17 agosto 2014

2

Canelones de gambas

Canelones de gambas

Hoy cocinamos canelones de gambas. Una forma diferente de preparar este rico plato de pasta que a mi me encanta, y que admite cualquier tipo de variación en el relleno. La forma de hacerla es sencilla, aunque hay que reconocerlo, algo laboriosa. Un pochado de verduras y agregar las gambas con un rico fumet, aprovechar la piel y las cabezas de las gambas para darle más sabor y una crema suave de bechamel. Imaginaros que sabor más rico. Si no tenéis gambas frescas y váis a utilizar congeladas, siempre podéis poner un poco de caldo de pescado para realzar el sabor.

Canelones de gambas


Coste: bajo-medio
Dificultad: media

Ingredientes: (4-6 personas)

- 8-12 láminas para canelones (dos por persona aprox.)
- 1 cebolla
- 2 pimientos verdes
- 1 pimiento rojo
- 2 zanahorias
- 4 dientes de ajo
- 200 gramos de gambas
- Tomate frito
- Queso rallado o para gratinar
- Harina
- Leche
- Nuez moscada
- Mantequilla
- Pimienta molida negra o blanca
- Sal
- Aceite de oliva


Preparación:
Lo primero que haremos es pelar las verduras y pocharlas en una sartén con aceite de oliva bien picadas. Mientras se hacen las verduras, hacemos el fumet. Para ello, pelamos las gambas y reservamos la carne. Las cabezas y la piel la ponemos en una cacerola con dos dedos de agua y un poco de sal. Llevamos a ebullición un par de minutos y lo ponemos todo en el vaso de la batidora. Trituramos, colamos y reservamos.

Mientras, podemos cocer las láminas de los canelones según nos indica el fabricante y las reservamos encima de un paño limpio. Así las tenemos listas.

Una vez están todas las verduras blandas, agregamos las gambas peladas y el fumet. Salpimentamos y dejamos que se consuma el caldo. No tiene que estar líquido. Al reducir, el sabor se potencia y pierde líquido. Tampoco dejarlo seco!

pochar-verduras hacer-fumet
agregar-gambas-y-fumet meter-en-el-horno

Apartamos y dejamos enfriar. Rellenamos las láminas de los canelones.

En una bandeja de horno grande, ponemos un fondo de tomate frito y distribuimos los canelones ya rellenos. Hacemos una sabrosa crema bechamel con la mantequilla, la harina, la leche y salpimentamos.

Echamos la bechamel por encima de los canelones y espolvoreamos queso rallado por encima. Metemos la fuente en el horno precalentado a 160 grados y gratinamos el queso. Una vez listo, sacamos del horno y dejamos enfriar un poco antes de servir. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. Me ha encantado esta receta, Alberto.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Charo! La verdad que es un poco entretenida, como todas las lasañas y canelones, pero el resultado es genial!

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!