012

7

Pollo al horno

Pollo asado al horno casero

Pollo al horno. Os dejo la receta para hacer un pollo al horno de la manera más fácil y con todo el sabor tradicional. Siguiendo estos pasos, vas a conseguir un pollo asado al horno con el mismo sabor, o incluso más bueno, que el que puedes comprar en un asador, ya que nosotros mismos vamos a poder darle, el toque personal, con las especias que añadamos, y adaptarlo al gusto de cada uno. Para mi entender, el secreto de este tipo de platos es, que el pollo quede con una piel crujiente y que tengamos bastante salsa, con un sabor irresistible para acompañarlo.

Pollo al horno


Dificultad: media
Coste: barato

Ingredientes:

- 1 pollo limpio grande de 1,5 kilos aproximadamente o mayor
- 1/2 vaso de vino blanco
- 3 patatas
- 1 pimiento rojo
- 3 pimientos verdes
- 1 cebolla grande
- Manteca de cerdo o mantequilla
- Pimienta en grano
- Romero
- Tomillo
- Sal

Preparación:
Limpiamos el pollo bien bajo el agua, secamos y reservamos. Si tiene algún resto de plumas, lógicamente se lo quitamos. Calentamos el horno a 180 grados. En un mortero ponemos unas bolas de pimienta negra, un poco de tomillo, los dientes de ajo, un poco de romero y sal. Machacamos todo. Ya aquí os lo dejo al gusto en las cantidades.

En un bol ponemos la manteca de cerdo y añadimos la mezcla del mortero. Mezclamos.
En una bandeja para horno, ponemos las patatas peladas y cortadas a rodajas, la cebolla a rodajas, y los pimientos a tiras.

Dejar dorar el pollo
Cortar y trocear al gusto

Untamos el pollo por dentro y por fuera con la mezcla y lo ponemos en la bandeja de cristal encima de las verduras.


Si lo ponemos junto a una buena tortilla de patatas, unas croquetas o unos pimientos fritos, es la locura en la mesa.


Añadimos el vino por encima y un vaso y medio de agua. Lo metemos al horno. Lo dejamos unos 35-45 minutos y luego le damos la vuelta para que se dore por los dos lados. Cada 15 minutos abriremos el horno y le echaremos, con cuidado de no quemarnos y ayudándonos de un cazo, un poco de caldo por encima. Si el pollo que hemos comprado es de granja, necesitará más tiempo, así que tendréis que dejarlo un poco más e ir controlando que se haga bien por dentro. Mejor pasarnos un poco con el tostado a que nos lo encontremos crudo.

Una vez lo tenemos listo lo sacamos del horno y lo cortamos con ayuda de una tijera después de haberlo dejado unos minutos que repose para que no se rompa. Presentamos junto a las patatas y las verduras. Bon appétit!