06 septiembre 2013

3

Pan integral con almendras

Pan integral con almendras

Vamos a preparar este pan integral con almendras que está muy rico y que va a ser la delicia de los amantes al pan casero. Este pan integral nos va a resistir unos días blando y con un sabor muy agradable a almendras. Buenísimo para comerlo solo, untado con paté o como acompañante de cualquier otro plato.

Pan integral con almendras>


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 425 gramos de harina integral
- 150 ml de agua
- 150 ml de leche entera
- 25 gramos de levadura fresca
- 50 gramos de almendras fritas
- 1 cucharada de miel
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación:
Echamos el agua y la leche en un recipiente. Añadimos la cucharada de miel y la levadura. Mezclamos a temperatura ambiente. Reservamos.

En un recipiente o bol echamos la harina, el aceite de oliva y las almendras machacadas previamente. Agregamos la sal.

mezclar-liquidos
mezclar-harina-y-almendras
mezclar-la-harina-y-el-liquido
amasar-y-hacer-una-bola

A continuación añadimos el líquido a la harina y mezclamos poco a poco. Una vez está todo el líquido echado y mezclado. Sacamos la masa del recipiente y amasamos en la encimera. Si está muy pastosa le agregaremos poco a poco más harina hasta que no se quede pegada la masa. Hacemos una bola y reservamos.
Untamos un molde alargado de cristal resistente al calor o metálico con un poco de aceite de oliva y echamos la masa dentro. La adaptamos al molde.

poner-en-el-molde
dejar-trabajar-la-levadura

Tapamos y dejamos al menos una hora para que la levadura haga su trabajo y doble el volumen. Lo ponemos en algún lugar cálido y libre de corrientes. Cuando el volumen ha doblado, calentamos el horno a 180 grados y cuando alcance esta temperatura introducimos el molde.

Dejamos que se haga 40 minutos y lo sacamos del horno. Una vez templado desmoldamos. Esperamos a que enfríe un poco y ya podemos cortarlo a rodajas. Bon appétit!

Si queremos una textura diferente en la parte superior, podemos pintarlo antes de meterlo en el horno con leche. Para ello utilizaremos una brocha de cocina.

3 comentarios:

  1. Este pan para desayunar nos vendría ahora a nosotras perfecto. Una delicia. Besos

    ResponderEliminar
  2. Mmm un consejillo de un panadero aficionado. Reservar un trozo(el equivalente a 3 0 4 cucharadas) de la masa, en un recipiente, y cubrirlo con agua y una cucharada de harina, sin cerrar el recipiente del todo, para que respire, y ponerlo en un lugar oscuro y seco (el fondo de un armario de cocina, p.e.).

    Cada 3 o 4 días, vaciar el agua con cuidado(la masa y la harina deberían haber sedimentado en el fondo), y ponerle de nuevo agua con otra cuchara de harina...
    Así hasta que hagáis un pan de nuevo. Lo que viene a ser una masa madre casera(Las industriales llegan a tener años siguiendo ese mismo procedimiento.

    Algunos desechan el agua de la conservación a la hora de hacer el pan, y otros se lo añaden reduciendo la cantidad de agua de la receta en proporcion(si añades 30 ml del agua fermentada , usas 120 de agua "fresca") , según gustos.
    El agua esta fermentada así que tiene un ligero toque "avinagrado".

    Los panes mejoran sustancialmente, tanto en sabor, como en humedad y conservacion.

    P.D.: La levadura sigue siendo necesaria, aunque en menor cantidad, con 15 gramos bastaría.

    P.D.: Y con cada pan se repite el proceso de reservar una parte de la masa...

    ResponderEliminar
  3. Fantástico el aporte Spec. comentarios así son los mejores que pueden hacerse en un blog de gastronomía. Voy a tener en cuenta tu consejo y hacer un pan de esta forma. Seguro que sale magnífico y creo que muy esponjoso. Un abrazo y gracias por pasarte por aquí.

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!