14 noviembre 2014

Pastel de calabaza

Pastel de calabaza

Aprovechando que es la época y con eso de que terminó Halloween, qué mejor que preparar un fantástico pastel de calabaza o pumpkin pie para tomarlo como postre o en una merienda en familia o con los amigos. Este tipo de postres caseros siempre salen bien y posiblemente no todos hayamos tenido la suerte de probarlos. Estamos todos más acostumbrados quizás en comer la calabaza de otras formas, por ejemplo en un potaje de calabaza o incluso en una crema de calabaza. Ahora os presento este postre que vosotr@s mismos vais a poder hacer muy fácilmente y al que podéis agregar más o menos azúcar según los gustos. Si hay alguien que no puede tomar azúcar siempre se puede sustituir por un edulcorante líquido.

Pastel de calabaza


Dificultad: baja
Coste: bajo

Ingredientes: (Unas 10-12 porciones)

- 1/2 calabaza mediana (unos 350-400 gramos)
- 6 cucharadas de azúcar
- 4 huevos medianos
- 2 clavos de especia
- Canela en polvo
- 1 bote pequeño de nata para cocinar
- 1 paquete de galletas normales
- Mantequilla o margarina
- Chocolate líquido en bote

Pastel de calabaza


Preparación:
Ponemos el horno a calentar a 180º.

Quitamos la piel de la calabaza y la cortamos a dados. Ponemos una olla al fuego con un vaso de agua e introducimos la calabaza cortada y limpia sin pipas, seis cucharadas de azúcar (si lo queréis más dulce podéis poner 8 cucharadas), los dos clavos de especia, una cucharadita de canela en polvo. Llevamos a ebullición hasta que la calabaza está blanda por completo.

Apartamos y con un tenedor trituramos un poco. No importa que no sea uniforme. A mí me gusta a trozos grandes, queda como más casero, si es que se puede…

Esperamos que temple un poco y añadimos la mitad del bote de nata para cocinar. Mezclamos y agregamos los cuatro huevos. Volvemos a mezclar hasta que esté todo uniforme. Reservamos.

Hacemos la base de galletas triturando medio paquete, o un poco más, y mezclando bien con tres cucharadas de mantequilla. Cuando está la masa uniforme también ya podemos ponerla en el molde.

Yo puse en una fuente, ya que no tengo molde desmontable mediano, papel para horno muy bien puesto encima de la misma fuente de cristal. Sobre el papel puse la pasta de las galletas y la aplané bien. Haciendo una base fina, no gruesa. Metí la fuente en el horno ya caliente y lo dejé durante unos 10-15 minutos.

Saqué la fuente y esperé unos minutos a que enfriara. Una vez fría, echamos la crema de la calabaza a la que previamente le hemos quitado los dos clavos. Metemos al horno y lo dejamos entre 30 y 35 minutos. Pasado ese tiempo, pinchamos con un palillo para ver si ha cuajado y si está cuajado, sacamos y dejamos enfriar.

Una vez frío, desmoldamos con cuidado y ya podemos decorar por encima. Yo le puse azúcar y canela. Luego le pasé el soplete y lo tosté un poco. Por encima le puse unas filas de caramelo líquido. Si vosotros queréis darle brillo con una cobertura para tartas o terminarla de otra forma, siempre podéis hacerlo. Metemos en el frigorífico y esperamos a que enfríe para servir. Bon appétit!

2 comentarios:

  1. Hola! Por la pinta que tiene esta receta fijo que la pongo en práctica en breve. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que si haces esta receta de pastel de calabaza ya no vas a buscar ninguna más. Está riquísimo!

      Eliminar

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!