Te recomendamos

30 septiembre 2013

0

Bizcocho marmolado

Bizcocho marmolado

Hoy me apetecía un postre. Así  que dije, voy a hacer este fantástico bizcocho marmolado, que es uno de los postres preferidos en toda la familia, por su sabor a vainilla y chocolate. Es un bizcocho muy jugoso y muy sencillo de preparar, a pesar de tener que hacer dos masas de diferentes sabores. Seguro que os encanta. ¿Lo habéis probado ya?

Bizcocho marmolado


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 4 huevos
- 250 gramos de harina
- 225 gramos de azúcar
- 125 ml de leche
- 1 sobre de levadura en polvo química
- Esencia de vainilla
- Cacao en polvo
- Mantequilla
- Una pizca de sal

Preparación:
Ponemos a calentar el horno a 180 grados.
Batimos los huevos junto al azúcar, una cucharada de esencia de vainilla y tres cucharada de mantequilla a temperatura ambiente. Mezclamos bien. Añadimos a continuación la harina y hacemos la masa. Tiene que quedar cremosa y homogénea.

mezclar-los-huevos
agregar-harina
añadir-chocolate
agregar-cucharadas-diferentes

Cuando la tenemos, dividimos esa crema en dos recipientes. A uno de ellos le agregamos ahora tres o cuatro cucharadas de cacao en polvo. Mezclamos y reservamos.

Untamos el molde con un poco de mantequilla y espolvoreamos por encima con un poco. de harina. Luego, con cuidado, vamos a ir poniendo cucharadas de un tipo de crema y de otro, como podéis ver en la foto. Así hasta terminar toda la crema. Una vez terminada, con una cuchara mezclamos un poco. De esa forma nos quedará algo parecido al mármol cucando lo saquemos.

Lo metemos en el horno y lo dejamos entre 25 y 30 minutos. Para asegurarnos que está listo, lo podemos pinchar con un palillo. Si sale limpio es que está a punto para sacarlo. Lo dejamos reposar hasta que enfríe y desmoldamos. Bon appétit!


Podemos añadirle en vez de vainilla, ralladura de limón o de naranja. De esa forma le damos un toque diferente!

26 septiembre 2013

2

Lentejas con bacon

Lentejas con bacon

Un plato muy fácil de realizar son las lentejas con bacon. Con el bacon van a tener un sabor genial y a carne ahumada. Eso sí, utilizad un bacon de calidad. Las lentejas, ya sean pardinas, rubias, o verdinas, las podemos tener en remojo con anterioridad a su preparación y necesitarán menos tiempo de cocción. Si las hacemos en seco tardarán algo más, pero siguen siendo rápidas de cocinar.

Lentejas con bacon


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 350 gramos de lentejas
- 2 dientes de ajo
- 1/2 cebolla
- 1 pimiento verde
- 200 gramos de bacon ahumado
- Pimentón dulce
- Laurel
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite de oliva

Preparación:
En una olla sofreímos los dientes de ajo laminados y la cebolla picada. Cuando está casi lista la cebolla, añadimos el pimiento a dados pequeños y una hoja de laurel. Dejamos pochar unos minutos.

refreir-las-verduras agregar-el-bacon

A continuación, añadimos las lentejas, removemos unos minutos y echamos el bacon cortado a trozos, un poco de sal y pimienta. Mezclamos y dejamos que el bacon suelte un poco de grasa.

Añadimos media cucharada de pimentón, mezclamos y le incorporamos agua hasta cubrir. Dejamos que se hagan las lentejas a fuego bajo-medio y tapadas. Cuando están blandas, las apartamos y listas para servir. Bon appétit!


Si tenemos las lentejas una hora antes en remojo, las hidratamos y tardaremos menos tiempo en hacerlas. Eso sí, tened cuidado de no pasaros con la potencia del fuego, ya que se pueden partir sin que el caldo se consuma como es debido.

21 septiembre 2013

0

Papas con costillas en amarillo

Papas con costillas en amarillo

Las papas con costillas en amarillo o también llamado costillas en amarillo es uno de los platos más sabrosos que podrás degustar de la gastronomía gaditana. Son platos muy socorridos, tradicionales y que os enseño en esta receta, a preparar fácilmente y en muy poco tiempo. El amarillo ya os podréis imaginar que es el color que toma el conjunto al prepararlo con colorante, aunque antiguamente, no se utilizaba tanto y se ponía azafrán. El azafrán le otorga un sabor único. Pero de todas formas, os aseguro que estas costillas en amarillo, os van a encantar por todo el sabor a guiso tradicional de carne. El truco está en comprar unas costillas de calidad y carnosas, preferiblemente en la plaza de abastos de nuestro pueblo o ciudad. Así, podremos disfrutar de toda la jugosidad y sabor de las costillas en cada bocado.

Papas con costillas en amarillo


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 kilo de costillas carnosas de cerdo
- 3 patatas medianas
- 1 cebolla
- 1 lata de guisantes
- 4 dientes de ajo
- 1 pimiento choricero
- 1/2 vaso de vino blanco
- Azafrán en hebra o colorante
- Sal
- Pimienta
- Orégano
- Tomillo
- Aceite de oliva


Preparación:
En una olla con un fondo de aceite de oliva ponemos a refreír los ajos laminados y a continuación agregamos la cebolla picada. Cuando está todo refrito, echamos una hoja de laurel, un poco de tomillo, orégano y la carne del pimiento choricero.

añadir-las-costillas
agragar-el-caldo

Removemos y dejamos unos minutos. Salpimentamos.

Añadimos las costillas troceadas y un puñado de hebras de azafrán o colorante en su defecto. Removemos y doramos un poco las costillas. Cuando adquieran color, añadimos el vaso de vino. Dejamos que hierva y así evaporar el alcohol durante unos minutos y agregamos agua hasta cubrir. La suficiente para que se hagan las patatas luego y no nos quedemos sin caldo.

Echamos las patatas cascadas (partiendo las patatas a trozos pero sin cortarlas) junto con los guisantes. Cerramos la olla y ponemos a hervir. Dejamos hasta que se pongan blandas las patatas, es decir, unos quince minutos aproximadamente, aunque dependerá de nuestra olla a presión. Si luego queda mucho caldo, dejamos consumir hasta conseguir una salsa algo espesa. Rectificamos de sal y dejamos reposar antes de servir. Bon appétit!

16 septiembre 2013

0

Paté de hígado de pollo

Paté de hígado de pollo

El paté de hígado de pollo es uno de los mejores entrantes que podemos preparar, en relativamente poco tiempo, proporcionandonos un plato espectacular, que va a ser la delicia de los amantes a sabores con mucho carácter. Una vez tengamos este fantástico paté de hígado de pollo, lo podemos  untar en picatostes o rebanadas de pan tostado y que, con un poco de reducción de Pedro Ximénez por encima, está realmente delicioso.

Paté de hígado de pollo


Dificultad: media
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 400 gramos de higaditos de pollo
- 1 cebolla
- 250 gramos de panceta con carne
- Nata de cocinar
- 1 huevo
- 1 hoja de laurel
- 1 Vaso de vino blanco
- Pimienta negra
- Sal
- Aceite de oliva
- Mantequilla
- Manteca blanca

Preparación:
Limpiamos bien los higadillos del pollo bajo el agua y, si no nos gustan, desechamos los corazones.

Picamos la cebolla y la pochamos en una olla o sartén grande con un un buen chorro de aceite de oliva. Cuando está medio lista, añadimos la panceta troceada y una hoja de laurel. Salpimentamos y dejamos unos minutos. Pasado ese tiempo, añadimos una cucharada de manteca blanca y los higaditos de pollo troceados. Refreímos. Cuando está todo adquiriendo un color dorado, echamos el vaso de vino y dejamos que se consuma un poco el caldo.

pochamos-las-cebollas
añadir-la-panceta
añadir-el-higado-de-pollo
refreir-bien

Una vez consumido el caldo, lo pasamos todo a una Thermomix, o a un vaso de batidora y trituramos bien. Mientras lo trituramos todo, que no se nos olvide quitar la hoja de laurel. Añadimos 1/4 de vaso de nata y el huevo. Tiene que quedar con una consistencia cremosa pero no muy líquida.

triturar-con-un-poco-de-nata
echar-en-un-molde

Reservamos y untamos el molde con un poco de mantequilla para que luego sea fácil sacar el paté. Echamos el paté en el molde con cuidado y lo ponemos al baño maría en el horno durante 50-60 minutos a 180 grados. Pasado ese tiempo, pinchamos con un palillo de madera y, si sale seco, es que tenemos listo el paté. Sacamos y dejamos enfriar completamente antes de intentar desmoldarla.

Una vez desmoldado con cuidado, lo cortamos a lonchas y lo untamos en picatostes con un poco de reducción de Pedro Ximénez por encima. Bon appétit!

13 septiembre 2013

0

Souflé de patatas

Souflé de patatas

El souflé de patatas o soufflé es un plato económico y muy rápido de preparar, que podemos realizarlo con diferentes ingredientes, según nuestros gustos, y siempre admite aportar nuestro toque personal. Este souflé de patatas, os aseguro que va a ser la receta típica, que pasa de ‘boca en boca’ entre amigos y familiares una vez que lo habéis probado.

Souflé de patatas


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 1/2 kilo de patatas
- 3 huevos
- 150 gramos de jamón cocido
- 1/2 litro de leche
- Harina de trigo
- Sal
- Pimienta
- Nuez moscada
- Aceite de oliva

Preparación:
Cortamos las patatas una vez peladas a rodajas de medio centímetro de grosor. Las freímos en abundante aceite a una temperatura baja-media. Nos interesa que no se doren mucho y se pongan blandas.

Una vez tenemos las patatas las reservamos y hacemos una bechamel con la leche, la harina, un poco de sal, pimienta y nuez moscada. La bechamel no tiene que estar muy espesa ya que vamos a mezclar con las patatas y tiene que quedar suave, pero no líquida.

En un recipiente de cristal echamos las patatas salpimentadas, el jamón cortado a dados y la bechamel. Mezclamos y reservamos.

mezclar-la-bechamel
añadir-las-claras-montadas

Separamos las yemas de los huevos de la clara y las montamos a punto de nueve junto a una pizca de sal. La mezclamos con movimientos envolventes con las yemas y lo vamos a ir poniendo con una cuchara encima de las patatas mezcladas con la bechamel. No tiene por qué quedar uniforme.


Encendemos el horno y lo ponemos a 200 grados junto con el grill. Lo metemos en el horno y dejamos que se dore unos minutos. Sacamos y listo. Bon appétit!

Tendremos cuidado de que no se nos queme el souflé por arriba, ya que necesita muy poco tiempo.

11 septiembre 2013

0

Albóndigas de pavo y pollo en salsa de soja

Albóndigas de pavo y pollo en salsa de soja

Vamos a preparar estas albóndigas de pavo y pollo en salsa de soja aprovechando la carne de las hamburguesas que nos ha sobrado. Son unas albóndigas que no tienen dificultad alguna, lo que vamos es a darle un toque diferente de sabor, al prepararlas con la salsa de soja. Si os gusta otro tipo de salsa, podéis probar. La forma de hacerla es la misma. Espero que os gusten!

Albóndigas de pavo y pollo en salsa de soja


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 250 gramos de carne picada de de pavo y pollo
- 1 cebolla blanca
- 1 pimiento rojo
- 4 dientes de ajo
- Perejil fresco
- 1 bote de salsa de soja
- Pan rallado
- Aceite de oliva
- 1 Sal
- Pimienta negra molida
- Queso rallado al gusto

Preparación:

Ponemos en la picadora los dos dientes de ajo, media cebolla, el perejil, un poco de sal y pimienta. Picamos y luego lo mezclamos todo con la carne. Añadimos un poco de queso y pan rallado hasta obtener la consistencia deseada. Reservamos.

Hacemos las albóndigas, las enharinamos y las freímos. Las ponemos a escurrir y reservamos.

En una olla mediana echamos un poco de aceite y sofreímos el resto de los ajos fileteados, la otra media cebolla y un trozo de pimiento rojo a dados.

Añadimos abundante salsa de soja. Pasados un par de minutos, agregamos un vaso de agua o caldo de pollo y llevamos a ebullición unos minutos.

Apartamos y trituramos bien el conjunto, dentro de la misma olla, si queremos, con la batidora. Salpimentamos en ese momento al gusto y añadimos las albóndigas previamente fritas. Cubrimos con agua o caldo y dejamos consumir la salsa para que espese. Apartamos y servimos. Bon appétit!

10 septiembre 2013

4

Reducción de Pedro Ximénez

Reducción de Pedro Ximénez

La reducción de Pedro Ximénez es una de las salsas que podemos hacer muy fácilmente y que nos va a servir como acompañante ideal en platos como patés y carnes asadas. El sabor y olor que nos otorga la reducción de este vino dulce es única en su categoría y nos va a dar un toque muy especial a nuestra cocina.

Reducción de Pedro Ximénez


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes:

- 1 botella de vino Pedro Ximénez
- 6 cucharadas de azúcar
- Un puñado de uvas pasas (opcional)

Preparación:
Ponemos en una cazuela las seis cucharadas de azúcar y añadimos la mitad de una botella de vino Pedro Ximénez. Removemos para disolver el azúcar mientras tenemos puesto el fuego no muy fuerte.

mezclar-el-pedro-ximenez-y-el-azúcar
caramelizar

Dejamos a fuego medio que hierva hasta que reduzca el líquido a la mitad. Si vamos a añadirle uvas pasas este sería el momento, aunque yo personalmente no le puse ninguna en esta receta.

Cuando veamos que ha reducido a la mitad y se está caramelizando, apartamos. Dejamos enfriar a temperatura ambiente. Si hemos reducido demasiado el vino, se pondrá muy denso, como una especie de caramelo líquido espeso, por lo que tendremos que añadirle un poco de vino Pedro Ximénez para diluirlo. Lo mezclaremos con una cucharilla hasta conseguir la consistencia deseada.

Lo metemos en un bote y podemos guardarlo en el frigorífico hasta la hora de su utilización. Bon appétit!

06 septiembre 2013

3

Pan integral con almendras

Pan integral con almendras

Vamos a preparar este pan integral con almendras que está muy rico y que va a ser la delicia de los amantes al pan casero. Este pan integral nos va a resistir unos días blando y con un sabor muy agradable a almendras. Buenísimo para comerlo solo, untado con paté o como acompañante de cualquier otro plato.

Pan integral con almendras>


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 425 gramos de harina integral
- 150 ml de agua
- 150 ml de leche entera
- 25 gramos de levadura fresca
- 50 gramos de almendras fritas
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:
Echamos el agua y la leche en un recipiente. Añadimos la cucharada de miel y la levadura. Mezclamos a temperatura ambiente. Reservamos.

En un recipiente o bol echamos la harina, el aceite de oliva y las almendras machacadas previamente. Agregamos la sal.

mezclar-liquidos
mezclar-harina-y-almendras
mezclar-la-harina-y-el-liquido
amasar-y-hacer-una-bola

A continuación añadimos el líquido a la harina y mezclamos poco a poco. Una vez está todo el líquido echado y mezclado. Sacamos la masa del recipiente y amasamos en la encimera. Si está muy pastosa le agregaremos poco a poco más harina hasta que no se quede pegada la masa. Hacemos una bola y reservamos.
Untamos un molde alargado de cristal resistente al calor o metálico con un poco de aceite de oliva y echamos la masa dentro. La adaptamos al molde.

poner-en-el-molde
dejar-trabajar-la-levadura

Tapamos y dejamos al menos una hora para que la levadura haga su trabajo y doble el volumen. Lo ponemos en algún lugar cálido y libre de corrientes. Cuando el volumen ha doblado, calentamos el horno a 180 grados y cuando alcance esta temperatura introducimos el molde.

Dejamos que se haga 40 minutos y lo sacamos del horno. Una vez templado desmoldamos. Esperamos a que enfríe un poco y ya podemos cortarlo a rodajas. Bon appétit!

Si queremos una textura diferente en la parte superior, podemos pintarlo antes de meterlo en el horno con leche. Para ello utilizaremos una brocha de cocina.

02 septiembre 2013

3

Revuelto de alcachofas y jamón

Revuelto de alcachofas y jamón

El revuelto de alcachofas con jamón es uno de los platos más sencillos de preparar dentro de la cocina por elaborarse con alcachofas de lata listas para su consumo. Un producto que podemos encontrar durante todo el año que, junto al jamón y los huevos, nos va ayudar a simplificar una cena rápida, rica y jugosa.

Revuelto de alcachofas y jamón


Dificultad: muy fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 4 huevos
- 2 latas de alcachofas
- 1 trozo de jamón ibérico
- 2 dientes de ajo
- 1 vaso de leche entera
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Preparación:
Laminamos los ajos. Cortamos las alcachofas en cuatro trozos y el el jamón a dados. Batimos los huevos. Reservamos.

En una olla o cacerola grande que no sea antiadherente (muy importante) echamos unas cuatro cucharadas de aceite de oliva. Ponemos a fuego medio y añadimos los ajos hasta que empiecen a dorarse. A continuación agregamos las alcachofas y removemos unos minutos. Añadimos el jamón.

Echamos los huevos, un poco de sal y pimienta al gusto. Removemos continuamente a fuego bajo-medio con ayuda de unas varillas. No pararemos de remover y agregamos poco a poco la leche. El proceso es muy sencillo, remover y remover. Tenemos que conseguir un revuelto cremoso, no una tortilla. Eso seguiremos haciéndolo durante unos cinco minutos.

Cuando tiene la textura cremosa deseada podemos servirlo junto a unos picatostes. Bon appétit!

No utilices una sartén antiadherente ya que, lo más seguro, no te salga igual y parezca más una tortilla rota. Si quieres puedes sustituir la leche un bote pequeño de nata que le otorga más cremosidad.