04 diciembre 2013

0

Roscón de reyes fácil

Roscón de reyes casero

Roscón de Reyes casero y fácil. Uno de los dulces más típicos en España, México y América latina el día 5 de enero es el roscón de Reyes. Actualmente se pueden comprar en cualquier establecimiento o panadería, aunque los que más me gustan, personalmente y creo que a todo el mundo, son los roscones de Reyes caseros. Espero que disfrutéis tanto haciendo este dulce como luego a la hora de compartirlo con la familia. Con esta receta os saldrá un señor roscón, así que podéis dividir la masa y hacer dos o uno grandote, como este. El roscón de Reyes lleva sorpresa, así que cuidado con las muelas.

Roscón de Reyes casero


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 450 gramos de harina de fuerza
- 4 huevos
- 175 ml de leche tibia
- 30 g levadura de panadería
- 100 gramos azúcar
- 100 g mantequilla
- Agua de azahar
- Ralladura de un limón
- Ralladura de una naranja
- 1 pizca de sal
- Frutas escarchadas variadas
- 1 haba o alubia dura para la sorpresa
- 1 figurita para la sorpresa
- Azúcar glass
- 2 botes de 250 ml de nata para montar

Preparación:
Primero hacemos la masa base.

Mezclamos en un bol, la levadura desmenuzada y un poquito de azúcar, un chorro de la leche tibia y algo de harina. Se formará una masa espesa a la que daremos forma de bola. A continuación, espolvoreamos por encima con abundante harina. Ponemos un paño por encima y la dejamos entre media hora y cuarenta y cinco minutos reposar.

Cuando la levadura ha fermentado, al cabo de esos 30-45 minutos, la masa tiene que presentar un aspecto agrietado. Eso nos confirma que todo está correcto, si no es así, lo dejamos quince minutos más.

Ahora hacemos el resto de la masa.

En otro bol, ponemos el resto de la harina, hacemos un hueco en el centro, como si fuera un volcán, y echamos tres de los huevos batidos, el azúcar, el resto de la leche, una cucharada de agua de azahar, las ralladuras de limón y de la naranja y la mantequilla a temperatura ambiente o pomada.


Los roscones de Reyes simbolizan las coronas y en Francia se le llama Galette des Roi y es una especie de tarta de hojaldre rellena de crema de almendras.


Mezclamos bien, y añadimos la masa que teníamos reservada, ya fermentada. Amasamos bien y nos tiene que quedar una masa suave y que no tiene que estar pegajosa. Si hace falta añadimos más harina, poco a poco. La que admita hasta que no se quede pegada la masa. A veces si los huevos son algo más grandes o nos pasamos con algo, necesitaremos añadir harina. No pasa nada. Le añadimos.

Ponemos un papel antiadherente sobre la bandeja del horno, o la misma bandeja del horno previamente enharinada, y depositamos la bola de masa. Ponemos en el interior de la masa el haba o la alubia y el muñequito sorpresa.

La aplastamos y se le vamos dando forma de rosca, dejando un gran agujero en el centro. Le podemos poner un recipiente redondo en el centro, resistente al calor del horno, para que al subir, quede el hueco en el centro.

Barnizamos con huevo batido, espolvoreamos con azúcar y decoramos por encima con la fruta confitada, cortada a trozos, apretandola bien para que no se suelten mientras se hace el roscón de Reyes en el horno.  Podéis poner dados de azúcar más gruesos, simplemente añadiendo a el azúcar media cucharadita de agua y formando trozos. A continuación, lo dejamos reposar durante una hora como mínimo, en un lugar tibio para que fermente y doble su tamaño.

Roscón de Reyes relleno de nata

Pasado ese tiempo, precalentamos el horno a 200 grados e introducimos el roscón de Reyes cinco minutos. Lo bajamos a 180 grados y lo dejamos entre 10 y 15 minutos o hasta que se dore. Tened cuidado y controlar bien este tema, porque puede quemarse muy rápidamente.

Cuando esté listo, podemos dejar que se enfríe y cortarlo para rellenarlo de nata montada con un poco de azúcar, o lo que más nos guste. Terminamos espolvoreando con azúcar glass. Felices Reyes. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!