Te recomendamos

04 enero 2015

0

Galletas de mango natural y chocolate

Galletas de mango natural y chocolate

¿Queréis preparar unas fantásticas galletas de mango natural y chocolate? Os dejo esta receta para que las hagáis en casa de una forma muy simple y que nos van a servir para acompañar copas de helados y postres caseros. He utilizado mango natural, pero si queréis, podemos cambiar la fruta por otra que nos guste, como rodajas de melocotón o piña. Unas galletas naturales y realmente ricas.

Galletas de mango natural y chocolate


Dificultad: baja-media
Coste: bajo

Ingredientes:

- 1 mango maduro
- 1 tableta de chocolate para postres
- 100 gramos de mantequilla
- Fideos de chocolate de colores

Preparación:
Pelamos el mango y lo cortamos a láminas de medio centímetro aproximadamente. El centro del mango es muy fibroso y nos nos sirve, por lo que podemos ir cortando alrededor del mango. Cortamos las láminas a nuestro gusto, en bastones, rectangular o en triángulos, reservamos sobre papel para horno. De esa forma no se pegará luego el chocolate y podremos manejar bien las galletas.

Vamos a preparar el chocolate y podemos hacerlo en el microondas, dando calor con cuidado de no quemar el chocolate o al baño maría. Meteremos la tableta de chocolate para postres en un recipiente de cristal junto a 100 gramos de mantequilla. Derretimos y mezclamos con una varilla. Si lo hacemos en el microondas, hacerlo con intervalos cortos de tiempo y a poca potencia, mezclar poco a poco hasta que se haya derretido todo y esté bien homogéneo.

Si lo hacemos al fuego pondremos una olla con agua a hervir y el recipiente de cristal al baño maría. Una vez el chocolate está mezclado con la mantequilla, ya podemos utilizarlo.

dar-la-vuelta-a-las-galletas galletas-de-mango-natural-y-chocolate

Iremos echando con ayuda de una cuchara el chocolate caliente sobre los trozos de mango hasta cubrir la mitad superior. Lo hacemos con todos y esperamos que se enfríen y cubrimos con fideos de colores. Luego los metemos en el frigorífico hasta que están bien fríos.

Una vez fríos, calentamos de nuevo el chocolate. Sacamos las galletas del frigorífico y repetimos la operación de cubrirlas por la parte contraria. Volvemos a espolvorear con los fideos y las metemos en el frigorífico hasta que estén totalmente duras. Si no termina el chocolate de ponerse duro, las metemos en el congelador y listas para servirlas con nuestros helados. Bon appétit!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!