29 abril 2013

4

Patatas bravas

Receta de Patatas bravas

¿Cómo se preparan las papas bravas? Las patatas bravas o papas bravas son una de las recetas que se han puesto de moda gracias a la receta de las papas bravas de Alberto Chicote. Una de las zonas más típicas donde podemos comer las papas bravas es en Madrid y Murcia (por supuesto que hay más). Para hacer estas fantásticas patatas, no hace falta ser un experto en cocina ni un chef reconocido, ya que son muy fáciles de preparar, económicas, y en muy poco tiempo, las tenemos listas. Recordar siempre el toque picante por el que se les llama bravas, ya que, si no las hacemos así, es simplemente poner una salsa por encima y le quitamos la gracia a las patatas bravas. ¿Y tú, dónde has comido las mejores papas bravas que recuerdes? ¿Tienes un truco o toque especial para las papas bravas? ¿Eres más de papas bravas o te gustan más las papas alioli o las papas aliñadas? Recuerda que puedes ver también en mi blog cómo hacer las papas 'aliñás' al estilo de Cádiz o las papas alioli de toda la vida.

Patatas bravas


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 500 gramos de patatas nuevas medianas
- 1 cebolla
- 250 gramos de tomates maduros
- 1 cayena
- 1 diente de ajo
- Azúcar
- 1 cucharada de pimentón
- Vinagre
- Aceite de oliva virgen
- Sal

Preparación de papas bravas:


Lo primero que haremos será la salsa brava donde meteremos las patatas . En una olla ponemos a pochar junto con un fondo de de aceite, la cebolla picada junto al diente de ajo laminado. Cuando está listo, añadimos la cayena al gusto y la cucharadita de pimentón. El pimentón se puede quemar y amarga posteriormente, por lo que lo tendremos solo unos segundos y apartamos. La cayena dependerá de lo picante que lo queremos. A continuación, agregamos los tomates sin piel y sin la zona central, bien picados, un poco de sal, una cucharadita de azúcar y dejamos que se fría bien a fuego medio durante 15-20 minutos.

Cuando está listo, apartamos y agregamos un chorrito de vinagre. Con dos cucharadas es suficiente.

Pasamos por la batidora y trituramos bien. Si nos gusta más fina podemos luego pasar la salsa brava por un chino. Eso es cuestión de gustos. Reservamos.

Lavamos bien las patatas y con ayuda de una esponja o cepillo le quitamos cualquier resto de tierra. Las cortamos en dados gruesos con la piel, aunque si nos gusta sin piel, también podemos hacer las patatas bravas de esta forma. Freímos las papas en abundante aceite caliente.

Cuando están listas, las añadimos a la salsa brava que teníamos preparada con anterioridad o también podemos presentar las patatas bravas con la salsa brava por encima. Bon appétit!



Añadiremos un poco de cayena, esperaremos un poco y probaremos. Así siempre podemos rectificar al final nuestras patatas bravas dependiendo de lo que queramos que pique.



Si queremos, podemos poner, en dos cuencos junto a las patatas, salsa brava y salsa mayonesa. Así cada uno podrá elegir con qué prefiere comerlas.

4 comentarios:

  1. Qué ricas unas patatas bravas. A nosotros nos gustan muy picantitas y con mucha salsa brava. Solemos hacerlas pero de otra forma. Ahora probaré de esta forma, ya os contaré. Besos

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias por el comentario. El picante en las patatas bravas es cuestión de gustos. Un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Hoola alberto, me encantan las patatas bravas peroo en españa las he comido en el konig si puedes decirme como hacerlas que no sea roja, gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, en principio yo siempre las hice de esta forma y suelen ser rojas, aunque me consta que cuando estuve en Murcia, las comí en una calle del centro donde se 'peleaban' en el buen sentido, por tener las mejores papas bravas y algunos establecimientos las hacían con una especie de salsa rosa. Verde no las he probado en mi vida, pero vamos a ver qué fórmula le podríamos dar al tema. Tendríamos que eliminar el tomate y el pimentón. Pero vamos a dejar el tomate en una menor cantidad, por ejemplo, un tomate sin piel y le añadimos pimientos verdes y dos o tres hojas de espinacas. ¿Podría resultar?

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!