26 septiembre 2014

Tartar de atún

Receta de tartar de atún rojo

¿Preparar un tartar de atún? Claro que sí. Otra de las fantásticas formas de comer este magnífico pescado azul es preparar un tartar de atún. El atún se prepara en crudo haciendo un aliño, que le otorga sabor y junto con los demás ingredientes, más textura. Es una receta muy fácil de realizar ya que prácticamente lo único que hacemos es picar el atún, eso sí, con un cuchillo bien afilado, para no partirlo. Los ingredientes básicos no cambian, pero siempre podemos utilizar algunos que nos gusten más y quitar otros. No dejéis que el atún esté mucho tiempo sin frío, ya que corremos el riesgo que se oxide y pierda intensidad y color, uno de los principales fallos al hacer el tartar de atún.

Tartar de atún


Dificultad: muy baja
Coste: medio

Ingredientes: (4-6 personas)

- 500 gramos de solomillo de atún rojo a ser posible
- 1 cebolleta
- 1 tomate maduro
- Salsa de soja
- Mostaza de Dijons
- Pimienta negra molida
- Alcaparras o pepinillos en vinagre
- Aceite de oliva virgen
- 1 lima o en su defecto limón
- Sésamo tostado
- 4 huevos frescos

Preparación:
Cocemos los huevos y reservamos para que se enfríen.

En un bol o recipiente, ponemos tres cucharadas de aceite de oliva, cuatro de salsa de soja, dos de mostaza y añadimos la cebolleta picada y el tomate cortado a cubitos. Hay quien le pone salsa Perrins, es cuestión de gustos, si la tenéis, podéis agregarle un poco y lo probáis así, que también está muy bueno.

Añadimos un poco de pimienta negra, sin pasarnos, un puñado de alcaparras o, si no tenemos, cortamos un par de pepinillos medianos en vinagre a daditos y los agregamos. Echamos el zumo de media lima o limón y mezclamos. Por cierto, ¿Sabes que puedes hacer también un tartar con salmón? Si te interesa, te dejo el enlace y ya verás qué rico también!

Cortamos en dados el atún. Podemos hacer láminas y luego cortarlas en cubitos, pero con cuidado de tener un cuchillo afilado y no partirlo. Lo agregamos al resto de ingredientes y mezclamos de nuevo. Ahora lo metemos en el frigorífico para evitar al máximo la oxidación del atún y para que vaya tomando sabor todo el conjunto.

Si los huevos están fríos los picamos y reservamos en el frigorífico.

Una vez está todo listo, dejamos unos 10-15 minutos en el frigorífico y lo emplatamos utilizando un molde redondo, donde primero pondremos el huevo picado a modo de base y a continuación, el atún ya aliñado. Echamos un poco de sésamo si queremos por encima y yo lo adorné con unas hojas de melisa, que le dieron un toque fresco y muy agradable, parecido a la menta. Ya tenéis un fantástico tartar de atún. Bon appétit!

1 comentario:

  1. Nunca he probado el tartar de atún, pero con las pistas que tiene, ya me dan ganas de meterme un trozo en la boca y probarlo. Gracias por tus recetas. Besos.

    ResponderEliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!