16 diciembre 2013

2

Mini hamburguesas de pollo

Mini hamburguesas de pollo

Vamos a preparar unas riquísimas mini hamburguesas de pollo caseras para disfrutarlas con toda la familia. Este tipo de hamburguesas suelen ser las preferidas de los más pequeños y dan mucho juego por su tamaño. En este caso, no les he puesto nada y cada uno puede completarlas con lo que más le guste, como queso, mayonesa, lechuga, tomate, etc.. Siempre podemos hacerlas en reuniones de amigos o como aperitivos para disfrutarlas en cualquier momento.

Mini hamburguesas de pollo


Dificultad: fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2 pechugas de pollo
- 1 cebolla
- 2 dientes de ajo
- 1 huevo
- Pan rallado
- Perejil fresco
- Queso rallado
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva
- 1 paquete de pan de mini hamburguesas


Preparación:
Metemos en la picadora las pechugas de pollo limpias y troceadas junto a los ajos pelados, media cebolla cortada, un poco de perejil fresco, sal, pimienta y pimienta. Trituramos todo hasta formar una pasta.

Sacamos el contenido y lo ponemos en un bol o recipiente. Agregamos un huevo y un poco de pan rallado. Mezclamos bien. Añadiremos poco a poco más pan rallado según nos pide la mezcla, tiene que quedar una masa no muy pastosa ni pegajosa. Agregamos por último queso un poco de queso rallado y reservamos. Por cierto que estas son unas mini hamburguesas, pero si queréis una hamburguesa tradicional a la plancha, os esta hamburguesas de pescado, os dejo el enlace, para los más golosos. Seguimos...

Podemos hacerlas en este momento, pero si queremos, las dejamos un par de horas en el frigorífico para que adquieran más sabor.

hacer-la-mezcla poner-a-la-plancha

Echamos un poco de aceite de oliva en una sartén o plancha. Hacemos bolas del tamaño del pan según el grosor que más nos guste, aunque es recomendable no hacerlas muy finas, con un grosor de dos o tres centímetros está muy bien y se hacen muy fácilmente. Las ponemos a fuego medio y las doramos por los dos lados.

Abrimos el pan y las ponemos dentro. Las comeremos acabadas de hacer y siempre podemos acompañarlas de lechuga, tomate, cebolla o lo que más nos guste. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. Ahora nos comíamos nosotras unas pocas de esas jaja. Tiene una pinta riquísima. Besitos

    ResponderEliminar
  2. Están riquísimas y a los niños les encantan. Son muy jugosas y la verdad que se comen sin darse cuenta. Un saludo chic@s!

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!