Te recomendamos

08 diciembre 2014

0

Croquetas de pollo caseras

Receta de croquetas de pollo caseras

Las croquetas de pollo son una de las más fáciles y preferidas de la familia por su sabor y textura cremosa. Siempre podemos prepararla con las sobras de un caldo o haciendo un refrito con la misma carne de pollo bien picada, ajo y cebolla. En este caso, vamos a utilizar sobras de un caldo de pollo para hacerlas, por lo que vamos a conseguir un sabor realmente bueno con un exterior crujiente que las harán irresistibles. También os pueden interesar otras recetas de croqueta como...

- Croquetas de jamón y queso
- Croquetas de rabo de toro
- Croquetas de espinacas de la abuela

Croquetas de pollo caseras


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 250-300 gramos de pollo de las sobras de un caldo
- 1 cebolla
- 3/4 de litro de leche
- 4 cucharadas soperas de harina
- Mantequilla
- Aceite de oliva
- Sal
- Pimienta negra molida
- Nuez moscada rallada

Preparación:
Troceamos bien el pollo, en caso de utilizar el de un caldo, o hacemos un refrito con el pollo picado en una sartén con un poco de aceite, ajo y una cebolla picada.

En una sartén grande, ponemos un par de cucharadas de mantequilla y un chorrito de aceite. Dejamos que se funda la mantequilla y añadimos la cebolla picada. Refreímos bien para que la cebolla esté bien blanda y con un color tostado.

Añadimos las cuatro cucharadas de harina y mezclamos bien. Añadimos poco a poco leche a temperatura ambiente y con ayuda de las varillas vamos a ligar hasta que toda la harina esté disuelta sin grumos. Es normal que nos puedan salir grumos y con las varillas no podamos quitarlos, así que yo suelo meter la batidora y así queda perfectamente ligado. No dejarla tampoco mucho tiempo ya que también trituramos la cebolla.

Añadimos sin dejar de mover, el pollo troceado, un poco de sal, pimienta molida y nuez moscada. Seguiremos moviendo y la bechamel irá espesando, poco a poco. Cuando tengamos una masa consistente apartamos, la ponemos en un plato o recipiente y dejamos enfriar.

Una vez frías, metemos la masa en el frigorífico y tapada con un film transparente para que tome cuerpo.

masa-de-las-croquetas-lista empanar-croquetas-de-pollo

Cuando ya está fría, con ayuda de una cucharilla cogemos un trozo de la masa, le damos forma y la pasamos por huevo batido. Luego la pasamos por pan rallado y terminamos la croqueta. Así hasta acabar con toda la masa o incluso podemos congelarla para otra ocasión. Yo normalmente las hago todas y guardo algunas en un recipiente en el congelador para otro día. Una vez listas las freímos en aceite muy caliente. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!