31 marzo 2013

0

Colines de pipas y sésamo

Colines de pipas y sésamo

¿Quieres la mejor receta de colines de pipas y sésamo? Vamos a ver hoy esta receta para hacer unos crujientes colines de pipas y sésamo y poder disfrutarlos con toda la familia. Estos colines de pipas son totalmente naturales y podemos hacerlos cualquier día de la semana, guardarlos en un bote y utilizarlos cuando queramos. La preparación es muy fácil y están riquísimos. Si queréis darle un toque casero a vuestra mesa cuando haya invitados, esta es una buena forma de sorprenderlos.

Colines de pipas y sésamo


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 350 gramos de harina de trigo
- 5 cucharadas de aceite de oliva
- Sal
- 1 cucharadita de bicarbonato
- Pipas peladas de girasol
- Semillas de sésamo

Preparación de colines de pipas y sésamo:


Hacemos un volcán en la mesa o en la encimera con la harina. En el centro añadimos el aceite, una cucharadita de sal, el bicarbonato y un poco de agua. Empezaremos a amasar e iremos añadiendo agua según nos vaya pidiendo la masa hasta que esté elástica y no se pegue en las manos.

A medio amasado, le agregaremos un paquete pequeño de pipas peladas y dos o tres cucharaditas de sésamo. Seguiremos amasando para que la mezcla con las semillas sea homogénea durante unos diez minutos.
Cuando esté lista la masa, ponemos el horno a una temperatura de 180 grados. Dejamos calentando el horno y estiramos la masa con un rodillo hasta dejarla de uno a dos milímetros de espesor. Según queramos los colines más o menos gruesos.

Cuando está estirada la masa, la cortamos a tiras largas y de unos tres centímetros de ancho. Luego las cortamos a trozos, según lo largas que queramos los colines.

Ponemos un papel de horno en la bandeja y extendemos las tiras sobre el papel. Horneamos durante diez o doce minutos y sacamos los colines. Cuando están fríos ya podemos comerlos. Bon appétit!



Si queremos, podemos cambiar las pipas de girasol por otras semillas que nos gusten más o por nueces y almendras picadas. Están riquísimos!

28 marzo 2013

0

Cómo hacer tortellini fresco

Cómo hacer tortellinis frescos

¿Cómo se preparan los tortellinis frescos y caseros tradicionales? Vamos a ver cómo hacer unos tortellini caseros. Los tortellini son una de las pastas, frescas o secas, más famosas de Italia que contienen relleno en su interior. Hoy aprenderemos a hacer unos auténticos tortellini frescos en casa de la forma más fácil y rápida. Os lo dejo todo explicado de la mejor manera posible, teniendo en cuenta que no es un vídeo, creo que no tendréis problemas en entenderlo. Es más simple de lo que parece. ¿Qué os parece esta receta de tortellinis caseros tradicionales?

Cómo hacer tortellini fresco


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 300 gramos de harina
- 3 huevos
- Sal
- Aceite de oliva virgen


Preparación de tortellinis frescos:


Hacemos un volcán con la harina. Añadimos una cucharadita de sal y los tres huevos. A continuación dos cucharadas de aceite. Mezclamos con cuidado todos los ingredientes y a continuación, amasamos bien para formar la masa de los futuros tortellini.

La amasamos con fuerza durante diez minutos, para que quede homogénea. Si necesitamos poner harina en la mesa del amasado, iremos añadiendo poco a poco. Si por el contrario se nos queda algo seca, le podemos añadir un poco de agua fría.

Cuando la masa está elástica y fina, la ponemos en un recipiente y la tapamos para que repose durante 15-30 minutos. Transcurrido ese tiempo podemos seguir trabajando la masa para estirarla. Entiendo que quieres hacer pasta casera, pero si ves que es mucho tiempo el que tienes que invertir, también puedes hacer otros tipos de pasta o platos como unos canelones de gambas, unos espaguetis a la boloñesa, una lasaña de carne o un plato diferente y que sorprenderá a todos como una tortilla de espaguetis. Todos ellos con pasta que puedes tener en casa sin ningún problema. Bueno, seguimos...

Si tenemos una maquina de pasta nos simplificará todo este proceso. Suponiendo que no la tenemos, partiremos la masa en dos partes iguales. Empezaremos con la primera parte hasta dejarla muy fina. De aproximadamente un milímetro o menos. La dejaremos estirada sin tocarla mientras trabajamos la siguiente parte.

La masa no tiene que volver a encogerse. Si no es así, una vez estirada, esperamos unos minutos mientras trabajamos la otra parte. Así hasta que se queden con su forma.

masa-para-tortellinis
cortar-la-masa

Una vez las tenemos, las dejamos reposar unos diez minutos y, a continuación, la cortamos a cuadrados de 5 a 8 centímetros de lado.

Las rellenaremos con lo que más nos guste, que puede ser queso, de ragú, de espinacas, berenjenas con queso, etc. El relleno tiene que ser aproximadamente del tamaño de un garbanzo. Algo mayor si hemos en caso de que sean unos tortellini más grandes.

Ponemos el relleno en el centro. A continuación, le pasamos un pincel con un poco de huevo batido o agua por las partes exteriores del relleno para que selle mejor. Luego apretamos con los dedos.

Cerramos con otra parte cuadrada de pasta, tapando el inferior. No tienen que quedar perfectos ya que eso les da un toque rústico, pero si queremos los haremos coincidir lo mejor posible.

poner-el-relleno
cerrar-el-tortellini
doblar-la-esquina
doblar-y-cerrar-tortellini

Doblamos una de las esquinas hacia delante. Como en la foto.

Una vez tenemos el primer doblez, doblamos las otras dos puntas exteriores y las apretamos un poco para que se unan. Si queremos podemos poner un dedo entre ellas y dejar un pequeño hueco. En este caso no lo hicimos así.

Una vez listos todos los tortellini frescos, los rociamos con un poco de harina por los dos lados y dejamos que sequen durante un rato. Los cocemos durante 4-6 minutos, escurrimos y podemos servirlos con tomate y queso por encima. Por cierto, se me olvidaba, ¿quieres aprender a hacer unos tallarines al nero di sepia caseros? Te dejo el enlace, ya me contarás. Bon appétit!

25 marzo 2013

12

Alitas de pollo adobadas

Alitas de pollo adobadas

Os enseño a preparar unas alitas de pollo adobadas de la forma más fácil y luego freírlas para hacer un plato muy rico y económico. Esta receta de alitas de pollo adobadas os van a encantar al estar muy crujientes por fuera y por su sabor, que las hace únicas y muy sabrosas. Algunos creerán que lo único que se pueden preparar con adobos son pescados, como el cazón en adobo, pero os aseguro que los amantes de la carne vais a encontrar, en esta receta, una nueva forma de prepararlas de la que os vais a convertir en adictos. ¿Tienes algún ingrediente especial para las alitas de pollo adobadas? ¿Apart de hacer alitas de pollo adobadas utilizas esta técnica para otras carnes o pescados?

Alitas de pollo adobadas


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4 personas)

- 1,5 kilos de alitas de pollo
- 4 dientes de ajo
- Pimentón dulce
- Orégano
- Vinagre
- Tabasco, cayena o guindilla
- Azúcar moreno
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación de alitas de pollo adobadas:


Limpiamos bien las alitas de pollo y reservamos. Podéis ver también cómo se hacen las alitas de pollo en salsa o las alitas de pollo a la naranja, que están realmente ricas y son otras formas de prepararlas.

En un mortero, ponemos los ajos, dos cucharadas de pimentón dulce, una cucharada de orégano, unas gotas de tabasco o media cayena, una cucharada de azúcar moreno y un poco de sal. Majamos y cuando está todo bien ligado, lo echamos en un recipiente. Mezclamos el contenido del mortero con medio vaso de vinagre. Añadimos las alitas y cubrimos el recipiente con un film transparente para que no desprenda olores.


Dejamos las alitas metidas en el frigorífico, al menos doce horas, macerando. Si las preparáis por la noche, para el día siguiente están listas.

Podéis ver la receta de cazón en adobo que es muy típica de las zonas costeras de la provincia de Cádiz.

Pasado ese tiempo, escurrimos bien las alitas y las freímos bien en abundante aceite a fuego medio-alto. Cuando están doradas las sacamos y dejamos un poco sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite.

Ponemos las alitas de pollo adobadas y fritas junto a una ensalada al gusto. Si queréis que las patatas os salgan muy blanditas por dentro y crujientes por fuera podéis ver cómo hacer unas patatas fritas perfectas. Bon appétit!

21 marzo 2013

6

Matachana con patatas

Matachana con patatas

¿Quieres hacer morcilla matachana? La matachana con patatas es un plato típico de la zona de Asturias, que está realmente bueno y es de lo más rápido y fácil de preparar. La matachana es una morcilla de sangre, que adquiere su sabor particular del pimentón picante y la cebolla. Es muy común encontrarla en los supermercados y en los bares o restaurantes dentro del menú. Una receta típica del norte y que todos deberíamos de probar. ¿Has probado alguna vez esta morcilla matachana?

Morcilla de León o matachana

Matachana con patatas


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4 morcillas de León (matachana)
- 4 patatas medianas
- Sal
- Aceite de oliva
- Perejil fresco



Preparación de la morcilla matachana con patatas:


Ponemos las morcillas sobre una fuente de horno. Le quitamos el pellejo a todas, que como comprobaréis es muy fresco y la morcilla está muy blanda. Ponemos el horno a una temperatura media y metemos la fuente con las morcilla y sin el pellejo. Podemos hacerles con el cuchillo unos cortes si queremos. Las dejamos unos 10-15 minutos.

morcilla-de-Leon
triturar-con-tenedor

Mientras, pelamos las patatas y las freímos en abundante aceite de oliva. Picamos el perejil fresco y reservamos.

Cuando están listas las morcillas, que vais a comprobar que no tienen nada de grasa, las machacamos un poco con ayuda de un tenedor. Pasamos las morcillas matachana a un plato y las presentamos con las patatas fritas y el perejil picado por encima. Bon appétit!

17 marzo 2013

Limpiar chipirones

Cómo limpiar chipirones

¿Quieres aprender a limpiar chipirones? Vamos a ver lo fácil que es limpiar chipirones en casa y, de esa forma, evitar encontrarnos a la hora de comerlos, desagradables sorpresas, como arena, partes del cartílago que hace de columna, o incluso algún trozo de la comida del mismo calamar que puede estar en su interior. La forma de limpiarlos es la misma que si son chipirones muy pequeños o ti tenemos que limpiar chipirones congelados, es exactamente igual. Espero que estas explicaciones o pequeña guía y trucos de cómo limpiar chipirones os sirvan de ayuda. ¿Crees que vas a poder limpiar correctamente chipirones o chopitos enteros después de leer el artículo?

Limpiar chipirones


¿Qué productos vamos a limpiar?

- Chipirones
- Chopitos
- Puntillitas


Proceso de limpieza de los chipirones:
Lo primero que haremos el ponerlos en una fuente y enjuagarlos en abundante agua. Luego, uno a uno, los ponemos por la parte abierta del tubo bajo el grifo.

limpiar-con-agua-abundante

Una vez le hemos dado el primer lavado, los ponemos sobre la tabla y les vamos a ir cortando los brazos o tentáculos justo antes de la boca o pico. La boca de los chipirones, los calamares y pulpos es una especie de pico de loro que varía en función del tamaño que tengan. En este caso los picos o bocas no son muy grandes.

pico-del-chipiron
detalle-del-pico

A continuación, tiramos de la cabeza y sacamos el resto de la parte interior del chipirón. Es algo gelatinosa y de color blanquecino.


A veces podemos encontrarnos una sorpresa en su interior. Como un pequeño pescadito que el chipirón hubiera atrapado y se lo hubiera comido sin llegar a digerirlo. En este caso le sacaremos los restos de comida que tenga por dentro del tubo. Este pescadito que veis estaba en el interior del tubo del chipirón. Increíble ehh!! :O

comida-del-chipiron

También le quitaremos un pequeño cartílago transparente que tiene en un interior a modo de columna vertebral. A veces se puede partir y quedar un trozo dentro. Tendremos cuidado de sacarlo todo.

cartilago

También le quitaremos la piel con los dedos. Si son frescos esta operación es muy fácil ya que la piel sale rápidamente.

quitar-la-piel
meter-bajo-el-agua

Cuando los tenemos listos, los echamos de nuevo en un recipiente con agua limpia y los volvemos a poner bajo el grifo. Introducimos los dedos por dentro por si ha quedado algo de las partes internas o restos de comida. De esa forma quedarán totalmente limpios en su interior. Le quitamos el agua y dejamos que suelten el exceso poniéndolos encima de un colador o similar. Ya tenemos nuestros chipirones perfectamente limpios y listos para cocinar. Bon appétit!

14 marzo 2013

2

Bacalao al pil pil

Bacalao al pil pil

El bacalao al pil pil es uno de los platos más ricos y conocidos de la gastronomía vasca. Con esta receta podréis hacer este magnífico pescado al pil pil de una forma rápida y muy fácil, consiguiendo una estupenda textura en la salsa y un sabor increíblemente bueno. Seguro que más de uno se sorprende de lo bien que le sale esta receta.

Bacalao al pil pil


Dificultad: baja-media
Coste:bajo-medio

Ingredientes: (4 personas)

- 4 lomos de bacalao desalado
- 8 dientes de ajo
- 1 guindilla mediana
- Sal
- Perejil fresco
- Aceite de oliva virgen

Detalle bacalao al pil pil

Preparación:
Si el bacalao no está desalado, tendremos que desalarlo poniéndolo en remojo al menos 12 horas antes de consumirlo y cambiarle el agua de tres a cuatro veces.

Si el bacalao está en su punto de sal o es fresco, lo podemos hacer todo en el momento.

Primero pelamos y laminamos los dientes de ajo. A la guindilla le quitamos las semillas del interior. Si no se las quitamos, luego estará demasiado picante.

En una olla con fondo, echamos abundante aceite de oliva virgen. Un dedo o algo más de aceite está bien. Calentamos a fuego medio y doramos los ajos junto a la guindilla o la cayena. Cuando los ajos están listos y dorados, pero nunca sin quemarse, los retiramos de la olla junto a la guindilla. Reservamos.

freir-los-ajos
reservar-ajos

Quitamos la olla del fuego ya que el aceite nunca puede pasar de los 80 grados centígrados. Si pasa de esa temperatura, no emulsiona y nunca vamos a conseguir hacer la salsa o el pil pil.


En su elaboración tradicional, el bacalao siempre se coloca con la piel hacia arriba, en aceite de oliva templado. Cuando comienza a soltar la gelatina es el momento de ligarla a base de continuos movimientos de muñeca, circulares y enérgicos.


Si lo dejamos en el fuego, que sea a fuego bajo. Metemos los lomos del bacalao por la parte de la piel. Movemos la olla de adelante hacia atrás con la mano durante unos minutos, cuidando siempre la temperatura. Los lomos empezarán a hacerse poco a poco y soltar la gelatina con la que hacemos la salsa. Si queremos podemos taparlos y dejarlos que se hagan tres o cuatro minutos. Moveremos continuamente si podemos. Si no, dejamos que se hagan solos. Apartamos aunque no estén listos y seguimos moviendo.

meter-el-bacalao
reservar-bacalao
agitar-hasta-emulsionar
meter-de-nuevo-el-bacalao

Sacamos los lomos con cuidado y los ponemos en un plato. Reservamos.

Agitaremos un colador, apoyado en el fondo de la olla, con movimientos rápidos para que el aceite emulsione y se forme poco a poco una salsa espesa. Todo ello sin tener el aceite en el fuego. Cuando conseguimos la emulsión, podemos poner el bacalao de nuevo en la salsa y agregar los ajos y la guindilla.

Lo volvemos a poner en el fuego y poco a poco vamos incrementando la temperatura del fuego, ya que si no lo hacemos así, le quitamos la emulsión. Lo dejamos a fuego medio cinco minutos para que se termine de hacer el bacalao y retiramos del fuego. Rectificamos, si hace falta, de sal.

Lo emplatamos junto a los ajos y la salsa. Le echamos un poco de perejil fresco picado por encima y servimos. Bon appétit!


Tendremos cuidado con la temperatura. Si no tenemos un termómetro, lo mejor es no dejar que se caliente demasiado el aceite y apartarlo. Si agitamos bien el colador nos saldrá una salsa estupenda. También podemos emplatar el bacalao, esperar un poco a que temple y antes de echar la salsa, agitar de nuevo.

11 marzo 2013

0

Ensalada de judías pintas

Ensalada de judías pintas

Os presento una rica ensalada de judías pintas que podemos preparar en cualquier época del año, aunque siempre la vamos a agradecer mucho más en épocas estivales de verano. Cuando aprieta el calor, lo mejor siempre son recetas sencillas y frescas para combatir el calor. También podemos prepararlas como acompañante de todo tipo de platos de carnes o patatas. Es cuestión de gustos. Esta ensalada de judías pintas es realmente nutritiva y saludable si ya estás pensando en recetas de verano. ¿Tienes algún ingrediente que te guste acompañar con platos como esta ensalada de judías pintas?

Ensalada de judías pintas


Dificultad: fácil
Coste: barato

Ingredientes: (4–6 personas)

- 250 gramos de judías pintas
- 1 zanahoria
- 1 cebolleta
- 1 diente de ajo
- 1 pimiento rojo fresco
- Sal
- Vinagre
- Aceite de oliva virgen extra

Preparación de la ensalada de judías pintas:


Ponemos la noche anterior las alubias en remojo con agua y un poco de sal. Al día siguiente, le cambiamos el agua y las ponemos a cocer en una olla rápida o en una normal hasta que están tiernas. Cuando están listas, quitamos el agua y dejamos que se enfríen. Reservamos en un recipiente. Por cierto, ¿Sabes que también hay una receta de ensalada de judías blancas? Te va a encantar, y personalmente te recomiendo que visites recetas para platos fríos como las patatas ali oli o las huevas aliñadas. Verás qué ricos!! Bueno, seguimos...

Cortamos las verduras a dados pequeños y se las agregamos a las judías. Las metemos en el frigorífico una vez están frías y las dejamos una media hora.

Antes de servirlas, las aliñamos con un poco de vinagre, sal y aceite de oliva. Bon appétit!


Si nos gusta, podemos añadir a la ensalada de judías pintas un huevo cocido y luego picado picado por encima. También podemos agregar o quitar las verduras al gusto de cada uno.

09 marzo 2013

5

Crepes de atún

Crepes de atún

Podemos hacer estos fantásticos crepes de atún para el almuerzo o la cena, según nos apetezcan. Los crepes de atún son muy rápidos y fáciles de hacer. Se comen fríos o templados y son muy jugosos por su combinación con las verduras.

Crepes de atún


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 150 gramos de harina
- 1 vaso de leche
- 2 huevos
- 3 latas de atún en conserva
- 1 rama de apio
- 1 cebolla
- 1 pimiento rojo
- 1 zanahoria
- 1 lechuga
- 1 diente de ajo
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva
- Vinagre

Preparación:
Hacemos la masa de los crepes de atún. En un recipiente, ponemos la harina, la leche, los huevos y un poco de sal y pimienta. Con ayuda de la batidora, mezclamos muy bien. Si queremos es el momento de añadir una hierva aromática, como tomillo u orégano. Dejamos que repose entre 10 y 15 minutos.

Preparamos mientras el relleno de los crepes. Cortamos todas las verduras y las echamos a un recipiente a dados finos y la zanahoria la pasamos por un rallador. El apio con las fibras quitadas y picado pino. El diente de ajo lo picamos también y hacemos un aliño, añadiendo las latas de atún con parte del aceite escurrido a todas las verduras. Ponemos un poco de sal y una pizca de vinagre. Reservamos.

Ponemos una sartén en el fuego que tenga bien el antiadherente, ya que de otra forma se nos van a pegar los crepes en ella. Echamos un poco de mantequilla por encima. Esperamos que caliente y añadimos la masa por encima. Extendemos de forma homogénea, moviendo la sartén para que tome forma redonda. El primero que hagamos lo desechamos.

Ponemos de nuevo un poco de masa en la sartén y hacemos los crepes, primero por un lado y luego les damos la vuelta con cuidado para hacer por el otro.

Los ponemos en un plato y cuando están todos rellenamos y servimos. Bon appétit!


Una salsa de yogurt o un poco de queso por dentro combinan muy bien estos crepes de atún.

07 marzo 2013

0

Huevos rellenos empanados

Huevos rellenos empanados

¿Cómo se preparan los huevos empanados? Hoy vamos a ver unos huevos rellenos empanados que están riquísimos y que podemos hacer muy fácilmente. No tienen ninguna dificultad, en todo caso, un poco más laboriosa la receta de lo normal, pero cuando hagamos estos huevos rellenos, vamos a empanarlos y darles un toque exterior crujiente de lo más apetecible. Cuando los veamos sin partir, apenas sabemos que son huevos rellenos, creeremos que es una bombita picante o algo por el estilo. Veréis qué sorpresa! ¿Habías comido alguna vez estos huevos rellenos empanados?


Huevos rellenos empanados


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 9 huevos frescos
- 2 latas de atún en aceite
- Perejil fresco
- Pimienta molida blanca
- Pan rallado
- Harina
- Sal
- Mayonesa o salsa alioli

Preparación de los huevos rellenos empanados:


Primero cocemos los huevos, menos uno, en abundante agua con un chorrito de vinagre. Cuando están listos, dejamos que se enfríen y los pelamos. Reservamos. Cuando están fríos y pelados, cortamos los huevos por la mitad.

Hacemos el relleno en un recipiente. Ponemos las yemas de los huevos, el perejil picado, el atún escurrido, un poco de sal y pimienta.

hacer-el-relleno
rellenar-los-huevos
pasar-por-harina
pasar-por-pan-rallado

Con cuidado de no romper las claras cocidas, rellenamos los huevos con la mezcla. Cuando están todos, unimos las dos mitades para que queden pegadas. Lo hacemos con cuidado todo el proceso. Reservamos. Ponemos harina en un plato y batimos el otro huevo en otro recipiente.

Pasamos los huevos por harina, luego por el huevo batido y después por el pan rallado. Los dejamos unos minutos y echamos abundante aceite en una sartén.

Cuando está a temperatura media-alta freímos los huevos. Reservamos sobre papel absorbente y presentamos los huevos rellenos empanados junto a una ensalada, patatas asadas y salsa alioli o mayonesa por encima. Bon appétit!



Podemos añadirles un ajo picado al relleno o cambiarlo por el que nos guste más.


Si hacemos un doble empanado estarán con una cobertura mucho más crujiente.

06 marzo 2013

Lentejas con verduras

Lentejas estofadas con verduras

Las lentejas con verduras son un plato muy nutritivo, rápido y fácil de hacer. Yo intento comer lentejas una vez en semana, ya sea con verduras o añadiendo chorizo, morcilla e incluso costillas. Las verduras las adaptamos, si queremos, a nuestros gustos. De esa forma gustará a todos.

Lentejas con verduras


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 300 gramos de lentejas
- 1 zanahoria
- 1 diente de ajo
- 1 patata
- 1 trozo de pimiento rojo y verde
- 1 trozo de apio
- 1/2 cebolla
- 1 cucharada de pimentón dulce
- 1 hoja de laurel
- Sal
- Aceite de oliva

Preparación:
Pelamos la patata, la zanahoria y limpiamos el apio quitándole las fibras, lo cortamos todo a taquitos. La patata la cascamos para que suelte el almidón. Cortamos la media cebolla en dos trozos, los pimientos a dados. El diente de ajo lo pelamos y lo agregaremos entero. Reservamos.

Ponemos una olla con agua y agregamos en frío las lentejas con todas las verduras junto con la sal y la media cucharadita de pimentón, la hoja de laurel y si queremos un poco de pimienta molida. Dejamos a fuego medio durante 30 minutos o hasta que las lentejas estén blandas. Intentaremos que no se queden sin caldo, porque se nos pueden asentar y quemar. Rectificamos de sal y servimos caliente. Bon appétit!

05 marzo 2013

2

Pollo asado

Pollo asado en casa

Esta es receta de pollo asado que tanto has buscado y no encuentras. El sabor es casi igual que el pollo asado de asador, cuidado que digo casi igual, por no decir igual, pero preparado por nosotros mismos. La forma de hacerlo es fácil y seguro que vais a repetir más de una vez. Os recomiendo que compréis el pollo entero y ya limpio, de esa manera es mucho más fácil para nosotros si no estamos acostumbrados a limpiarlo. El resultado es un pollo asado con mucho sabor, el exterior crujiente y el interior muy jugoso que acompañaremos con una fabulosa salsa y unas patatas fritas o asadas en la misma fuente que el pollo.

Pollo asado


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 1 pollo entero y limpio
- 5 dientes de ajo
- 50 gramos de bacon
- 1 cucharadita de sal
- 1 cucharadita de orégano
- 1 cucharadita de tomillo
- 3 cucharadas de mantequilla
- 1 cucharadita de pimienta
- 1 patata grande
- 1 tomate maduro
- 1 limón
- 1 vaso de vino blanco

Preparación:
Lave y seque el pollo. En un mortero ponemos los ajos pelados, sal, el orégano, el tomillo y la pimienta, majamos todo junto y añadimos la mantequilla. Cortamos a tacos el bacon y lo metemos dentro del pollo. Ahora, con un cordelito, amarramos las patas traseras del pollo. A continuación, frotamos con esta mezcla todo el pollo, incluyendo el espacio de la pechuga entre la piel y la carne que separamos, esto aumenta el sabor y hace que la piel salga crujiente. Reservamos.

Especias que vamos a utilizar para el pollo asado
Vamos a preparar el pollo entero
Atamos las patas del pollo para el horno para que queden juntas
Ya tenemos el pollo listo para asar en el horno

Pelamos la patata, cortamos los tomates y las patatas a rodajas y lo ponemos en un fuente refractaria, cortamos en cuatro los limones y también los ponemos en la fuente. Ahora ponemos el pollo en el centro de la fuente, le echamos por encima un poco de sal, el vino y un vaso de agua. Precalentamos el horno a 180 grados y lo metemos dentro.

Lo dejamos una hora y media. De vez en cuando le echamos un poco de caldo por encima. Si queremos, podemos darle la vuelta para que gratine por los dos lados. El pollo sabe mejor si se sazona la noche antes de cocinarlo. Bon appétit!


Si no queremos utilizar un pollo grande, siempre podemos comprar 'picantones' y poner uno por persona. El resultado es igual de bueno. También podemos agregar más ingredientes que nos gusten, como ajo, orégano o tomillo. De esa forma adaptamos el sabor a nuestros gustos personales.