12 agosto 2014

1

Empanada de mejillones

Empanada de mejillones casera

Os enseño hoy a preparar una empanada de mejillones casera muy típica de Galicia. Yo la hago así y sale estupenda, también es verdad que para que tenga un buen sabor hay que añadirle bastante mejillón, y como es un producto muy económico, no debéis escatimar el esto. Os aseguro que el resultado es una empanada con una masa parecida al pan sin elevar con ese sabor que le otorgan los jugos del refrito y el color rojizo del pimentón y un interior muy sabroso. Genial para compartirla en familia.

Empanada de mejillones


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 2 mallas o kilo y medio de mejillones frescos
- 2 dientes de ajo
- 1 cebolla grande
- 1 pimiento verde de asar
- 1 pimiento rojo de asar
- Sal
- Pimienta negra molida
- 1-2 hojas de laurel

Para la masa:

- 500 g de harina de trigo
- 15 gramos de levadura prensada o 1 sobre de levadura en polvo de panadería
- 1 vaso de agua tibia
- Pimentón dulce
- 1/2 vaso de aceite de oliva
- 1/2 cucharadita de sal

Preparación:
Limpiamos el exterior de los mejillones y le quitamos las barbas. Ponemos una olla con un dedo de agua, metemos la hoja de laurel y echamos los mejillones. Ponemos a fuego medio hasta que se abran todos y una vez abiertos, reservamos y dejamos enfriar.

Laminamos los ajos y cortamos las verduras a daditos o tiras, según queramos y las ponemos en una sartén con un poco de aceite de oliva a que se pochen y queden blandas. Salpimentamos. Una vez listas, añadimos una cucharada de pimentón y removemos para refreírlo un poco. Apartamos.

Hacemos la masa para la empanada. Podéis ver cómo se hace en el enlace de masa de empanada gallega. Yo le suelo sustituir parte del aceite por el mismo del refrito. Cuando tenemos el refrito listo, lo ponemos en un colador y los jugos que suelta se los incorporo a la harina y le añado un poco menos de aceite. Como la mitad aproximadamente. En este caso, también le puse un poco del caldo de los mejillones en vez de agua. Pero podéis hacerla normalmente. Así toma ese color característico la masa y más sabor.

Una vez tenemos la masa, la dividimos en dos y las estiramos, primero la parte de abajo. La hacemos del mismo tamaño que la bandeja del horno o si queremos, redonda, es cuestión de gustos también. Echamos las verduras por encima y los mejillones, la mitad troceados y la otra enteros y repartidos.

dividir-la-masa poner-relleno-encima

Cerramos con la otra parte de la masa ya estirada y si queremos o nos ha sobrado masa, ponemos unas tiritas y círculos de la misma masa a modo de decoración. La pintamos con huevo batido, si no, tampoco pasa nada.

La metemos en el horno precalentado a 170 grados y dejamos que se haga durante unos 30 minutos. Abrimos para ver si está lista después de ese tiempo o la dejamos unos minutos más, eso va en función del horno. Sacamos la empanada, dejamos enfriar y lista para comer. Bon appétit!

1 comentario:

  1. Deliciosa! La probé una vez y me encantó y esta tiene una pinta! Saludos!

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!