31 julio 2014

2

Patatas fritas perfectas

Patatas fritas perfectas

Receta de patatas fritas perfectas. Después de estar investigando y cambiando tiempos de preparación, creo haber encontrado, las patatas fritas perfectas. Parece fácil y algo incluso banal, y estamos todos más que acostumbrado a comer patatas fritas, pero después de varias veces y experimentos fallidos en busca de un resultado óptimo, os aseguro que la próxima vez que vaya a hacer unas patatas fritas, intentaré hacerlas de esta forma. El resultado es una patata prácticamente con una corteza igual a las patatas de paquete, las chips, y el interior totalmente blando. Me encanta este crujiente y la sorpresa del interior totalmente suave. Le puse una salsa al lado a base de mayonesa, tomate frito, ajo, pimentón de la Vera dulce, perejil, pimienta negra y salsa de soja. Qué cosa más rica! ¿Y tú, has probado alguna vez unas patatas fritas perfectas?

Patatas fritas perfectas


Dificultad: muy baja
Coste: bajo

Ingredientes:

- Patatas
- Aceite de oliva
- Sal

Preparación de las patatas fritas perfectas:


Pelamos normalmente las patatas, las limpiamos y las cortamos en bastones pero, esta vez, algo más gruesos e intentando que queden por igual. Reservamos.

En una olla, ponemos agua a hervir con abundante sal. Cuando está hirviendo, metemos las patatas. Aquí los tiempos son importantes y tendremos cuidado para que las patatas fritas nos queden luego perfectas. Solo las vamos a dejar con el agua hirviendo cinco minutos. Después de ese tiempo, apartamos y las dejamos otros cinco minutos más dentro del mismo agua.

cocer-las-patatas freir-en-aceite-muy-caliente

Pasado ese tiempo le quitamos el agua y la vamos a ir cambiando, con cuidado de no partir las patatas, por agua fría bajo el grifo. Cuando las patatas ya están frías, las dejamos metidas en agua y las llevamos al frigorífico. Las mantendremos allí entre 15 y 30 minutos.

Cuando vayamos a freírlas, el aceite tiene que estar bastante caliente. Vais a ver que posiblemente tarden un poco más en freírse y les cueste algo más tomar color. Una vez que están friéndose, no moverlas hasta que veamos que empiezan a estar más duras, porque se pueden partir. Si queremos moverlas al principio, movemos la sartén con cuidado de no quemarnos o que el aceite salga de la sartén.

Un vez fritas, las sacamos y ponemos sobre papel absorbente. Servimos como más nos guste, con salsa, pimentón por encima, mayonesa.. Recuerda, si os gustan las recetas, compártelas en tu muro de Facebook. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. en casa hacemos algo parecido.. pero con el corte de bravas, para que queden bien blanditas por dentro y crujientes por fuera... riquíiiisimas!
    un besito

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un día tengo que hacerlas y presentarlas. Sí que están buenas cortadas en gajos y con pimentón picante por encima. Un saludo Neus!

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!