03 septiembre 2014

0

Mermelada de higos casera

Mermelada de higos casera

La mermelada de higos casera es una de las conservas que podemos preparar cuando las higueras están cargadas y muchas veces no sabemos qué hacer con tanta cantidad. Este tipo de mermeladas es genial para toda época del año y más para el invierno, donde ya no podemos conseguir los higos frescos y es una delicia desayunar o hacer un postre con esta fantástica fruta. Os aseguro que el toque a canela es genial. Tenéis que probarla.

Mermelada de higos casera


Dificultad: Fácil
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 kilo de higos frescos blancos o rojos
- 350 gramos de azúcar
- 1 limón
- 1/2 cucharadita de canela en polvo

Preparación:
Cortamos los higos a trozos y los introducimos en una olla grande. Intentad que sea alta, por si salpica, que no nos quememos. Este tipo de preparados suele tomar mucha temperatura.

Añadimos el azúcar, el zumo del limón y la media cucharadita de canela. Lo ponemos a fuego medio y dejamos hervir al menos 30 minutos. Ese tiempo no es definitivo, ya que nos encontraremos que dependiendo de lo maduro que están los higos, conseguiremos que la mermelada necesite más o menos tiempo en el fuego para adquirir la consistencia deseada.

Lo normal es que probemos con una cuchara y dejemos enfriar un poco encima de ella. Si vemos que está lo suficientemente espeso, pero no totalmente, ya que al enfriar espesa más, la tendremos en su punto. También podemos aplastarla un poco y dejar trozos más grandes, de esa forma conseguiremos una mermelada con una consistencia mucho más casera. Es cuestión de gustos.

Los metemos en botes esterilizados y dejamos enfriar hasta su utilización. Os he dejado el enlace de cómo esterilizar tarros de cristal para conservas si no tenéis pensamiento de consumirla toda en poco tiempo. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!