15 mayo 2013

3

Cabrillas en salsa de tomate

Cabrillas en salsa

Hoy vemos la receta de cabrillas en salsa de tomate. Las cabrillas, a diferencia de los caracoles, se pueden encontrar a la largo de todo el año, aunque por regla general se comen más en los meses de primavera y principios de verano. Son muy fáciles de hacer y es una de las mejores tapas que podemos comer en cualquier bar o restaurante siempre y cuando nos gusten, porque ya se sabe que al igual que los caracoles, las cabrillas ya sean en salsa o en tomate, tienen sus incondicionales y sus detractores. Yo os enseño cómo preparar las cabrillas en salsa de tomate casera y veréis qué ricas y sabrosas que os van a salir. ¿Tienes algún truco para preparar tus cabrillas en tomate? ¿Cómo te gustan más las cabrillas estofadas o en tomate? ¿Prefieres los caracoles o las cabrillas en salsa de tomate?

Cabrillas en salsa de tomate


Dificultad: media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1,5 kilo de cabrillas
- 4 tomates maduros
- 1 cabeza de ajos
- 1 pimiento verde
- 2 cebollas
- Especias de caracoles
- 2 hojas de laurel
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Lo primero que tenemos que hacer es limpiar muy bien las cabrillas. Al igual que con los caracoles, este proceso es algo laborioso, pero merece la pena para que nos salgan unas cabrillas en tomate perfectas. Si las hemos comprado vivas, las ponemos en una olla grande o en el seno del fregadero con agua fría y le damos un primer enjuague. Las sacamos del agua y les echamos un buen puñado de sal. Las cabrillas empezarán a echar bastante baba. Las dejamos unos minutos y las volvemos a lavar con abundante agua fría de nuevo. Este proceso de limpiado lo repetiremos al menos tres veces para que están lo más limpias posible. Si queréis aprender la receta de caracoles a la andaluza más tradicional os dejo el enlace.

Ponemos una olla con agua fría, una cebolla entera, un poco de sal y un par de hojas de laurel y metemos  las cabrillas. El fuego muy bajo, de esa forma las cabrillas irán sacando los cuernos y saliendo. Si ponemos el fuego muy fuerte las matamos y se quedarían dentro.

Poco a poco irán saliendo y soltando espuma. Con ayuda de la espumadera la retiramos. Cuando vemos que todas las cabrillas están fuera, subimos el fuego al máximo. Dejamos hervir un par de minutos y apartamos. Reservamos.

hacer-el-tomate añadir-caldo-de-caracoles

Hacemos el tomate casero en una olla con un fondo de aceite de oliva. Picamos la cebolla, dos o tres dientes de ajo y el pimiento verde. Cuando están pochados, añadimos los tomates pelados bien maduros. Salpimentamos. Una vez listo el tomate frito, lo trituramos con la batidora. Lo hacemos más o menos fino según nos guste.

Hacemos una muñequilla de gasa o trapo fino con las especias de caracoles y la metemos en la olla. La muñequilla la rellenamos nosotros o podemos tener las especias compradas que vienen listas. Si nos gustan picantes ponemos una cayena más a la muñequilla de trapo con las especias. Agregamos el resto de los ajos, las cabrillas y cubrimos con el caldo de las mismas cabrillas.

Dejamos que se haga todo de 20 a 30 minutos a fuego medio y que reduzca y espese el caldo. Apartamos y servimos caliente nuestro plato de cabrillas salsa de tomate. Bon appétit!

3 comentarios:

  1. anasanga1962@gmail.comlunes, 19 mayo, 2014

    Hola creo que a esa receta le faltan algunos ingredientes mas,al menos eso es lo que yo pienso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ana, ¿cual crees que les pueden faltar? Yo los veo bastante correctos, pero si sabes de alguno, perfecto, no nos dejes con la intriga! Un saludo.

      Eliminar
    2. Yo le añadiría una cucharadita de pimentón, otra de comino, medio vasito de vino blanco y un par de guindillitas.

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!