31 marzo 2013

0

Colines de pipas y sésamo

Colines de pipas y sésamo

Vamos a ver hoy esta receta para hacer unos crujientes colines de pipas y sésamo y poder disfrutarlos con toda la familia. Estos colines de pipas son totalmente naturales y podemos hacerlos cualquier día de la semana, guardarlos en un bote y utilizarlos cuando queramos. La preparación es muy fácil y están riquísimos. Si queréis darle un toque casero a vuestra mesa cuando haya invitados, esta es una buena forma de sorprenderlos.

Colines de pipas y sésamo


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 350 gramos de harina de trigo
- 5 cucharadas de aceite de oliva
- Sal
- 1 cucharadita de bicarbonato
- Pipas peladas de girasol
- Semillas de sésamo

Preparación:
Hacemos un volcán en la mesa o en la encimera con la harina. En el centro añadimos el aceite, una cucharadita de sal, el bicarbonato y un poco de agua. Empezaremos a amasar e iremos añadiendo agua según nos vaya pidiendo la masa hasta que esté elástica y no se pegue en las manos.

A medio amasado, le agregaremos un paquete pequeño de pipas peladas y dos o tres cucharaditas de sésamo. Seguiremos amasando para que la mezcla con las semillas sea homogénea durante unos diez minutos.
Cuando esté lista la masa, ponemos el horno a una temperatura de 180 grados. Dejamos calentando el horno y estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla de uno a dos milímetros de espesor. Según queramos los colines más o menos gruesos.

Cuando está estirada la masa, la cortamos a tiras largas y de unos tres centímetros de ancho. Luego las cortamos a trozos, según lo largas que queramos los colines.

Ponemos un papel de horno en la bandeja y extendemos las tiras sobre el papel. Horneamos durante 10-11 minutos y sacamos los colines. Cuando están fríos ya podemos comerlos. Bon appétit!



Si queremos, podemos cambiar las pipas de girasol por otras semillas que nos gusten más o por nueces y almendras picadas. Están riquísimos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!