Te recomendamos

04 marzo 2014

0

Patatas hasselback con cebolla y puerro confitado

Patatas hasselback con cebolla y puerro confitado

Os dejo esta receta de patatas hasselback con cebolla y puerro confitado que hice el otro día inspirada en la receta original y aportando algunos cambios. Una receta muy fácil de preparar y con un sabor realmente rico, que le otorgan las especias, la cebolla y el puerro confitados a fuego lento. Espero que os gusten!

Patatas hasselback con cebolla y puerro confitado


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 4 patatas medianas
- 2 dientes de ajo
- Orégano
- Tomillo
- 1 guindilla
- Pimentón dulce
- Mantequilla
- 1 puerro
- 1 cebolla
- Sal
- Pimienta
- Aceite de oliva

Preparación:
Lavamos bien las patatas para eliminar cualquier rastro de tierra que puedan tener. Las cortamos a láminas sin llegar hasta abajo y dejando medio centímetro entre corte y corte. Tenemos que hacerlo con tranquilidad, sin prisa, para no pasarnos. Un truco es poner debajo de la patata dos palillos chinos a modo de tope, uno a cada lado de la patata, de esa forma nunca llegaremos abajo. Si no queremos que tengan piel, podemos pelarlas antes de hacer los cortes, pero a mi me gusta más así. Es cuestión de gustos.

En un mortero, ponemos los ajos, sal, tomillo, orégano, un poco de pimentón, una pizca de guindilla (depende de cómo queramos que pique) y una pizca de pimienta molida. Machacamos y agregamos una cucharada de mantequilla a temperatura ambiente. Mezclamos y reservamos.

cortar-las-patatas poner-por-encima-mantequilla

Ponemos las patatas en papel de aluminio. Si queremos podemos envolver cada patata por separado. Sobre las patatas vamos a untar ahora la pasta con la mantequilla y las especies. Cerramos el papel de aluminio y las metemos al horno durante 45 minutos a 180 grados. Pasado ese tiempo, podemos pincharlas con un palillo y ver si están blandas. Si es así, están listas y podremos sacarlas.

Mientras se hacen las patatas al horno, vamos a limpiar un puerro mediano. Cortamos el puerro a láminas al igual que la cebolla. En una cazuela, echamos un fondo de aceite de oliva y agregamos las verduras junto a un poco de sal. Las ponemos a fuego bajo y removemos de vez en cuando para que no se quemen. Cuando adquieren un color tostado ý están muy blanditas es que están listas. Reservamos.

poner-a-pochar cebolla-y-puerro-confitado

Sacamos las patatas ya asadas del horno y las presentamos en un plato. Echamos por encima el jugo con la mantequilla y sobre todo ello, el puerro y la cebolla confitados. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!