26 febrero 2015

Pimientos verdes rellenos de patata y chorizo

Pimientos verdes rellenos de patata y chorizo

Vamos a ver cómo preparar unos pimientos verdes rellenos de patata y chorizo que están realmente ricos y os van a sorprender por la suavidad del relleno y el increíble sabor que conseguimos. Es muy fácil de hacerlos y una manera diferente de comer en familia o como entrante de otro plato. Si estamos acostumbrados a hacer un puré de patatas esta receta es una solución fantástica para utilizarlo de una forma diferente. Están espectaculares! ¿Os animáis o ya los habéis probado alguna vez?

Pimientos verdes rellenos de patata y chorizo


Dificultad: bajo
Coste: bajo

Ingredientes: (4 personas)

- 3/4 de kilo de pimientos verdes
- 150 gramos de chorizo
- 2 patatas
- 1 cebolla
- 1 diente de ajo
- Sal
- Pimienta
- Harina de trigo
- Aceite de oliva virgen


Preparación de los pimientos verdes relleno de patata y chorizo:


Limpiamos las patatas y las cocemos en agua con sal hasta que están blandas. Al mismo tiempo que se hacen las patatas, hacemos un pequeño refrito en una sartén con aceite de oliva, el ajo y la cebolla picada finamente hasta que esté todo blando y con un poco de color.

Picamos el chorizo a dados pequeños y lo agregamos al sofrito. Damos un pequeño golpe de calor para que el chorizo suelte un poco de grasa, salpimentamos y apartamos.

refreir-el-chorizo-al-refrito agregar-el-chorizo-a-las-oatatas
rellenar-los-pimientos-con-cuidado sellar-la-parte-exterior-con-harina

Cuando las patatas están listas las pelamos con cuidado de no quemarnos y las aplastamos con un tenedor hasta que tengamos un puré. Le agregamos el refrito a las patatas y mezclamos bien. Probamos para rectificar de sal si hace falta. Ya sabéis que las patatas suelen absorber bastante sal. Una vez tenemos el relleno reservamos.

Lavamos los pimientos verdes y les cortamos la parte superior que es por donde vamos a rellenarlos. Quitamos las semillas y empezamos a rellenarlos con cuidado de no partirlos. Podemos utilizar una cucharilla y con paciencia introducir el relleno.

Una vez están todos rellenos vamos a sellar con harina la parte exterior de los pimientos para que no se deshaga el relleno al freírlos. Para ello simplemente los pasamos por la harina y sellamos bien dando unos golpecitos suaves para que la harina quede bien pegada.

Ponemos una sartén con aceite de oliva y los freímos. Como mejor quedan los pimientos fritos es sin llegar a que estén mucho tiempo y la carne esté ‘al dentes’. Es decir, sin que queden totalmente blandos. Una vez fritos los pimientos rellenos con patata y chorizo, los ponemos sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite y listos para comer. Bon appétit!


Idea de preparación
Si le añadimos un poco de pimentón de la Vera de calidad le damos un sabor extra al relleno que lo hace delicioso!


Consejo de preparación Para que entre más relleno le cortamos las pintas a los pimientos. De esa forma no queda una cámara de aie en el interior y podemos rellenarlos enteros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Siempre se agradecen los comentarios, es una forma de animar a seguir escribiendo. Gracias!