02 septiembre 2013

3

Revuelto de alcachofas y jamón

Revuelto de alcachofas y jamón

¿Quieres preparar un revuelto de alcachofas o alcauciles con jamón? El revuelto de alcachofas con jamón es uno de los platos más fáciles de preparar por elaborarse con corazones de alcachofas de lata que vienen perfectamente listas para su consumo. Las alcachofas son un producto que podemos encontrar durante todo el año enlatado en cualquier supermercado que, junto al jamón y los huevos, nos va ayudar a simplificar una cena rápida, rica y jugosa. Podemos utilizar alcachofas o alcauciles, como también se les conoce, frescas, pero necesitaríamos primero cocinarlas para que estuvieran blandas. En este caso, voy a utilizar corazones de alcachofa enlatados que están muy ricos y nos simplifican mucho la vida para este tipo de revueltos. Combinados con el jamón, imaginaros lo rico y jugoso que sale el revuelto. ¿Sueles utilizar las alcachofas para preparar revueltos con huevos?

Revuelto de alcachofas y jamón


Dificultad: muy fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 4 huevos
- 2 latas de alcachofas
- 1 trozo de jamón ibérico
- 2 dientes de ajo
- 1 vaso de leche entera o 200 ml de nata para cocinar
- Sal
- Pimienta molida
- Aceite de oliva virgen


Preparación de revuelto de alcachofas con jamón:


Laminamos los ajos. Cortamos las alcachofas en cuatro trozos y el jamón a dados. Si tenemos en lonchas, hacemos los mismo, picamos el jamón ibérico. Batimos los huevos. Reservamos.

En una olla o cacerola grande que no sea antiadherente (muy importante) echamos unas cuatro cucharadas de aceite de oliva virgen. Ponemos a fuego medio y añadimos los ajos hasta que empiecen a dorarse. A continuación agregamos las alcachofas y removemos unos minutos. Añadimos el jamón picado o a dados.

Echamos los huevos, un poco de sal y pimienta al gusto. Removemos continuamente a fuego bajo-medio con ayuda de unas varillas metálicas de cocina. No pararemos de mover y agregamos a continuación, poco a poco, la leche entera o la nata para cocinar. El proceso es muy sencillo, remover y remover. Tenemos que conseguir un revuelto cremoso, no una tortilla. Eso seguiremos haciéndolo durante unos cinco minutos.

Cuando el revuelto de alcachofas y jamón tiene la textura cremosa y deseada podemos servirlo junto a unos picatostes. Bon appétit!


No utilices una sartén antiadherente ya que, lo más seguro, no te salga igual y parezca más una tortilla rota. Si quieres puedes sustituir la leche un bote pequeño de nata que le otorga más cremosidad.

3 comentarios:

  1. Muy sencillo rápido y barato. ..y lo más importante buenísimo! !

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De lo más rico y con una textura suave que os sorprenderá. Besos Paqui!

      Eliminar
  2. Como lo jabe! Riquíjimo!

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!