29 enero 2013

0

Zumo de Baobab

Zumo de Baobab

El zumo de Baobab podemos hacerlo en casa perfectamente si tenemos la suerte de tener una tienda especializada en cocina internacional. También podemos comprar la semilla del árbol Baobab en lugares regentados por inmigrantes, ya que suelen tener algunos de los productos más típicos de diversos países del mundo. En este caso, hice un zumo de semillas del árbol Baobab muy rico y sano por ser totalmente natural. El Baobab es el árbol más grande del mundo y crece en Madagascar, África y Australia. Puede tener hasta un diámetro de tronco de 12 metros, así que imaginaros. Las semillas están en el interior de una especie de vaina o cápsula, bastante grandes, por cierto. Al partirlas podemos ver el fruto y el recubrimiento que las protege, con el que se hace este zumo de Baobab. El zumo tiene un ligero sabor ácido pero bastante agradable que podemos endulzar más o menos a nuestro gusto. Espero que probéis este zumo de Baobab porque está realmente rico.!

Zumo de Baobab


Dificultad: muy fácil
Coste: barato

Ingredientes:

- 1 paquete de semillas de Baobab (250 gramos)
- 2 cucharadas de azúcar
- 5 cucharadas de leche


Preparación del zumo de Baobab:


Ponemos las semillas de Baobab en un recipiente con agua tibia. No caliente, tibia. Dejamos en remojo durante un mínimo de cuatro horas y vamos a remover de vez en cuando. Iremos viendo que las semillas se deshacen y sueltan todo el alimento. Son como trozos calcáreos que con el agua van a ir deshaciéndose y que luego vamos a ver cómo sólo nos queda la semilla en sí.

ponemos-las-semillas-de-baobab-en-agua zumo-pasado-un-tiempo
colar-el-caldo-baobab semillas-coladas-de-baobab

Pasado ese tiempo, lo colamos y tiramos las semillas. No creo que podamos plantar un Baobab en casa, pero podéis probar y si queréis, pues adelante... Sembrad un Baobab en casa!.

Luego, cuando lo tenemos filtrado, le agregamos el azúcar y la leche. Si os gusta más dulce, podemos añadir un poco más de azúcar. Lo metemos en la nevera un rato y listo. A beber zumo de Baobab. Bon appétit!

26 enero 2013

3

Mejillones con salsa vinagreta

Mejillones a la vinagreta

Os enseño a preparar unos riquísimos mejillones a la vinagreta que son un fantástico plato para hacerlo durante todo el año, económico y no tiene ninguna dificultad. Tiene un sabor magnífico de mejillones combinado con la salsa vinagreta que les encantará a todos. La vinagreta está sobre un picadillo que le otorga una frescura inigualable. Cocina fácil, casera y tradicional, que la hacen deliciosa.

Mejillones a la vinagreta


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes:

- 1 kilo de mejillones medianos
- 1 tomate grande
- 1 pimiento verde
- 1 Pimiento rojo
- 1 cebolla mediana
- Sal
- Aceite de oliva virgen

plato-mejillones-vinagreta


Preparación:
Limpiamos los mejillones y le quitamos la barbas. Los metemos en una olla con dos dedos de agua y lo ponemos a fuego bajo. Tapamos y dejamos que se abran. Los que estaban abiertos anteriormente los desechamos, ya que si están así, es que estaban muertos y nos pueden hacer daño.

Una vez abiertos todos por la cocción, dejamos que se enfríen un poco, y les quitamos los restos de barbas o cuerda que puedan tener pegados al músculo.

Desechamos una de las mitades de la concha y los colocamos encima de un plato grande las que tienen el mejillón.

Hacemos un picadillo, cortando a dados el tomate, la cebolla y los pimientos. Aliñamos con vinagre, aceite de oliva y sal al gusto. Mezclamos bien y echamos la vinagreta por encima de los mejillones uniformemente.

Si queremos, podemos añadirle por encima, una pizca más de vinagre y de aceite. Los ponemos una media hora en el frigorífico y listos para servir. Bon appétit!

23 enero 2013

5

Papanasi con nata y mermelada de grosellas

Papanasi con nata y mermelada de grosellas

Los papanasi son un postre típico de Rumanía que podemos degustar al final de una buena comida casera que incluya sarmale, ciorba de curcan, o tocineli, entre otros platos. Su preparación es muy simple y no por ello, hace de este postre menos bueno y único. Con un sabor increíble, que le otorga el queso y el dulzor de la nata azucarada y las grosellas, es un postre contundente y muy sabroso de la cocina más tradicional rumana que podemos hacer en casa perfectamente.

Papanasi con nata y mermelada de grosellas


Dificultad: media
Coste: barato

Ingredientes:

- 2 huevos
- 250 gramos de queso fresco de vaca o requesón
- 1/2 de cucharilla de bicarbonato
- 100 gramos de harina
- 100 gramos de azúcar
- 20 gramos azúcar vainillado
- Azúcar glass
- 250 gramos de nata
- Mermelada de grosellas
- Sal

Preparación:
Para hacer los papanasi, mezclamos el queso con el azúcar, el azúcar vainillado, los huevos, la harina y el bicarbonato. Amasamos bien hasta tener una masa homogénea y uniforme. Podemos utilizar las manos si nos es más cómodo de trabajar.

Cuando tenemos la masa terminada, ponemos a fuego medio, una sartén con abundante aceite para freír.
Hacemos unas bolitas de tamaño medio que aplastamos y con el mismo el dedo, hacemos unos agujeros en el centro y seguimos dándole forma como de rosquilla. Cuando las tenemos todas, las pasamos por un poco de harina, sin exceso y las freímos unos minutos. Tienen que quedar hechas por dentro sin llegar a quemarse por los dos lados.

Sacamos los papanasi y los ponemos sobre papel absorbente de cocina para eliminar el exceso de aceite.
Para terminar y presentarlos, los ponemos en el plato y le añadimos encima la nata mezclada con dos cucharadas de azúcar y la mermelada de grosellas por encima. Si tenemos grosellas naturales, podemos ponerle también. Servimos templados. Bon appétit!

21 enero 2013

4

Ensalada tibia Delatorre

Ensalada tibia Delatorre

Os enseño a preparar una ensalada tibia Delatorre. Un entrante o acompañante diferente, con un gran sabor y carácter. Tiene un ligero toque picante que podemos acentuar o atenuar según nuestros gustos, y que no altera en absoluto las características tan sabrosas de esta ensalada. Una combinación de sabores realmente espectacular, fácil de hacer, con ingredientes económicos y de calidad que os sorprenderán.



Ensalada tibia Delatorre

Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes:
 
- 1 lechuga
- 200 gramos de gulas
- 6 palitos de surimi de calidad
- 1 bote pequeño de guisantes
- 1 pimiento rojo
- Pimentón de la Vera
- 4 dientes de ajo
- Aceite de oliva
- Sal
- Vinagre
- 1 guindilla o cayena pequeña

Preparación:
Ponemos en una sartén un poco de aceite de oliva, unas dos cucharadas soperas son suficientes. Refreímos los ajos laminados, y a continuación, añadimos el pimiento rojo cortado a dados. Dejamos que se haga unos minutos y añadimos la cayena partida, las gulas, los palitos de surimi cortados a rodajas medianas y los guisantes. Refreímos unos minutos y movemos para que no se pegue en la sartén. Si queremos, le añadimos un poco más de aceite. No tiene que quedar seco nunca.

Cortamos la lechuga, lavamos y escurrimos. La ponemos de fondo en una ensaladera.

Añadimos al refrito una pizca de pimentón dulce de la Vera, un chorro de vinagre (como una cucharada), y una pizca de sal. Removemos y apartamos.

Esperamos que temple el contenido de la sartén y lo echamos con cuidado sobre la lechuga. Presentamos y listo. Bon appétit!

20 enero 2013

0

Empanada de pollo con bechamel

Empanada de pollo con bechamel

La empanada de pollo con bechamel es muy fácil de hacer y económica. Tiene un gran sabor y es muy jugosa. Si os gustan las empanadas es una magnífica opción para hacer algo diferente y que la disfrute toda la familia. No requiere mucho tiempo en la cocina, ya que mientras calienta el horno, podemos tenerla casi lista. Espero que os guste.

Empanada de pollo con bechamel



Dificultad: baja
Coste: barata

Ingredientes:

- 2 láminas de masa de hojaldre
- 1 pechuga de pollo
- 2 pimientos verdes
- 1 cebolla
- Salsa bechamel
- Sal
- Pimienta blanca
- 1 huevo
- Aceite de oliva

Preparación:
Hacemos un refrito con la cebolla y los pimientos verdes. Cuando está listo el refrito, añadimos la pechuga cortada a trozos según nos guste. Yo los prefiero no muy grandes para poder extenderlo luego bien. Ponemos un poco de sal y pimienta al gusto. Dejamos que el pollo se haga bien. Si queremos, podemos darle un poco más de sabor y añadir un trozo de pastilla de caldo de pollo. Aunque es opcional. Cuando tenemos el relleno listo, extendemos una de las láminas de hojaldre y ponemos el relleno encima. Dejamos que se enfríe mientras hacemos la bechamel.

añadir-bechamel hacer-la-empanada

Para ello ponemos un poco de aceite de oliva en un cazuela, calentamos, añadimos una cucharada de harina y dejamos que se refría un poco. De esa manera la harina tiene mejor sabor y no sabe a cocida. Con una varilla, removemos bien hasta que esté disuelta. A fuego medio.

Añadimos a continuación leche y seguimos moviendo para no formar grumos. Agregamos sal y pimienta. Seguiremos añadiendo leche hasta que quede una crema. Sin dejar de remover, esperamos que poco a poco espese. Aunque no mucho. Cuando tenemos la salsa bechamel, la repartimos por encima del relleno de la empanada. Dejamos unos minutos enfriar.

Precalentamos el horno a 190 grados y cerramos la empanada con la otra lámina de hojaldre. Pintamos por encima con huevo batido. La ponemos en la bandeja del horno sobre papel sulfurado (papel para horno). Metemos la empanada y dejamos que se haga durante 15-20 minutos. Cuando está lista, la sacamos del horno y dejamos que se temple antes de cortarla. Bon appétit!

Idea de preparación
Podemos comprar la bechamel envasada en tetrabrick en algunos supermercados. Si no queréis tardar nada en hacerla, es una buena opción.

16 enero 2013

2

Hummus

Receta de hummus tradicional

¿Quieres hacer hummus tradicional y casero? El hummus o puré de garbanzos es uno de lo platos principales de la cocina árabe, al igual que pueden serlo los falafel o los kebab. Esta receta se está poniendo de moda por su sabor y, poco a poco, podemos encontrar más aficionados a este plato tan simple de hacer y económico. Es una pasta fría a base de garbanzos, (hummus significa garbanzo), que se suele comer untada en pan de pita o con zanahorias laminadas a modo de palillos con los que coger el hummus. Según el lugar, puede variar en su preparación pero la base es la misma. ¿Has probado alguna vez hummus?¿Quieres preparar unos falafel caseros?

Hummus tradicional


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes:

- 250 gramos de garbanzos
- 1/4 de cebolla
- Perejil fresco
- Semillas de sésamo
- Comino
- 1 limón
- Aceite de oliva
- Sal
- 1-2 zanahorias (opcional)
- Pan de pita (se puede otro tipo si no tenemos de pita)


Preparación del hummus tradicional:


La noche anterior dejamos los garbanzos en remojo con agua y un poco de sal. Cocemos los garbanzos hasta que están blandos en una olla rápida o exprés. El tiempo varía según el modelo, así que no os dejo tiempos, pero al menos 20-25 minutos, seguro. Por lo menos en la mía ha sido así. Una vez los tenemos los tenemos listos, los echamos en el vaso de la batidora. El agua de la cocción la reservamos, no la vamos a tirar, por si tenemos que agregar un poco luego.

Poner los ingredientes en el vaso de la batidora Triturar

Añadimos la cebolla, dos cucharadas colmadas de semillas de sésamo tostadas, una cucharadita de comino, un poco de sal, un poco de perejil fresco, no nos vale ni por asomo el seco ya que no tiene ni el olor ni nos da el sabor que queremos. Un buen chorro de aceite de oliva, el zumo de medio limón y un poco de caldo de la cocción de los garbanzos. Trituramos con paciencia. Al principio cuesta, pero le añadimos un poco de agua si hace falta. Cuidado! no tiene que quedar líquido. Tiene que salirnos una pasta moldeable algo espesa. Una vez la tenemos, la ponemos en un molde o un taper y la llevamos al frigorífico al menos una hora.

Una vez pasado ese tiempo, la servimos con un poco de aceite de oliva y pimentón (opcional) por encima junto al pan de pita o junto con las zanahorias laminadas. Bon appétit!

12 enero 2013

1

Migas de pastor

Migas de pastor

El plato de migas de pastor o migas a lo pastor es uno de los que más tradición tiene en la zona del norte de la Península Ibérica. Es un plato muy cotizado por su sencillez, su sabor y su aporte energético que ayudan a los caminantes a soportar largas caminatas o tiempos algo más fríos de lo habitual. Hay personas que la noche anterior suelen mojar el pan en leche y después ponerlo en un colador para eliminar el exceso de líquido, o salpicarlas con un poco de agua, de esa forma se hidrata el pan y queda algo menos seco. Como siempre la elección es de cada uno. También podemos sustituir la panceta de esta receta por un trozo de jamón con bastante tocino. De esa forma no tenemos que agregar dos ingredientes diferentes y el pan absorbe todo el sabor del jamón con su propia grasa. Sea como sea la variante, es un plato fenomenal.

Migas de pastor


Dificultad: baja
Coste:bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 800 gramos pan de pueblo seco
- 1 cabeza de ajos
- 1,5 cucharadas sopera de pimentón
- 150 gramos de jamón
- 100 gramos de panceta
- Aceitunas negras sin hueso
- 4 mandarinas y uvas si queremos
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Cortamos el pan a daditos o lo desmenuzamos todo lo que podamos. Luego le iremos dando con la cuchara y los desmenuzaremos más aún, así que no tienen que quedar completamente partidos. Reservamos.

En una sartén grande, echamos un fondo de aceite de oliva y refreímos los dientes de ajo ya pelados. Me consta que hay sitios donde se dejan enteros y con la piel. Ya que sirven para dar el sabor y luego no se comen. Cuando están los ajos lisos, sin quemarse, podemos quitarlos o dejarlos según nos gusten. Si los dejamos los aplastaremos también para ligarlos con el pan.

A continuación agregamos la panceta cortada a daditos, rehogamos e incorporamos el pan desmenuzado. Es ahora cuando empezaremos a dar con la pala de madera para hacer los trozos más pequeños. Removemos y al cabo de unos minutos incorporamos el pimentón. Mezclamos y añadimos la sal y algunas aceitunas negras. Seguiremos removiendo para mezclar bien todos los sabores.

Si vemos que se nos queda algo seco, podemos añadir, dos o tres cucharadas de agua y seguir removiendo. El pan tiene que absorber las grasas, adquirir el color rojo del pimentón y tostarse un poco. Ni mucho menos tienen que quedar apelmazadas, todo lo contrario, tienen que quedar sueltas.

Una vez las tenemos, las servimos acabadas de hacer y acompañadas de gajos de mandarina o de uvas. Bon appétit!

09 enero 2013

1

Snitele de soja, cocina rumana

Snitele de soja

Los snitele de soja son unos rebozados típicos de la cocina del este de Europa que se hacen a partir de un producto de soja o proteína de soja que viene deshidratada. Esta proteína de soja para la preparación del snitele tenemos que meterla en agua, unos minutos, para que adquieran el nivel óptimo de hidratación para su consumo. Se prepara como cualquier otro alimento rebozado y podemos darle sabor con especias o combinándolos con salsas o quesos.

Snitel de soja


Ingredientes: (4 personas)

- 8 trozos de soia felii (proteína de soja deshidratada)
- 1 huevo
- 1 bote de mostaza
- Harina de trigo
- 4 tomates, una cebolla, una lechuga y espárragos para acompañar
- Sal
- Pimienta negra molida
- Aceite para freír

Preparación:
En una olla ponemos abundante agua con un poco de sal y si queremos alguna especia y hervimos la soja según el tiempo que nos indica el fabricante. Mientras, preparamos la ensalada o las verduras que acompañarán a los snitel.

En un recipiente echamos dos cucharadas de harina, dos de agua, el huevo y un poco de sal. Mezclamos hasta hacer una masa sin grumos. Si queda muy líquida añadiremos más harina. Tiene que quedar una pasta algo espesa. Reservamos.

Cuando la soja está lista, las sacamos del agua y las escurrimos bien para que suelten agua. Tenemos que apretar las manos contra ellas para que se sequen bien. Las ponemos en un plato y las bañamos en la mostaza por las dos partes. Salpimentamos al gusto.

baarlas-en-mostaza
hacer-la-masa-der-rebozado

Ponemos una sartén con abundante aceite a fuego medio-alto. Cuando el aceite está bastante caliente para freír, pasamos la soja por la masa de la harina y el huevo y las freímos hasta que están doradas. No hace falta mucho porque por dentro están hechas. (En otras recetas se pasa por pan rallado) Las ponemos sobre papel para eliminar el exceso de aceite y las presentamos junto a la ensalada. Bon appétit!