Te recomendamos

23 julio 2014

0

Té frío o helado

Té frío o té helado

El té frío o té helado lo podemos preparar en casa, sin ninguna dificultad y tenerlo siempre a mano para que, cuando nos apetezca, tomarnos una bebida sana y refrescante. Lo mejor que tiene preparar té frío en casa es poder hacerlo a nuestro gusto, combinarlo con cualquier sabor, o agregarle más o menos azúcar. Según nos apetezca y siempre podremos sustituir el azúcar por sacarina, por ejemplo. Os dejo una forma, de la más fáciles y rápidas, para tener siempre un buen té frio en la nevera y tomarlo cuando queramos. ¿Os apetece el té helado? con añadir unos cubitos de hielo entero o picado nos vale. ¿Y a ti, cómo te gusta el té, helado o frío? ¿De qué sabor te gusta más el té helado casero? ¿Tienes algún truco para que todos se vuelvan loco con tu té frío?

Té frío o té helado


Dificultad: muy fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 4-6 bolsitas de té al gusto
- Azúcar o sacarina
- Limón (opcional)
- Hierbas aromáticas como hierbabuena, menta o melisa (opcional)

Preparación:
En una olla ponemos un litro de agua a hervir. Una vez la tenemos, apartamos y añadimos de cuatro a seis bolsitas de nuestro té preferido. Lo normal es verde, rojo o alguno con sabor a melocotón etc.. Es cuestión de gustos.

Dejamos las bolsitas según nos indique el fabricante, entre tres y cinco minutos. No más para que no nos quede ácido. Añadimos azúcar o sacarina al gusto y el zumo de un limón. Intentad colar la pulpa del limón o pasarla por un colador, para no encontrarla cuando bebamos el té.

Dejamos enfriar y lo mezclamos con otro litro de agua. Metemos el té en el frigorífico y esperamos que esté frío. Si queremos, presentamos el té con hielo picado, unas hojas de menta o hierbabuena. Verás qué rico y refrescante té helado vas beber. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!