Te recomendamos

08 abril 2014

2

Bolitas de patata y atún

Bolitas de patata y atún

Os presento unas bolitas de patata y atún que, además de ser una receta de lo más fácil y económica, les va a encantar a los más pequeños de la casa. Es una forma genial para que los niños y no tan niños coman este tipo de pescado tan sano y nutritivo. También estas bolitas de patata y atún son geniales para hacerlas y guardarlas en el congelador, así podremos utilizarlas cuando queramos. Las sacaremos unos minutos antes de freírlas y listo.

Bolitas de patata y atún


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- 4 patatas medianas
- 2-3 latas de atún en aceite vegetal
- Pimienta negra molida
- Perejil
- Ajo en polvo
- Sal
- Harina
- Pan rallado
- 1-2 huevos
- Aceite para freír

Preparación:
Pelamos las patatas y las cortamos a trozos medianos. Las ponemos a hervir en abundante agua y sal hasta que estén tiernas como para hacer un puré de patas.

Mientras se hacen las patatas, en un bol, ponemos el atún escurrido parcialmente de su aceite, junto a un poco de sal, pimienta molida negra, perejil picado y ajo en polvo. Yo lo puse en polvo, pero si queréis darle más potencia y sabor, le picáis uno para dejarlo muy fino. Mezclamos y reservamos.

relleno-para-mezcla mezclar-atun
mezclar-ingredientes dar-forma-a-las-bolitas

Cuando las patatas están listas, las pasamos escurridas al bol. Aplastamos y mezclamos bien hasta conseguir una masa con pequeños trozos de patata sin aplastar, para darles un toque rústico. A mí me gusta mucho así.

Dejamos templar y hacemos bolitas no muy grandes con la mezcla. Las colocamos en un papel de aluminio y, cuando están todas, las pasamos al frigorífico para que tomen cuerpo. En unos 15 minutos están listas.

Ahora las sacamos del frigorífico y las pasamos primero por harina, luego huevo batido y por último por el pan rallado. Hay gente que las pasa por el huevo y luego por el pan rallado, a mí me gusta más de la primera forma.

Una vez las tenemos todas listas, ponemos una sartén con abundante aceite a calentar y cuando tiene una buena temperatura, más bien alta, las freímos. Tendremos cuidado de no quemarlas y que obtengan un color bonito. Las ponemos sobre papel absorbente y listas para servir. Yo las puse sobre una cama de tomate frito, por ejemplo. Pero podéis ponerles encima un palillo y servirlas sobre una rebanada de pan. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. vaya, esta mañana comenté, pero no se ha publicado, me iba fatal la conexión...
    Menuda pinta tienen estás bolitas, con una cervecita fresca al lado, están diciendo "cómeme!!" seguro que están decliciosas!

    un saludo desde www.hoycocinahelen.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, Helen, por pasarte por aquí. Ya me comentarás si las pruebas qué te han parecido. Al niño, por parte nuestra les ha encantado, así que las recomiendo para los más peques al cien por cien. Saludos!

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!