12 febrero 2014

Galette des roi o tarta de reyes

Galette des roi o tarta de reyes francesa

La galette des roi es el símil en Francia de nuestro apreciado roscón de reyes. La preparación es totalmente diferente y para mí, mucho más fácil, por el menor tiempo que necesitamos. Esta tarta de reyes francesa o galette des roi, se hace con masa de hojaldre y se rellena de una crema de almendras que está realmente rica.

Os recomiendo que un día os pongáis, nunca mejor dicho, manos a la masa y que la preparéis, aunque no sea vísperas de Reyes, porque está realmente buena. En su interior también es tradición poner una pequeña figurita para que, al que le toque, sea el rey por ese día.

Galette des roi


Dificultad: baja-media
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 2 masas de hojaldre frescas
- 4 huevos
- 100 gramos de mantequilla
- 120 gramos de azúcar blanco
- Azúcar vainillado
- 150 gramos de almendras molidas
- Ron
- Una figurita

Preparación:
En un recipiente ponemos tres de las yemas de los huevos, las claras las reservamos en un recipiente aparte. Batimos y añadimos el azúcar blanco y mezclamos hasta que quede homogéneo.

La mantequilla la fundimos en un microondas hasta dejarla líquida o la podemos poner en un recipiente a fuego muy bajo. Una vez la tenemos lista, la añadimos a la mezcla de los huevos y el azúcar y mezclamos de nuevo muy bien.

Agregamos las almendras poco a poco para que quede una masa o crema homogénea. Ahora añadimos un chupito de ron y dos cucharadas de azúcar vainillado. Reservamos.

añadir-azúcar añadir-la-mantequilla
agregar-almendras añadir-azúcar-y-ron

Las masas podemos ponerlas en un molde o hacerlas directamente. Yo lo hice directamente en el papel para hornear, pero si queréis, utilizar un molde para tartas.

Ponemos una lámina de hojaldre y echamos con cuidado la crema en el centro. Ahora tapamos con la segunda masa de hojaldre, que nosotros, ayudándonos de una plato menor cortamos algo menor, habíamos cortado previamente.

cortar-masa poner-relleno
tapar-y-cerrar-masa pintar-con-huevo

Cerramos haciendo unos dobletes y cuando está bien cerrada, le hacemos unas pequeñas líneas con un cuchillo o dibujos de cuadritos por encima. Con cuidado!no traspasemos la masa. Pintamos con el huevo que nos quedaba y metemos en el horno precalentado a 180-200 grados hasta que la masa suba y adquiera un color dorado sin llegar a quemarse.

Sacamos del horno y dejamos enfriar antes de cortarla. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!