24 octubre 2013

3

Garbanzos con guisantes y chorizo

Garbanzos con guisantes y chorizo

El potaje de garbanzos con guisantes y chorizo es uno de esos platos que se anuncian a sí mismos, por su olor, cuando uno sube por las escaleras o pasea por calle. Es un plato muy fácil de hacer y está realmente bueno. La típica receta de la abuela, que pasa de madres a hijas y de las que nunca se cansa uno de comer. Llegó el otoño y por consiguiente, empieza el frío y los buenos platos de cuchareo.

Garbanzos con guisantes y chorizo


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 250 gramos de garbanzos
- 250 gramos de guisantes
- 200 gramos de habas
- 1 cebolla
- 4 dientes de ajo
- 1 hoja de laurel
- Pimentón de la Vera dulce
- Pimienta negra molida
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Primero dejamos los garbanzos en remojo toda la noche anterior. De esa forma se hidratan y podemos cocinarlos mucho mejor.

Para preparar el potaje, que es muy sencillo, vamos a utilizar una olla normal, que tardará unas dos horas en poner los garbanzos tiernos o, una olla exprés, que tarda, según la olla unos 25-30 minutos.

En la olla echamos un fondo de aceite de oliva y refreímos los ajos laminados y la cebolla picada. Una vez han cogido color, añadimos una cucharada de pimentón, removemos y, antes de que se queme, agregamos los garbanzos, el chorizo troceado y la hoja de laurel. Mezclamos.

Añadimos agua, dos dedos por encima de los garbanzos, salpimentamos y llevamos a ebullición el tiempo suficiente para que los garbanzos estén tiernos. Si utilizamos una olla normal, tendremos que ir añadiendo agua caliente al mismo tiempo que se hacen los garbanzos para que no se queden sin líquido.

Cuando están listos los garbanzos, añadimos los guisantes y las habas, ya que no necesitan más de diez minutos de cocción. Removemos con cuidado y apartamos. Bon appétit!

Si al final de la cocción no tenemos mucho caldo, le añadiremos un poco de agua pero siempre caliente, si la añadimos fría, los garbanzos se pondrán duros. Si nos pasa al contrario, tenemos mucho caldo, lo destapamos y dejamos a fuego bajo-medio para que evapore líquido, teniendo cuidado de que no se peguen o asienten en el fondo.

3 comentarios:

  1. La típica receta que necesitas comerla con tranquilidad, que luego... jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Esto si que es un buen plato de cuchara completo, si ya imagino hasta el olor!!!
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imagina, imagina...Ahora a hacerlo. No te puede hacer a la idea hasta que no te comes el plato, se queda corto, moja pan y venga... para dentro! ;)

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!