12 marzo 2014

6

Manteca colorá y blanca caseras

Manteca colorá y blanca casera

Vamos a ver la receta de la manteca colorá y manteca blanca caseras de toda la vida. La manteca de cerdo puede ser de dos colores, según cómo la prepararemos. La manteca blanca es la común, ya que no lleva ningún colorante, y la manteca de cerdo colorá, como se le dice normalmente, es la que lleva añadido pimentón y le otorga el color rojizo. Como vais a comprobar ahora en la receta, no llevan ningún tipo de ingrediente artificiales ni producto que no sea natural. En cuanto a la elaboración, sí es verdad que, aunque no es difícil, hay que dedicarle algún tiempo y si no estamos acostumbrados o nunca la hemos hecho, puede que nos parezca más complicado de lo que en realidad es. Como todo en la vida, es ponerse. Siempre hay una primera vez ¿verdad? Yo os lo voy a poner lo más fácil posible y paso a paso, con sus fotos, para que no os perdáis.

El resultado será una manteca que nos va servir para desayunos o para elaboración de otro tipo de platos y postres artesanos que llevan este ingrediente natural. Espero que os guste, ya que en casa cuando la hacemos, solemos desayunar unas rebanadas de pan untadas con esta delicia. ;) Ya sabéis, si os gusta, dejar algún comentario, eh! ¿Qué os gusta más la manteca blanca o la manteca colorá casera? ¿Tienes algún truco de la abuela para hacer la manteca colorá en casa?

Manteca colorá y blanca caseras


Dificultad: media
Coste: bajo-medio

Ingredientes:

- 1 pella de cerdo (en carnicerías)
- 5-6 cabezas de ajo
- Abundante orégano
- Sal
- Pimentón dulce

Preparación de la manteca colorá casera:


Lo primero es explicar que la pella es la grasa del cerdo y no el tocino. La pella la podemos comprar en la carnicería de la plaza de abastos o decirle al carnicero que nos traiga una pella para hacer manteca. Normalmente suelen pesar alrededor de los dos kilos. Es la grasa tal cual del cerdo, sin tratamiento alguno.

Una vez tenemos todo preparado, vamos a cortar la pella en trozos, de esa forma luego va a derretirse mucho mejor y es más manejable. El proceso en sí no tarda mas de una hora y media o dos.

Con un cuchillo la troceamos y la vamos a ir metiendo en una olla grande. Que no nos quede a lo justo, porque va a hervir, salpica un poco y estará caliente. Podemos quemarnos sin necesidad y siempre es mejor una olla más grande que quedarnos a lo justo. No lo metemos todo de una sola vez. Ponemos el fuego a baja-media potencia y añadimos la mitad de la pella junto con dos vasos de agua. Iremos removiendo conforme se derrite y añadiendo hasta que hayamos introducido toda la pella cortada en la olla y la cubriremos con el agua necesaria. Sí agua, no os asustéis. Removeremos y añadimos abundante sal, pero sin pasarnos, cuatro cucharadas de orégano y las cinco o seis cabezas de ajo enteras. Las podemos trocear si queremos, pero con piel y todo, tampoco os asustéis. Veréis qué sabor le otorgamos tan bueno. Yo recomiendo unas tres cabezas de ajo por cada kilo de pella y dos cucharadas, al menos, de orégano.

pella-de-cerdo hervir-pella-con-especias

Dejamos que hierva suavemente hasta que toda la grasa se ha derretido. Os comento que no todos los trozos van ha diluirse, siempre va a quedar un poco, pero no pasa nada. Vamos a ir obteniendo un líquido no algo espeso, de color mate, parecido a la miel y tenemos que dejarlo hasta que el agua se ha evaporado casi en su totalidad. Os recuerdo que hay que remover mas o menos a menudo y que, como veis en las fotos, al final del proceso, la olla tiene pegada en el fondo bastante costra. Es normal. A más densa se pone, más hay que molerla para que no se pegue.

En unos 30-45 minutos se ha derretido todo y burbujea densamente. Nunca hay que dejar demasiado tiempo que hierva ya que corremos el peligro de quemar la grasa y el sabor sería muy desagradable. Creo que vais a notar perfectamente cuando está listo por las burbujas blancas.

pasar-por-pasapure manteca-blanca-terminada
restos-en-pasapure fondo-de-la-olla

Una vez lo tenemos, apartamos del fuego y vamos a ir echando con un cazo, poco a poco, la grasa derretida en un pasapurés. Si estáis solos no poned mucha cantidad, para que no rebose, y lo vais a ir pasando para eliminar las especias y sacar todo el jugo a los trozos que hayan quedado. El contenido del pasapuré lo ponemos en una olla o recipientes grandes. Esta será para la blanca. No pasamos toda la manteca por el pasapurés, solo la que va a ser la manteca blanca. La otra mitad la reservamos sin pasarla en la misma olla. Una vez realizado, vamos a trabajar para preparar los dos tipos de mantecas. La colorá y la blanca.

Aunque es opcional, nosotros lo hacemos de esta forma para eliminar más impurezas. El contenido de la que va a ser manteca blanca, lo pasamos por un colador y ya podemos ponerla en recipientes más pequeños. Al principio vais a ver que es de color pardo, pero cuando enfríe, ya tendríamos el color blanco de la manteca y en el fondo quedaría lo que llamamos normalmente como ‘zurrapa’. Esa ya estaría lista. Ahora vamos a preparar la manteca colorá.

añadir-el-pimenton pasar-por-colador

poner-en-recipientes manteca-colora-caliente

Ahora le toca el turno al pimentón. En la olla que hemos dejado el contenido sin pasar por el pasapurés, añadimos dos o tres cucharaditas de pimentón dulce y removemos. Cuidado que no esté caliente, la habremos dejado un rato que repose, ya que corremos el peligro que el calor de la manteca queme el pimentón. Una vez está todo mezclado y el pimentón disuelto, pasamos el contenido por el pasapurés y después por el colador. Como veis en las fotos, sale bastante impureza, por lo que creo que es conveniente este paso. Y al igual que con la blanca, podemos ir ya directamente llenando recipientes más pequeños.

Una vez está todo distribuido, lo único que falta es esperar a que es enfríen a temperatura ambiente y solidifiquen. Después, podemos guardar nuestra manteca casera en el frigorífico para conservarla y comerla cuando queramos. Bon appétit!

6 comentarios:

  1. Que ricura. Eso tiene una pinta deliciosa. Que ricas las tostas de pueblo con la manteca colorá.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De verdad que sí. Eso si que es un desayuno en condiciones, su pan casero y una buena manteca. Besos chicas!

      Eliminar
  2. No la he probado, pero imagino cómo tiene que estar con una rebanada de buen pan ¡mmm!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desayuno y merienda en condiciones. El de toda la vida. Un saludo!

      Eliminar
  3. Hola, yo ya tengo manteca blanca hecha......puedo transformarla en colorá o ya no se debe manipular????

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nosotros siempre la hacemos en el mismo momento. Lo único que se me ocurre es que la pongas en una cazuela a fuego muy lento, la derritas y le agregues el pimentón. Depende de la cantidad ya le pones más o menos. No la lleves a ebullición pero sí que esté caliente. La pasas a de nuevo a un recipiente y la dejas enfriar. Saludos!

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!